Se entregó encapuchado que disparó a la Policía en las marchas

El joven llegó a la sede principal de la Policía Metropolitana de Bogotá acompañado de un abogado y de su mamá

Por PUBLIMETRO
¿Podría quedar en libertad?

La pregunta que todos se hacen es si el hecho de tratarse de una pistola de mentiras afecta entonces la judicialización del hombre. PUBLIMETRO consultó un abogado, quien aseguró que si se le imputan cargos por violencia a servidor público podría ser condenado. Por otro lado, si le imputaron porte ilegal de armas, podría quedar libre.

Por otro lado, otra abogada consultada señaló que aunque el arma sea de mentiras, el joven sí incurrió en terrorismo al apuntar a los Policías, pero considera que no puede ser acusado del delito de tentativa de homicidio que había sido anunciado por el Gobierno Distrital este lunes.

Libertad para los detenidos

Seis de los siete capturados fueron dejados en libertad por un juez que consideró que no representan un peligro para la sociedad.

Las autoridades informaron que este martes se entregó el hombre que fue grabado cuando disparaba a los miembros del Esmad durante las marchas del Día del Trabajo en Bogotá.

De acuerdo con la Policía, el joven, al parecer universitario, se entregó por presión de la Policía Nacional y aseguró que la pistola que utilizó era de mentiras.

El joven, identificado como Fabián Enrique Vargas, llegó a la sede de la Policía con los elementos que utilizó durante los disturbios, entre ellos la supuesta arma con la que disparó, que es de fogeo o de práctica, que no necesita salvoconducto.

De acuerdo a lo que se sabe, las autoridades ya tenían claro en dónde vive, en qué universidad estudia y solo estaban a la espera de una orden de captura, hasta que esta mañana fueron sorprendidos con su entrega voluntaria.

“Comprendo que la legítima protesta se puede hacer, siempre y cuando no se vulneren los derechos ni se pase a las vías de hecho. Entiendo que el acto que hice fue un acto irregular, que no lo debí hacerlo hice una manera impulsiva, lo hice de momento, de euforia, no fue con el fin de hacerle daño a nadie”, dijo el hombre a los medios.

“El arma que aparece en el video, no es un arma real. El arma es de venta libre, no tira ningún proyecto, el arma solo genera detonación”, aseveró el joven.

Asimismo dijo que no se encontraba dentro de la marcha, que se encontraba en el centro de Bogotá y que “en el momento del impulso, en el momento de la gresca”, entró ahí.

“No soy ningún criminal, no soy ningún asesino, no soy líder, ni hago parte de ninguna banda criminal”, dijo luego de ofrecerle disculpas al Esmad, a quienes protestaron pacíficamente y a los ciudadanos.

Y agregó: “yo sé que fue un escándalo, fue una escena muy violenta pero realmente no fue tan grave cómo se vio”.

Sobre su comportamiento explicó que apuntó contra la Policía porque la pelea era hacia ellos en ese momento. “Enceguecí, yo sé que fue una estupidez”, dijo el joven universitario de 26 años.

Finalizó diciendo que en ese momento no pensó que con lo que hizo puso su vida en peligro, puesto que los policías pudieron haberle disparado. De igual forma, dijo que es un trabajador y que no ha podido continuar sus estudios por lo sucedido.

Esto se da justo un día después que la Policía y la Administración Distrital anunciara que las autoridades estaban adelantando labores de inteligencia para lograr capturar al hombre que disparó con un arma a los miembros del Escuadrón móvil antidisturbios de la Policía (Esmad).

Asimismo, que se ofrecía una recompensa de 20 millones de pesos a quien diera información que llevara a dar con el paradero del encapuchado que fue registrado por las cámaras de la Plaza de Bolívar.

Se espera que en las próximas horas se conozca si va a quedar en libertad y cuáles podrían ser los delitos que le imputarían.

Encuentre más información de Bogotá y Colombia aquí

PUB/CB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo