Preocupación en Bogotá por casos de suicidios

Los capitalinos pueden acudir a la línea 123 para buscar ayuda profesional en caso de tener este tipo de ideas.

Por Ginna Rincón

Según cifras entregadas por el Instituto de Medicina Legal, Bogotá ocupa el segundo puesto en casos de suicidios, que se han reportado en lo corrido del año en todo el territorio nacional.

Antioquia presenta la mayor cantidad de casos, con 240 reportes; seguido de la capital, con 197; el Valle del Cauca, con 149; Santander, con 98 y Cundinamarca 85.

El estudio, publicado por Colprensa, reportó que entre enero y agosto de este año se han presentado 1551 suicidios. Según las estadísticas se trata de 1263 hombres y 288 mujeres. Es de mencionar que en el 2016, para el mismo para el mismo periodo se registraron 1314 casos.

De acuerdo con las cifras, la mayor cantidad de casos se presentaron en adultos, en edades entre los 20 y 24 años con 237 reportes, seguido de 181 casos entre el rango de edad de los 25 a los 29.

No obstante, las estadísticas en menores de edad también son preocupantes, debido a que se presentaron 67 casos de niños entre los 10 y 14 años, frente 98 hechos con menores entre los 15 y 17 años.

Medicina Legal indicó que entre las razones por las que estas personas tomaron está difícil decisión se encuentran en primer lugar la enfermedad física o mental, con 210 casos; conflicto con la pareja o la expareja, con 168; desamor, con 106; seguido de casusas económicas, duelo y asuntos escolares. Es de recalcar que en cerca 856 casos, de los ocurridos durante este 2017, se desconoce el motivo de esta dura decisión.

Medicina Legal expresó que la mayoría de personas decidieron terminar con su vida por “generadores de asfixia, seguido de tóxicos, arma de fuego, golpe contundente, objeto cortopunzantes y cortantes”.

 

Línea de ayuda para los capitalinos

 

En Bogotá, los ciudadanos que tengan episodios o ideas suicidas se pueden comunicar al Número Único de Seguridad y Emergencias (Nuse), más conocido como “el 123”, pues allí la Secretaría de Salud dispone de un equipo de profesionales para atender la situación. Es de recalcar que a este número también se comunican los amigos o familiares de personas con riesgo de caer en esa situación y buscan ayudarlos.

A parte de la Secretaría de Salud, en el 123 también están presentes: Policía, Movilidad, Bomberos y Gestión de Riesgos.
“Efectivamente las personas pueden acudir a línea 123 para todo lo que tiene que ver con urgencias de trastornos mentales y del comportamiento; incluyendo lo que tiene que ver con conductas suicidas… Cabe resaltar que no necesariamente una persona que presentan estas conductas tienen de base un trastorno mental”, le explicó a PUBLIMETRO Ingrid Ospina, psicóloga del equipo del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue).

Una vez las personas llaman en busca de ayuda, los psicólogos inician su labor para evitar una tragedia.

“Muchas de las llamadas que recibimos son de los seres queridos de las personas que están contemplando el suicidio, en ese caso les preguntamos dónde está su ser querido para ayudarlo… Cuando la persona que llama es quien está sufriendo episodios, normalmente está en crisis, por lo que normalmente la persona no da la ubicación. Allí entra la habilidad de los profesionales para que la persona dé los datos de dónde está y así poderla trasladar a un centro médico que tenga unidad mental para brindarle ayuda”, expresó Ingrid Ospina, quien recalcó que a diario reciben en promedio cerca de 155 llamadas relacionadas con episodios suicidas.

 

Señales de alerta

 

La psicóloga del Crue recalcó que “es falso que la persona que presentan conductas suicidas no manifiestan señales” por lo estas son algunas de las manifestaciones para entrar en alerta:

 

-La persona que le gustaba socializar, salir y hablar empieza a cambiar – paulatinamente, pues los cambios no se dan de un día para otro.

-Empiezan a presentar irritabilidad frente a todo.

-Tienen episodios contantes de tristeza.

-Cuando poco a poco se sumergen en la soledad.

– Las personas dejan cartas de despedida, venden todo y pagan sus deudas para dejar todo organizado.

 

“Hay que tener en cuenta que una cosa son es idea que la persona puede tener de terminar con su vida, otra la amenaza, el plan y por último el intento”, agregó profesional.

Por ello es importante buscar ayuda y hablar antes de que un pensamiento termine en un acto irremediable.

 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo