El dolor de cabeza con los reductores de velocidad en Bogotá

Y sí, en un verdadero dolor de cabeza se han convertido algunos reductores de velocidad instalados en varias zonas de la ciudad

Por PUB/LP

El objetivo con los reductores de velocidad es frenar a los conductores imprudentes que no respetan el pare o simplemente se exceden en vías por las que transitan peatones. Y aunque muchos ciudadanos concuerdan con que sí son útiles, aseguran que algunos son inservibles porque los pusieron en zonas donde no son necesarios.  

Este tema viene sonando desde hace unas semanas. La polémica inició con los instalados en la Zona G, entre la calle 72 y 68 con carrera 5, por los cuales muchos de los ciudadanos se quejaron porque al ser esta una vía rápida no era necesario instalar los reductores de velocidad. El Distrito accedió a las peticiones de la comunidad y el problema se corrigió.

Sin embargo, en zonas como Usaquén, calle 134 y hasta Floresta parece que los reductores hacen más estorbo que controlar el exceso de velocidad. De hecho en Toberín hace un par de meses los instalaron en la esquina de la calle 167 con carrera 20, considerada una de las esquinas más peligrosas de la ciudad, pero a las pocas semanas los quitaron y la comunidad se preguntó por qué. Ahora que regresaron los instalaron en la misma zona, unas calles más abajo, pero no en la esquina en la que sí son necesarios donde muchos conductores no respetan el pare.

¿Por qué los instalaron?

La Secretaría de Movilidad le confirmó a este medio que estos objetos   se instalaron “porque los reductores de velocidad fueron implementados para mitigar este riesgo expresado tanto por las autoridades como por la propia comunidad. Estos son elementos paralelos a los semáforos que ya estaban instalados en algunas de las intersecciones del sector, aclarando que la función de estos dispositivos es la regulación de la circulación de los vehículos, bicicletas y peatones”.

Por ahora, las calles de Bogotá cambian de cara y se espera que con el tiempo los conductores que exceden la velocidad tomen conciencia y no solo no se salten los reductores, sino que respeten los semáforos y la señalización.

PUB/LP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo