Inundación del deprimido de la 94 fue por una falla humana, según el IDU

El subdirector de Infraestructura de la entidad, Francisco Uribe, comentó que el operador que debía prender las bombas no estaba en su momento. Habrán sanciones para el contratista

Por Pamela López

Las lluvias en Bogotá no dieron tregua y le pasaron factura al deprimido de la 94. La obra, que se inauguró hace un poco más de dos meses, se inundó e incluso un bogotano tuvo que ser rescatado por la comunidad al verse atrapado en medio del agua.

Aunque las autoridades hicieron presencia en el lugar lo más rápido posible, pues el Cuerpo Oficial de Bomberos, el IDU y Movilidad trabajaron en conjunto para que la situación fuera superada en tan solo 12 minutos y el tránsito se restableciera, las críticas y las preguntas de por qué la obra no resistió no se hicieron esperar .

Ante esto, Francisco Uribe, subdirector de Infraestructura del IDU, comentó que “tuvimos un problema con el contratista que está operando en este momento la estación de bombeo que aún no se ha entregado al IDU y al Acueducto. El problema es que el operador, que tenía que estar prendiendo las bombas, no estuvo pendiente al momento que inició el aguacero y eso fue lo que ocasionó la inundación”.

El funcionario aseguró que esto “no fue un problema de diseños, sino fue un error humano, no es un problema de capacidad de bombas, todo está construido de acuerdo a los diseños aprobados por el Acueducto. El problema fue humano porque la persona que debía estar pendiente de la planta eléctrica, ni siquiera de las bombas, no estuvo en su momento”, añadió Uribe.

Investigarán al contratista

Ante estas declaraciones, Uribe aseguró que desde hoy iniciarán las investigaciones correspondientes para que el contratista responda sobre lo ocurrido. “El contratista, les reitero, no ha entregado al IDU y a primera hora vamos a tomar acciones con la póliza de cumplimiento por responsabilidad civil contractual por los daños que se ocasionaron y los carros que sufrieron averías”, enfatizó el funcionario.

Sin embargo, él mismo aseguró que la planta debería funcionar automáticamente, pero por ahora “hay un pendiente en la conexión eléctrica definitiva y en este momento la planta que hace la suplencia del sistema es la que está operando las bombas. La obra se entregó porque la necesidad de la comunidad era más grande y aún estamos en proceso de entrega y recibo de la misma. Una vez se dé el recibo de las entidades de servicios públicos y de las redes, la planta quedará funcionando semiautomática”.

Emergencias por lluvias

El deprimido de la 94 no fue el único que sufrió con el fuerte aguacero que se presentó ayer en Bogotá. Localidades como Usaquén, Chapinero, Suba y Tunjuelito, entre otras, no soportaron las inclemencias del clima y tuvieron que lidiar con fuertes ventarrones e inundaciones.

El director del Cuerpo de Bomberos de Bogotá, Pedro Manosalva, añadió que “hay que decirles a los bogotanos que nos ayuden a reportar las emergencias a la Línea 123 para que se puedan atender a los ciudadanos. Tuvimos una emergencia en la calle 13 con calle sexta, en donde quedaron atrapadas dos personas y un menor de edad por encharcamientos en las vías, pero afortunadamente los pudimos rescatar. Vamos a seguir hasta hoy verificando las 20 localidades”.

Por su parte, Germán González, gerente del Acueducto, resaltó que “es importante que en esta época de lluvias no tengamos una avalancha de basuras y es fundamental que los ciudadanos nos ayuden porque nos tapan los canales y los sumideros, entre otros. Pero quiero resaltar que el Acueducto está monitoreando permanentemente todo el sistema hídrico de la ciudad y obviamente los niveles de agua han subido”.

Finalmente, González resaltó que hoy le presentarán al Concejo de la ciudad un plan de trabajo por tres billones de pesos que les permitirá continuar con esos monitoreos constantes en los próximos tres años.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo