Los líos del relleno sanitario Doña Juana parecen no tener solución

El alcalde quiere seguir con el funcionamiento del botadero durante varias décadas más.

Por Publimetro Colombia

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, reafirmó su posición de seguir operando el relleno sanitario Doña Juana durante varias décadas más. El anuncio lo realizó durante el debate de control, al que fue citado por la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes, para tratar la problemática que gira alrededor de este controversial tema.

“Los estudios demuestran que Doña Juana podría operar unos 60 años más”, aseveró el mandatario durante el debate, quien a la vez manifestó su deseo de expropiar a las familias que viven alrededor del botadero para continuar con su vida útil, dado que los afectados han sido enfáticos en que “no van a ceder un centímetro de su tierra” para ello.Los habitantes de las localidades de Usme y Ciudad Bolívar, que viven en inmediaciones del relleno, aseguran que el lugar ya no da más.Es importante recordar que su voz de protesta salió a relucir luego de que se realizara una manifestación en la que hicieron públicos los problemas ambientales y de salubridad que los aquejan a diario.

Sin embargo, esta no es la primera vez que Peñalosa menciona su intención de continuar con la operación del relleno citando estudios. Frente a ello, el representante a la cámara, Inti Asprilla, mencionó en diálogo con PUBLIMETRO que “una cosa es lo que dice el alcalde y otra lo que dicen las normas ambientales, ya que desde hace tiempo se ha advertido el final de la vida útil del relleno sanitario de Doña Juana”.Asprilla, quien citó al alcalde para la diligencia de control, agregó que la última licencia ambiental que se le entregó al Distrito “se le envió bajo la condición de buscar otro sitio diferente al relleno sanitario antes del año 2022… Esto va en contravía de la intención del alcalde de prolongar varios años más el relleno”.

Están desesperados

No es un secreto para nadie que los malos olores, junto con la proliferación de moscas y roedores, los tienen al borde de la desesperación.

Sin embargo, para Peñalosa “no es cierto que haya evidencia de problemas de salud causados por el relleno Doña Juana, distintos a los que existen en cualquier parte de la ciudad. No hay evidencia científica ni epidemiológica de que eso esté ocurriendo”.

 

Tocarán el bolsillo de los bogotanos 

El alcalde ha sido reiterativo con que el actual operador de Doña Juana, Centro de Gerenciamiento de Residuos (CGR), no ha cumplido con su función, lo que, supuestamente, ha desencadenado el problema de la proliferación de moscos a causa de un derrumbe en el 2015 por el mal manejo del relleno.

Precisamente, en las últimas horas, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios le impuso una multa por más de $1060 millones al operador de Doña Juana, por fallas en la disposición final de los residuos en el relleno sanitario.No obstante, pese a las criticas del alcalde al operador este ha pensando en darle un empujón, pues tiene la intención de aumentar las tarifas de aseo, para que aparentemente se garantice la operatividad del relleno.“Este ajuste tarifario sería del 30%, pero esto de ninguna manera implica que ese sería el aumento en la tarifa del aseo. Es decir, en el peor de los casos se le incrementaría $1000 en el recibo de un ciudadano”, argumentó Peñalosa.

Este reajuste en la tarifa que deberán pagar los capitalinos se vería reflejado el próximo año.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo