Obras en estaciones de TransMilenio en la Autonorte aún no terminan

El último plazo que había anunciado el IDU para la entrega de las estaciones Toberín, Calle 146 y Mazurén era junio. Ha pasado casi un mes y las obras aún no están terminadas.

Por Pamela López

Las quejas por lo atrasos en las obras de las estaciones de TransMilenio de Toberín, Calle 146 y Mazurén pasaron a un estado de resignación por los habitantes de este sector. “No sabemos la fecha, ni siquiera si este año la van a poner a funcionar. Fíjese que eso lleva casi dos años, es un descaro”, comentó Edna Rodríguez, quien transita a diario por allí y ve, sin mucha esperanza, que las estaciones entren en funcionamiento.

No es para más el sinsabor de los bogotanos a quienes favorecería esta obra, pues muchos deben irse hasta el Portal del Norte o bajarse en Alcalá y tomar otro bus, bicitaxi o taxi para llegar a su destino. “No debería ser así porque uno bien caro que paga ese pasaje para que las estaciones no sirvan, es el colmo”, agregó Álvaro Gómez, ciudadano.

En abril, el Instituto de Desarrollo Urbano le informó a Publimetro que entregarían las estaciones a finales de junio a TransMilenio para la instalación de torniquetes y otros. Sin embargo, a mitad de julio aún no se ha realizado este proceso e incluso el carril de la Autopista Norte no se ha terminado de demarcar.

El IDU aseguró que la obra está avanzada en un 99% y que en el curso de esta semana Transmilenio recibirá lo que corresponde a los vagones de las tres estaciones. “En lo que respecta a las obras culminadas del tercer carril en la Calle 146 y Toberín estarán para la tercera semana de este mes”, aseguró la entidad.

Desde esta entrega, se demoraría un mes más la instalación que realizaría TransMilenio y ahí se pondrían en funcionamiento las estaciones. “Ojalá entreguen eso rápido porque en hora pico es muy difícil hacer trasbordos y el viaje se alarga. Yo preferí sacar la bicicleta porque afortunadamente trabajo cerca y lo puedo hacer, pero hay gente que le toca trasladarse de sur a norte y esas estaciones no sirven. A esas son las cosas a las que hay que ponerle el ojo”, comentó Andrés Morales, quien vive en el sector.

Por su parte, Camilo Rahirant, quien se ha visto afectado por esta obra, pues no se puede bajar en la estación de Toberín, comenta que “a veces prefiero tomar un Sitp con trancón y todo, porque me da lo mismo bajarme en Alcalá y hacer trasbordo hasta el Portal, o mientras tomo un taxi hasta mi casa, el tiempo es igual. Yo sé que esto viene desde la administración pasada, que no le puso la atención debida, pero la nueva ya lleva siete meses y aún así está demorada. Para mi es una falta de respeto con nosotros los ciudadanos”, comentó.

En este momento solo se puede usar el vagón norte de la estación de Toberín, de donde salen articulados hacía el sur. En la estación Calle 146 y Mazurén se agregaron más vagones lo que facilitará el tránsito.

Por supuesto, la movilidad en esta zona de Bogotá se ha visto afectada, pues en las noches, para acelerar las obras, se decidió cerrar esa parte donde se construyó el tercer carril de tráfico mixto en la autopista. Para este trabajo, en total, se han invertido más de 24.000 millones de pesos y ya son casi 18 meses de atrasos.

PUB/LP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo