“Ha existido una resistencia de años para crear la reserva”: María Mercedes Maldonado

PUBLIMETRO habló con María Mercedes Maldonado, profesora e investigadora en asuntos urbanos y amiga de la Veeeduría para la protección de la Van der Hammen, sobre lo que viene ahora tras la presentación a la CAR del proyecto de la Alcaldía para la transformación de la reserva

Por Pamela López

La Alcaldía le presentó ayer el proyecto a la CAR, ¿ahora todo queda en manos de la Corporación? reserva Van der Hammen

No, eso no queda aún en manos de la CAR. Es que ellos (Alcaldía) pidieron sustracción y realinderación, y en términos reales, en las normas ambientales, la sustracción es cuando se necesita eliminar el régimen de reserva por razones de utilidad pública.

Es decir, para obras o proyectos de utilidad pública o de interés social mediando una compensación. Es que se entiende, en lo ambiental, que un área protegida, que a veces tiene una extensión muy grande, pues no puede bloquear una vía. reserva Van der Hammen

Para ese tipo de obras o proyectos se estableció, desde las normas ambientales, desde el Código Nacional de Recursos Naturales, en 1974, la posibilidad de sustraer. Ellos –y esto lo sabemos por un trino del director de la CAR, Néstor Franco, porque nosotros aún no hemos visto nada de la documentación– van a pedir sustracción, que me imagino será por las vías y por la realinderación.

La realinderación, después de la resolución del Ministerio de Ambiente, sería la base en la cual ellos estarían trabajando para excluir áreas del régimen de reserva, pero nuestra posición jurídica es que mientras esté vigente la resolución del Ministerio de Ambiente, que en el año 2000 ordenó crear la reserva Thomas van der Hammen, no basta la decisión del consejo directivo de la CAR, sino que tiene que haber un pronunciamiento del Ministerio de Ambiente porque eso se creó por una resolución del Ministerio, basada en unos planos del Ministerio que definieron los límites de la reserva y la CAR no puede pasar por encima de este.

¿Cuáles son las críticas que tienen frente al proyecto? reserva Van der Hammen

Nuestra crítica es que el alcalde está diciendo, o malinformando, que está reorganizando el área de la reserva. Esa reserva se hizo de acuerdo con unos estudios de estructura ecológica principal y de cómo conectar una serie de sistemas ecológicos que hay en el norte, por eso tiene esa forma.

Esa forma no es caprichosa y no es que cualquier alcalde o CAR pueda decir que la cambia porque tiene todo un sentido de conectividad. Lo que hace el alcalde es tomar áreas protegidas, como el cerro La Conejera, el bosque de Las Mercedes y un suelo en torno al humedal Torca-Guaymaral y las áreas que lo protegen, y establece una conectividad que destruye buena parte su sentido.

Lo otro es que buena parte de lo que el alcalde muestra es que por fin va a ganar la ciudadanía, pues hay unos corredores en la mitad de la urbanización. Pero solo muestra la parte verde, pero no que entre lo verde va a haber una especie de Park Way, que nos gusta mucho como espacio urbano, pero es un corredor verde en un área urbana.

¿El proyecto se podría hacer en otra zona? reserva Van der Hammen

Él (Peñalosa) podría hacer ese proyecto en otra parte. La resolución del Ministerio de Ambiente dice que cuando sea necesario cambiar las áreas protegidas hay que justificar esa necesidad, por eso, queremos como ciudadanía que el alcalde nos diga que esa zona no es para hacer un jardín bonito, porque a él le gustan los jardines, sino que nos diga por qué se necesita ese suelo.

De hecho, el Ministerio nos dijo a nosotros que para excluir un área de la reserva se deberá elaborar un documento de sustentación que explique la idoneidad y necesidad de esta medida que debe contener aspectos detallados. Queremos que el alcalde justifique cuál es la necesidad.

Peñalosa siempre ha dicho que la reserva existe en el papel y que los bogotanos no ven un bosque en esa zona. También dice que hay tierra en manos de privados…

Dos cosas: una es el régimen de propiedad del suelo y otra es la realidad. Sí, es verdad, y el alcalde ha manipulado eso, que la gente tiende a creer que la reserva es igual a un bosque, pero ‘reserva’ es un término legal y técnico que quiere decir el área que se protege, se reserva, se deja cuidada para que no sea urbanizada ni explotada con minería, ni algo similar.

El término ‘reserva’ no es sinónimo de bosque, sino sinónimo de algo que se guarda para que no sea urbanizado ni explotado para establecer bosques.

El problema con la Van der Hammen es que ha existido una resistencia horrible durante 28 años de todas las autoridades públicas para crearla. Dicen que los cerros orientales, en la primera mitad del siglo XX, eran un peladero horrible, porque de allá trajeron los materiales de construcción para Bogotá, y pues se restauró y hoy en día, aunque con bosque foráneo, es un espacio hermoso de la ciudad.

Reserva no es igual a bosque, sino para establecer esa conectividad entre los distintos ecosistemas que hay en esa zona.    

¿Por qué hoy no podemos ver un bosque? Porque gente como Peñalosa y gente con intereses inmobiliarios y no ambientales sentada en la CAR, en el Distrito, sentada en el Ministerio de Ambiente, se han opuesto a eso, pero eso no les quita a los ciudadanos tener el derecho de que se concrete.

Lo otro es que la mayoría de las áreas protegidas del país son privadas. Los cerros orientales tienen 15.000 hectáreas y solo 5000 son del Acueducto, el resto son de particulares y si le creemos eso a Peñalosa, pues va urbanizar los cerros porque son de privados. reserva Van der Hammen

En general, muchas de las reservas forestales del país están en manos de privados y hay que ofrecer compensaciones, o compras de suelos, pagos por servicios ambientales, pero ningún juez ha tumbado esas reservas porque estén en suelo privado. reserva Van der Hammen

¿Todo esto que está pasando cómo se relaciona con el POT que se presenta este año? reserva Van der Hammen

Digamos que el POT toma todas las decisiones en materia de ordenamiento espacial físico del territorio y tiene que obedecer determinantes de superior jerarquía como los ambientales, entonces Peñalosa necesita que le quiten ese determinante de superior jerarquía que se llama reserva forestal Thomas van der Hammen.

Supongamos que la CAR y el Ministerio, que a nuestro juicio se quiere lavar las manos y decir que no le toca, pero sí le toca tomar la decisión, dicen que ‘esa reserva no sirve para nada, la acabamos’, de todas maneras eso sigue teniendo uso agrícola y forestal en el POT. Es decir, ellos no pueden construir al día siguiente porque también es un suelo de protección.

Con base en esa decisión, ellos estaban esperando presentar el estudio, el Concejo de Bogotá debe volver ese suelo de expansión urbana y quedaría sujeto a planes como el de Lagos de Torca o planes parciales que son el último plazo para poder urbanizar. O sea, para ver casas ahí todavía falta la decisión de la CAR, la decisión del Ministerio de Ambiente, la decisión del Concejo, que en realidad es un Concejo de bolsillo, la aprobación del POT y la aprobación de los planes parciales y zonales para poder siquiera, un día, tener alguna licencia.

Por supuesto, todas las demandas que entregaremos también estarán ahí.

¿Cómo se van a mover jurídicamente? reserva Van der Hammen

Antes no podíamos hacer mucho, pero ya con la presentación de la propuesta, pues podemos definir el camino.

Ambiente le exige a la CAR un proceso fuerte de participación ciudadana y le vamos a exigir que lo reglamente, y vamos a estar ahí defendiendo el derecho colectivo del medioambiente hasta donde nos den los ánimos y nos lo permita la ley. 

Más noticias sobre la reserva Van der Hammen 

 

 

MÁS NOTICIAS DE BOGOTÁ Y EL PAÍS, AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo