Cinco asesinatos de niños que han marcado a Colombia

Por Publimetro Colombia

La muerte de la pequeña de cuatro meses en Chía, en Cundinamarca, volvió a poner sobre la mesa la necesidad de ajustar la ley y endurecerla cuando se presentan este tipo de hechos. También regresan a la mente esos asesinatos atroces que han marcado a nuestra sociedad en el último año y que no deberíamos olvidar.

Muerte en chía

Tras varios días de búsqueda, la Policía dio el lunes con el paradero de Alexander Ospina Castro, el hombre señalado de raptar y asesinar a la bebé de cuatro meses de quien era padrastro. Castro, según las autoridades, habría confesado el atroz crimen: “Durante la captura, el hombre manifestó haberle quitado la vida a la menor y haber sepultado el cuerpo en zona montañosa del municipio de Chía, hecho que fue confirmado por las unidades de investigación criminal”, explicó la Policía de Cundinamarca a través de un comunicado de prensa.

Yuliana Samboní

La muerte de Yuliana Samboní ha sido una de las que más ha marcado a los colombianos. El crimen cometido por Rafael Uribe Noguera, quien fue trasladado a la cárcel de máxima seguridad en Valledupar hace un par de semanas, también marcó un ejemplo debido a la condena ejemplar que se le dio a su victimario.

Yuliana murió un 4 de diciembre luego de ser raptada en el barrio Bosque Calderón en Bogotá por Uribe Noguera. La familia Samboní, quien ahora vive en Cauca, aseguró a esta medio que no sabe si podría perdonar y superar la muerte de la pequeña.

Sarita

Sarita, la pequeña de tres años que fue torturada y violada en Armero Guayabal es una de las niñas más recodadas en el país porque entró a hacer parte de la lista de atroces asesinatos en los que familiares cercanos estuvieron involucrados. Tras varias semanas de investigación, la Policía capturó a los padrinos de la niña quienes fueron señalados de ser los autores materiales de los hechos. Se espera que también reciban una condena ejemplar.

El caso de Segovía, Antioquia

La muerte del pequeño de cuatro meses en Segovia, Antioquia, provocó que la comunidad se manifestara en contra de los asesinatos a menores de edad por medio de una multitudinaria marcha que realizaron cuando se supo que Yony Alexánder Menéses enterró vivo al niño. Si bien el caso aún está en proceso, se espera que el hombre, quien habría confesado el crimen, también reciba una condena ejemplar.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo