Estas son las señales de alarma que los niños manifiestan cuando son víctimas de abuso

Recientemente se han conocido casos en la capital del país relacionados con agresiones a menores de edad.

Por Ginna Rincón

Los casos abuso sexual en Bogotá, donde los menores de edad son el blanco, parecen no terminar, pues cada día salen a luz acontecimientos que nadie quisiera escuchar.

En las últimas horas se conocieron los dos hechos más recientes de abuso, en los que las autoridades lograron intervenir hasta atrapar a los pederastas. Los casos son aislados.

El primer suceso ocurrió en la en un colegio de la localidad de Usme, en el sur de la capital.

Según las investigaciones, un profesor, quien al parecer hacía pasantías en la institución, tocaba las partes íntimas de sus pequeñas alumnas mientras les hacía evaluaciones.

De acuerdo con la Fiscalía, el sujeto, identificado como Eliécer Flautero Vega, aprovechó su situación de docente para realizar, en varias oportunidades, tocamientos libidinosos a tres niñas de: ocho, siete y seis años.

La investigación inició luego de que la Policía recibiera una denuncia de abuso, pues una de las niñas le habría comentado a su mamá que el profesor les metía la mano en el bicicletero para tocarla.

El presunto abusador fue cobijado con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario por el delito de actos sexuales abusivos con menor de 14 años en concurso homogéneo y sucesivo, cargos que no aceptó.

De otro modo, el segundo hecho de abuso, que se conoció en las últimas horas, está relacionado con una pequeña de cuatro años.

Según las autoridades, los hechos venían ocurriendo desde agosto 2016, cuando la compañera sentimental del presunto agresor, identificado como Juan Carlos Guzmán, comenzó a cuidar a una pequeña de cuatro años.

Al parecer, cuando la mujer no estaba presente en la casa, el hombre invitaba a la niña a hacer “juegos malos”, en los que le realizaba tocamientos indebidos y la incitaba a hacerle lo mismo.

Guzmán Lerma, fue cobijados con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario, por el delito de actos sexuales con menor de 14 años agravado en concurso homogéneo y sucesivo.

El sujeto aceptó la responsabilidad que la Fiscalía le imputó.

 

¡Alarmante!

Estos dos hechos se revelaron justo un día después de que la ONG austríaca Aldeas Infantiles SOS anunciará que más de 58 mil menores de edad son víctimas de abuso sexual cada año en Colombia.

“Más del 76 % de los casos de abuso sexual infantil ocurren al interior de los hogares, donde los victimarios son los mismos familiares o personas cercanas”, indicó la directora nacional de Aldeas Infantiles SOS, Ángela Rosales.

Según el informe de la ONG, las ciudades de Cali (suroeste), Bogotá (centro), Medellín (noroeste) y Cartagena de Indias (norte) son las que más reportan casos de abuso a menores.

En Colombia, por cada diez casos de abuso sexual infantil solo tres son reportados, por lo que las autoridades reiteran el llamado a denunciar.

 

Por su parte, Annie de Acevedo, psicología familiar, amplió más esta información en entrevista con PUBLIMETRO: 

¿Cuáles son las señales que manifiestan los menores cuando son víctimas de abuso sexual?

Al niño se le empieza a ver un cambio de humor, de manera de ser; se vuelve irritable y llora aparte.

Otra señal es cuando el niño se empieza a tocar mucho sus genitales o por el contrario no quiere que nadie lo toque, ni lo vea cuando se está bañando.

Por ejemplo, en el caso de las niñas se puede ver porque hay inflamación o algo diferente en los genitales.

 

¿Qué medios utilizan los niños para comunicar sus emociones?

En psicología uno puede darse inmediatamente de lo qué está pasando, porque el niño empieza a pintar toda clase de cosas asociadas con el acto sexual. El niño pinta como si estuviera una persona encima de la otra o una mano que toca.

La pintura es una expresión clara de sus sentimientos, los niños expresan todo por medio de sus dibujos. A partir de los cuatro años empiezan a comunicarse de este modo.

 

¿Cómo deben reaccionar los papás ante un posible caso de agresión sexual?

Los padres deben preguntarle al niño suavemente si le ha pasado algo.

Hay que hablarles de sus partes privadas y recalcarles que nadie los deben tocar, porque muchas veces son los familiares quienes realizan este tipo de abusos.

A los menores siempre hay que creerles y tomarlos en serio, porque ellos son muy trasparentes ¡El niño no inventa!

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo