En la mente de los asesinos y abusadores más crueles de Colombia

Por: Ginna Rincón-Pamela López

Por Publimetro Colombia

Niños y adolescentes en Colombia no dejan de ser víctimas de abuso y violencia sexual, y las cifras lo confirman. Abusadores y asesinos en serie en Colombia

Según datos preliminares de Medicina Legal, en lo corrido de este año han muerto en el país por causas violentas 56 menores de 18 años. abusadores y asesinos seriales en Colombia. 

Bogotá, Soacha y Chía han estado en el ojo del huracán en las últimas semanas debido a casos como el de Camilo Revelo, quien violó a dos pequeñas de un hogar del Bienestar Familiar; y el de Aléxander Ospino, quien raptó y asesinó a su hijastra.

Estos dos hombres, por su comportamiento e historial, podrían pasar a integrar la lista de abusadores y asesinos seriales en Colombia. 

Si bien son hechos que mueven a todo un país, la pregunta que siempre queda es: ¿por qué estos hombres actúan de esa manera?, ¿Son posibles abusadores y asesinos seriales en Colombia?

Los actos de Revelo y Ospino trajeron de nuevo a la mente crímenes como el de Luis Santiago, las seis niñas de Rincón, Suba, y el de Yuliana Samboní, muertes que no se pueden olvidar, así como el actuar de sus victimarios a quienes los expertos  Belisario Valbuena, perfilador criminal, y Santiago Amaya Nassar, psicólogo con máster en Evaluación Psicológica Forense, les realizaron un perfil criminal,  en el que profundizan en los rasgos de sus personalidades.

Analizamos en estas páginas siete casos sonados, algunos sin resolver, perpetrados por criminales que son capaces de camuflarse en la sociedad sin que nadie note que están ahí y que, bien podría decirse, son lobos con piel de oveja. Los posibles abusadores y asesinos en serie en Colombia. 

Orlando Pelayo

Uno de los casos más recordados en el país es el de Luis Santiago, el pequeño de ojos azules y ocho meses asesinado en Chía por su padre, Orlando Pelayo.

Este hombre, quien logró engañar no solo a los medios de comunicación, sino a la comunidad con su comportamiento ante este aberrante hecho, puede ser considerado un psicópata. abusadores y asesinos en serie en Colombia. 

Belisario Valbuena explicó: “Orlando Pelayo tiene los rasgos típicos del psicópata en relación con su carencia de empatía. Algo que llamó la atención de los investigadores fue la manera en la que se refería a su hijo ante los medios de comunicación, pues siempre pidió que ‘devolvieran el bebé’, pero nunca pidió que le respetaran la vida o que no le hicieran daño, que es lo que comúnmente haría un padre empático”.

“Ese fue un primer indicador para los investigadores, quienes empezaron a analizar el lenguaje verbal de Pelayo y gracias a eso lo pusieron en la lista de sospechosos. Cuando lo confrontó el personal de la Policía, él mismo admitió que mandó a desaparecer el bebé para deshacerse de él” agregó Valbuena.

Pelayo es el típico psicópata que ve a su propio hijo como un estorbo para sus fines, que no le importa quitarle la vida (…) Generalmente, estos son sujetos que no tienen la capacidad de responder por sus acciones”, afirmó el experto.

abusadores y asesinos en serie en Colombia.

Rafael Uribe Noguera

El caso de Yuliana Samboní es uno de los que más marcó a los bogotanos. Rafael Uribe Noguera, un hombre exitoso, de buena familia, educado y con buena posición social usó eso a su favor para asesinar y abusar sexualmente de la pequeña de siete años.

Sobre él, Valbuena asegura que Uribe Noguera “tiene rasgos psicopáticos o lo que en psicología y psiquiatría se conoce como trastorno antisocial de la personalidad. Es la incapacidad de no sentir empatía ni consideración por el otro, de no respetarlo. Son sujetos que quieren conseguir placer a cualquier costo, que lastiman a los demás, no reconocen al otro como un humano, lo ‘cosifican’ y la mezcla de estas variables crearon el monstruo en el que se convirtió”. abusadores y asesinosen serie en Colombia. 

El experto  explica que  Uribe Noguera es lo que se conoce como un psicópata integrado, que es el más peligroso, porque “puede ser cualquiera, tienen un círculo de amigos, son exitosos, socialmente encantadores y son personas cariñosas, pero esconden esa faceta de monstruo”, enfatizó. 

“Él estaba consciente de lo que hizo. Si se hubiera arrepentido, tapa a la niña con una sábana y no la hubiera dejado desnuda, porque eso es una forma de humillarla y lo que él hizo fue ocultar el cadáver y tratar de borrar evidencia en un acto desesperado”, añadió. abusadores y asesinos en serie  en Colombia. 

Andrea Esperanza Valdés, la 'Bruja'

Jéssica Mayerly Alza, de 16 años, fue atacada a puñaladas a manos de Andrea Esperanza Valdés, conocida como la ‘Bruja’, porque supuestamente la menor “se metió con su compañero sentimental”.

Valdés actuó en complicidad con su hermano y su madre, con quien también practicaba artes oscuras. Santiago Amaya Nassar, psicólogo con máster en Evaluación Psicológica Forense y Penitenciaria y director académico de la Asociación Colombiana de Criminología (ACC), explicó que Valdés podría presentar un trastorno de personalidad esquizotípico, como posible explicación de tendencia a la brujería y comportamiento violento.

Según el experto, un pensamiento esotérico por sí mismo no implica mayor probabilidad de comportamiento violento, pero junto a variables patológicas de un trastorno mental pueden llegar a presentarse actos como el asesinato. abusadores y asesinos en serie en Colombia. 

Andrea decidió esconder el cuerpo y la solución fue meterlo en una maleta y cortarle las piernas con un serrucho para que pudiera caber. “Lo que le hizo al cuerpo presenta un patrón pragmático enfocado a un fin funcional: eliminar la evidencia”, recalcó Amaya.

Fredy Valencia, el ‘Monstruo de Monserrate’

Fredy Armando Valencia Vargas,  conocido como el ‘Monstruo de Monserrate’,  convencía a sus víctimas (mujeres) para hospedarse en su cambuche, ubicado en el centro de la capital, con el fin de pedirles “favores sexuales”.

Pero además, las asfixiaba, violaba, descuartizaba y sepultaba en basura. Muchas veces  atraía a estas mujeres ofreciéndoles droga.

Valencia hace parte de esa lista de abusadores y asesinos seriales en Colombia. 

Amaya explicó que el ‘Monstruo de Monserrate’, a quien se le atribuyen 11 homicidios,  presenta fuertes tendencias de psicopatía, marcado por narcisismo, falta de remordimiento, ausencia de empatía, impulsividad y comportamiento sexual riesgoso.

Asimismo, el especialista forense recalcó que el comportamiento sexual desviado puede deberse a una parafilia patológica, la cual lo afecta tanto a él como a terceros, en este caso sus víctimas. 

Esta parafilia podría haber estado acompañada de un sadismo sexual, es decir, que el daño y maltrato a las víctimas genera placer sexual.

“A pesar de todo, Fredy Valencia no debe ser tildado de ‘monstruo’, pues elimina el proceso de consideración y reflexión que se debe tomar desde la ciencia y la sociedad sobre este tipo de personas, no solo en el sentido policial, sino en el preventivo de cómo evitar que estos casos se vuelvan a dar”, añadió Amaya.

Aléxander Ospino

Alexánder Ospino confesó haber asesinado y enterrado –en una zona boscosa de Chía (Cundinamarca)– a su hijastra de cuatro meses. Así se lo confesó a la Policía cuando fue capturado el 20 de febrero de 2018.

El agresor raptó a la pequeña tras discutir con su entonces compañera. abusadores y asesinos en serie en Colombia. 

Amaya Nassar expresó que es probable  que Ospino tenga un trastorno mental, posiblemente de personalidad,  ya que sus comportamientos pueden estar relacionados con un trastorno límite, paranoide o antisocial.

“En la información que se presenta, no hay indicios de trastornos psicóticos que indiquen una personalidad salida de la realidad, sino por el contrario, claridad en los comportamientos. Lo que quiere decir que sí sabía lo que estaba haciendo y tenía conciencia de sus actos”, recalcó, añadiendo que  sería de gran importancia en el caso de Ospina explorar su historia de vida, puesto que este comportamiento es un extremo en agresores de pareja y familia, donde se llega al asesinato de la víctima.

Por lo anterior, es posible que se presente un perfil de maltratador de pareja antisocial y violento, donde no hay respuesta empática a la pareja ni a sus familiares cercanos.

abusadores y asesinos seriales en Colombia. 

Luis Alberto Malagón,‘Sádico del Rincón'

Yulie Yesenia Chacón, Andrea García López, Nini Johana Moncada, Yolanda Perdomo y Lid Consuelo Pineda tienen mucho en común: todas eran adolescentes, entre los 11 y 17 años de edad, vivían en el barrio Rincón, en Suba, y fueron víctimas de Luis Alberto Malagón, el hombre que presuntamente las asesinó y de quienes abusó sexualmente entre 1997 y 1998.

Malagón, a quien apodaron el ‘Sádico del Rincón’, según Belisario Valbuena, “tiene todas las características del asesino serial, con el agravante de que la justicia aún no le ha comprobado su responsabilidad por el asesinato y violación de las seis niñas de Suba. Pese a que en el momento de su captura –lo recuerdo muy bien, ya que en esa época yo trabajaba en el DAS–, uno de los testigos era su propia hija quien narró, precisamente, que en el cuarto donde él se encerraba se escuchaban chillidos y gritos, él aseguraba y manejaba el tema diciendo que eran los gatos del vecino.

abusadores y asesinos en serieen Colombia. 

Él tiene las características del asesino serial. Lamentablemente es juzgado solo por el homicidio de su esposa, pero sin lugar a dudas, tiene esas características. Tiene una ‘preferencia’ debido a que sus víctimas son muy parecidas entre sí. Muchas tienen pelo negro, ojos oscuros, cierta estatura y cierta edad, más o menos entre los 11 o 17 años. Su motivación para matar no fue económica ni religiosa, sino  personal, fue para satisfacer su placer, pues él era un sujeto que se satisfacía sexualmente con estas niñas porque no solo las violaba, sino que las desmembraba y eso le producía placer. De hecho, a algunas de ellas las sacó en bolsas de basura y aún están desaparecidas, nunca encontraron sus cuerpos, lo que quiere decir que tuvo la conciencia forense y la pericia para no dejar rastro y no ser detectado.

Estas son personas psicopáticas integradas a la sociedad y no se duda de ellos porque tienen familias conformadas, pero ellos tienen una doble vida. El asesino serial tiene algo que se denomina conciencia forense y es precisamente eso que hace para no ser detectado ni descubierto. Malagón no asesinó a su hija porque sabía que podía ser capturado y se habría acabado su carrera criminal, además de perder su fachada, por eso el asesino serial no ataca a su familia”.

abusadores y asesinos en serie en Colombia. 

Camilo Revelo, El 'Monstruo de Soacha'

Camilo Revelo apareció en las primeras planas de los medios hace dos semanas por su aberrante caso. Este hombre de 25 años fue acusado de abusar sexualmente, maltratar e infectar con VIH a dos niñas de un hogar del Icbf. abusadores y asesinos en serie en Colombia. 

Revelo sería reconocido como un abusador serial porque, según Valbuena, “tal vez tuvo contacto con, al menos, unos 40 niños en ese hogar del Icbf y pudo abusar de más niñas. La mayoría de los pedófilos, y esto lo digo con conocimiento de causa porque los he estudiado muy bien, buscan el contexto donde pueden captar o acercarse a las víctimas sin ser detectados. Muchos enamoran mujeres que son madres comunitarias precisamente para acercarse a los niños, para tomarles fotos pornográficas o para accederlos carnalmente. Este es un caso similar, pese a que Revelo tiene una corta edad, y eso llama la atención porque los pedófilos no empiezan tan jóvenes, sino a los 35, 40, 50 o 60 años, este sujeto empieza joven porque tiene el acceso a las menores.

abusadores y asesinos en serie en Colombia. 

Hay varias características del criminal sexual en su modus operandi: uno es a través de la seducción, ese es el sujeto que les regala cosas a los niños, que los enamora, les da regalos, les dice que no le digan nada a nadie sobre lo que les hace; el otro es el que usa la agresión, como el caso de Revelo, entonces estos sujetos amenazan. Ellos  someten en caso de que los pequeños se lleguen a revelar, como era el caso de esta persona”.

Karen Abudinen, directora del Instituto de Bienestar Familiar, aseguró por medio de Twitter: “Gracias al trabajo de seguimiento permanente que hacemos desde el Icbf y a la articulación con las demás autoridades, la Sijín capturó al presunto abusador y fue llevado a los calabozos de la estación de Policía de Soacha”. También añadió: “Desde el Icbf brindamos atención psicosocial a niñas víctimas de violencia sexual en un hogar sustituto de Soacha, y adelantamos el Proceso Administrativo de Restablecimiento de Derechos de ellas y de otros cinco niños que estuvieron en el lugar, incluidos dos hijos de la madre sustituta”.

Uno de los agravantes en este caso es que está infectado de VIH y “es posible que haya sido víctima de abuso sexual, pero esto no es una justificación para lo que hizo (…) Sin embargo, es claro que pudo sufrir de algo más que abuso y si lo fue tuvo que ser violento”, añadió Valbuena. 

abusadores y asesinos seriales en Colombia.

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y BOGOTÁ AQUÍ 

Acá puede conocer más sobre los abusadores y asesinos en serie en Colombia

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo