Alcalde Enrique Peñalosa tampoco tendría maestría

En Twitter es tendencia #PeñalosaRenuncie

Por publimetro

De polémica en polémica se la ha pasado el alcalde Enrique Peñalosa esta semana. Luego de los disturbios que se presentaron para evitar la venta de la ETB en el Concejo de Bogotá y el reclamo que le hizo el ciclista Esteban Chaves por no aceptar la Vuelta a Colombia en la ciudad, se le une ahora el lio por su título de maestría.

Le puede interesar: Doctorado de Enrique Peñalosa

Anteriormente ya había sido puesto en duda su doctorado en Francia en Administración Pública, lo cual resultó ser verdad y lo que la Alcaldía respondió en su momento que se había tratado de un error de un periodista a la hora de escribir la hoja de vida del mandatario en la página web.

Sin embargo, en esta ocasión la maestría en gobierno que habría realizado en Francia también sería falsa de acuerdo a una carta de la Universidad asegurando que estuvo   allí desde agosto de 1978 hasta junio de 1979, pero que no estudió ninguna maestría.

Le puede interesar: Enrique Peñalosa responde a polémica por sus estudios

La Alcaldía de Bogotá salió al paso asegurando que “así las cosas, teniendo en cuenta el título y su alcance, además del método de titulación francés está de acuerdo con la normatividad de la época para la que fue obtenido”. En otras palabras la convalidación de los estudios en el extranjero que realizó el mandatario solo se logró hasta 1998 por una orden de la Corte Constitucional.

En Twitter es tendencia el #PeñalosaRenuncie en el que varias personas le piden una explicación clara al alcalde sobre su formación académica.

Esta es la hoja de vida que reposa en la Alcaldía de Bogotá

Todo este dilema frente a la supuesta maestría surgió luego de la columna que escribiño el periodista Yohir Akerman en el diario El Espectador (la puede ver aquí*), en donde se cuestiona los estudios mencionados en su hoja de visa y que han sido defendidos a capa y espada.

Según la investigación adelantada, los cursos que realizó Peñalosa no equivaldrían en ningún momento, ni en tiempo, a estudios de especialización. Esto podría convertirse en falsedad en documento público y traería consecuencias graves.

A esto la Alcaldía respondió de forma extensa al mismo medio:

En nuestro país por ejemplo, las especializaciones se las consideraba estudios no académicos, mientras que las maestrías y doctorados eran considerados como formación avanzada. En Francia, por su parte, la formación avanzada tenía una doble vertiente: la profesional y la investigadora, y se hacia constar en Diplomas. Que es del cual estamos hablando. Hoy ambos sistemas educativos han evolucionado, aunque cada país sigue conservando sus particularidades.


Hoy en Colombia ya existen Maestrías de profundización o profesionalización y Maestrías de Investigación, entendiéndose por las primeras las que pretenden el desarrollo avanzado de competencias de carácter disciplinar o profesional. Las de investigación pretenden el desarrollo de competencias científicas propias de un investigador. Las primeras no tienen tesis, las segundas sí.

Además, se cuenta con un sistema de verificación de títulos y programas que no existía antes. El sistema se encarga de la verificación de programas académicos para las instituciones nacionales y la evaluación de los títulos otorgados por instituciones extranjeras, lo cual se conoce como convalidación, que es el reconocimiento que el gobierno colombiano efectúa sobre un título otorgado por una institución legalmente reconocida por la autoridad competente en el respectivo país.

No obstante es preciso aclarar que si bien la evaluación de convalidación es en la actualidad un deber del Estado, fue solo hasta el año 1997, a raíz de un pronunciamiento de la Corte Constitucional , en la sentencia C – 050, cuando se formalizó e hizo exigible para todos los estudios realizar el análisis de contenidos y programas como parte de dicho proceso de convalidación. Por tanto un título expedido en 1977 difícilmente era sometido a este proceso, primero por que resultaba inusual y segundo porque legalmente no se exigía. Al respecto son importantes los antecedentes de la Ley 72 de 1993 y el Decreto ley 2150 de 1995 que establecían que no era necesaria la convalidación de títulos extranjeros para ejercer la profesión, salvo los relacionados con el área de la salud y el derecho.

Así las cosas, el título, el contenido y su alcance, teniendo en cuenta el énfasis del sistema de titulación francés, se encuadran en lo que unos estudios de maestría contemplan y están acordes con la normatividad de la época para la que fue obtenido el título del Programme d\\\\\\\\’enseignement de la Section Méthodes Modernes de Gestion Publique, cursado En l\\\\\\\\’Institut International d\\\\\\\\’Administration Publique de Francia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo