¿Bogotá está preparada para un terremoto como el de México?

La capital tiene hasta un plan de emergencia por si se presenta un evento de este tipo, lo que nunca podrá saber es cuándo lo va a necesitar

Por Publimetro Colombia

Los daños de la catástrofe ocurrida en México aún son incalculables. La tragedia ha generado solidaridad en diferentes partes del mundo, dado el escenario tan devastador que hoy enluta a cientos de familias.

Es difícil imaginar qué pasaría en la capital de nuestro país si ocurriera un terremoto de dimensiones similares a estas. No obstante, todos debemos estar preparados ante cualquier tipo de emergencia.

Para ampliar un poco esta situación, consultamos al profesor Germán Prieto, del departamento de Geociencias de la Universidad Nacional de Colombia, quien aseguró que el evento “podría tener efectos similares a los vividos en Ciudad de México”.

El docente explicó que Bogotá esta “construida sobre antiguos depósitos de lago, que amplifican las ondas sísmicas como ocurre cuando se sacude una gelatina y, como consecuencia del movimiento y el tipo de suelo, algunas zonas de la ciudad pueden sufrir licuefacción (que es cuando el suelo se comporta como un líquido denso por la vibración del terreno). Así como México, Colombia ha ido mejorando y actualizando su construcción sismorresistente, pero una gran cantidad de edificios antiguos no han hecho las adecuaciones necesarias (probablemente por su costo y el tiempo requerido para hacerlo) y son estas estructuras las que pueden sufrir daños significativos”.

El profesor Prieto también  indicó que “las entidades del distrito y nacionales han mejorado sus protocolos. Muestra de ello son los simulacros que se han hecho en años recientes”.Sin embargo dice que un evento catastrófico siempre va a causar problemas para una ciudad tan grande como lo es Bogotá. Por ello recalca la importancia de estar preparados.

Bogotá, ¿qué tan vulnerable es?

Bogotá no es inmune a un evento de este tipo.ogotá no es inmune a un evento de este tipo. Poveda comenta que  “según los mapas de amenaza sísmica, Bogotá se encuentra en una zona de amenaza intermedia. Esto quiere decir que a partir de lo que se conoce actualmente y de los registros históricos, Bogotá ha sufrido terremotos que hoy pueden causar daños y perdidas humanas. Lo mejor es prepararse, atender el llamado de las autoridades para realizar los simulacros que se planean en Bogotá y otras ciudades. Y tener claro que hacer antes, durante y después del terremoto. Es importante hacer caso omiso a mensajes, cadenas, etc. Que buscan desinformar y generar alarma y confusión. Infórmese a través de fuentes oficiales como el Servicio Geológico Colombiano”


P&R

Consultamos al profesor Omar Cardona, investigador del IDEA de la Universidad Nacional Sede Manizales, sobre la vulnerabilidad de Bogotá frente a un terremoto y esto nos dijo: 

¿Bogotá puede sufrir un terremoto como el de México?

Claro que sí, lo que no se puede saber es cuándo. Pero sí se puede saber cuál es el entorno geológico, el tipo de sismos que han ocurrido en el pasado y lo que se ha presentado o lo que se puede presentar. Además hay estudios y mapas de riesgo detallados de edificación por edificación que proporcionan información de los daños que se podrían ocasionar. Obviamente, Bogotá puede tener sismos de las mismas características como el de Ciudad de México, además porque tiene suelos muy similares a la capital mexicana, muy blandos y en donde la amplificación sísmica es muy alta. Es decir, que el escenario de la Ciudad de México, e incluso peor, perfectamente se puede presentar en Bogotá.

¿A qué se refieren cuando se habla de amenazas sísmicas?, ¿Bogotá las tiene?

Para hacer las normas sísmicas del país, que son las normas que se deben usar para construir en cada ciudad y en cada sitio, se tiene que hacer un estudio de amenaza sísmica, que lo que hace es decir dónde se pueden esperar eventos con mayor intensidad sísmica. Es una zonificación del país de acuerdo a la probabilidad de que se presenten terremotos de cierta intensidad y ese mapa se convierte en un insumo constante a la hora del diseño y la construcción sismorresistente. Pero, a parte de eso, la ciudad ha hecho estudios de microzonificación sísmica. Es decir, que la ciudad, a parte de eso, dentro de la misma ciudad sabe cómo puede tener una intensidad sísmica y puede saber cómo cambia de una zona a otra dependiendo de las edificaciones que estén en cada una de las microzonas. Con esos estudios se determinan cuáles son los requisitos o exigencias de construcción sismorresistente que deben tener las edificaciones que se van a construir nuevas, pero también se puede saber con esos valores de intensidad sísmica cuáles son las demandas y cómo va a hacer de duro el evento para las construcciones que ya existen y para poder saber si son vulnerables o no para ese tipo de eventos que puedan ocurrir en el futuro. Incluso se sabe en dónde más se podrían presentar daños dependiendo de la zona en donde venga el sismo y se sabe de escenarios de las posibles personas que puedan ser afectadas, de colapsos que pueden ocurrir en la ciudad y de personas que pueden fallecer para que los servicios de emergencia sepan cuántos heridos.

Con esta información, ¿podemos decir que Bogotá está preparada para un terremoto?

No, una cosa es tener los estudios y lo otro es estar preparados. Tener los estudios es un paso muy importante para tener un plan de emergencia y el Idiger es un instituto que viene trabajando desde hace años el tema a fondo. Tiene los planes de contingencia para el momento en el que eso ocurra, acá se han hecho simulacros y todo eso se ha hecho en Bogotá desde hace años, pero lo que pasa es que la gente no se acuerda.

Ahora bien, esto no es garantía de que no vaya a pasar nada en Bogotá. Tampoco es garantía de que la respuesta de emergencia sea perfecta y en estos casos ninguna ciudad del mundo no está completamente preparada; es que si no estaban preparados los japoneses con ese terremoto y el maremoto que sufrieron, y hasta Ciudad de México ha trabajado en eso, lo que ha pasado igual nos da para pensar que esto puede suceder en cualquier lugar del mundo y ninguna está preparada para una catástrofe de esa magnitud.

¿Bogotá está cerca de alguna falla?

Claro, Bogotá está muy cerca de la falla frontal de la Cordillera Oriental y en esa hay sitios en donde la distancia a Bogotá no es más de 50 kilómetros. También está la falla de Guaicaramo, la falla de Villa María que son las que están en el pie de monte llanero, eso es en donde terminan la Cordillera Oriental y empiezan los Llanos toda esa zona está llena de fallas geológicas muy importantes y fuertes que pueden afectar a Bogotá ante un movimiento sísmico. Bogotá es una ciudad que en 1917 tenía 100.000 habitantes y 30.000 tuvieron un éxodo frente al terremoto de ese año, pero ahora es una ciudad de más de nueve millones de habitantes imagínese lo que puede pasar en Bogotá. En 1923 hubo un terremoto en importante en Bogotá

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo