Los 5 lugares más tenebrosos de Bogotá

Hay lugares que en la ciudad han sido célebres por sus historias de espantos, violencia o prácticas esotéricas

Por PUBLIMETRO/CB

En los últimos días mucho se ha hablado en la capital sobre los fantasmas que espantan en el Congreso de la República y, por esa razón, le contamos de otros cinco lugares que guardan experiencias paranormales.

1. Congreso de la República

Funcionarios dicen que algo inexplicable está sucediendo al interior del Capitolio, donde en altas horas de la noche y en la madrugada, se mueven las cosas, se escuchan cosas y se sienten presencias extrañas.

Hace pocos días, la señora del aseo, quien llega a las 5:00 a.m. le contó a Noticias Caracol que se sienten energías extrañas. También contó que un día al subirse al ascensor había una mujer, a quien ella saludó pero no obtuvo respuesta. Al revisar con una compañera, oficina por oficina, se dio cuenta que no había nadie más allí que ellas dos.

Alarmados por lo sucedido han hecho llegar sus comentarios a los Presidentes del Senado y de la Cámara y han armado hasta grupos de oración, pues manifiestan que los Policías se niegan a permanecer allí.

2. Cementerio Central

No hay registros como tal de apariciones, pero sí hay un sitio en particular que es claramente espeluznante: El caracol, o la escalera que conduce hacia un sótano donde hay restos de personas.

Antes de reforzar la seguridad en el cementerio, allí traían a personas que violaban y asesinaban. Otros escogían el lugar para suicidarse.  

Por otro lado, las tumbas de Leo Kopp y de las gemelas Bodmer siguen atrayendo, a más de un siglo de las muertes de sus propietarios, a personas que buscan algún tipo de favor en particular.

3. Edificio Seguros Bolívar

Es una construcción antigua que queda en la carrera décima. Los trabajadores de allí cuentan que se les aparece una mujer en el ascensor, y que también han sucedido episodios extraños en las oficinas, cuando están cuasi vacias.

4. Hospital San Juan de Dios

La construcción, abandonada, data de 1723, donde se han registrado apariciones y fenómenos sobrenaturales, como el fantasma de una monja que actuaba cuando las enfermeras dormían, o las historias de la morgue. También se escuchan gemidos de enfermos o llantos de bebés.

5. La Candelaria.

Sí, es un cliché, sí, la historia se la sabe todo el mundo. Pero desde la Casa de Nariño en adelante, los fantasmas coloniales siguen capturando el imaginario de los bogotanos. Desde el Virrey de Ezpeleta (llamado el fantasma de la Casaca Verde), hasta el Virrey Sámano o el pintor Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos, varios fantasmas famosos y no tanto han sido vistos o percibidos a través de los años por los habitantes del barrio.

MÁS BOGOTÁ AQUÍ

PUB/CB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo