El pulso por los bicitaxis en Bogotá

Miles de usuarios toman a diario triciclos no motorizados en barrios con deficiencia de rutas. Movilidad pide que el Ministerio de Transporte regule el sistema y realiza operativos para controlarlo

Por Juan Manuel Reyes - Publimetro
La cifra

3500

Según el último censo de bicitaxistas en 2013, este es el número de bicitaxis que circulan en las calles de Bogotá.

Operativos y controles

La Dirección de Control y Vigilancia de la Secretaría de Movilidad realizará más controles contra el transporte ilegal, incluidos los bicitaxis.

En Bogotá existen al menos seis tipos de transporte ilegal identificados por la Secretaría de Movilidad. Hay de todo: bicitaxismo, mototaxismo y taxis que recogen pasajeros como los buses, carros particulares haciendo de transporte público y carros de transporte especial haciendo lo mismo”, dijo la entidad en un comunicado.

Además, realizará operativos con la Policía Nacional para enfrentar la inseguridad en algunos de los tramos más usados por transportadores ilegales, en los que se cree que el temor a ser asaltados hace que los usuarios prefieran coger un bicitaxi que caminar.

En Bogotá cada día circulan miles de bicitaxis, automóviles particulares, de servicio especial, taxis y hasta motocicletas realizando servicios de transporte ilegal a usuarios en sectores donde el SITP y el transporte público corriente ha llegado en menor medida.

El más notorio de estos servicios es el bicitaxismo, que pulula desde 2004 alrededor de estaciones de TransMilenio, centros comerciales y barrios de buena parte de la ciudad aprovechando las necesidades de miles de personas que por comodidad, distancia, seguridad o afán prefieren pagar 1000 pesos a caminar varias cuadras.

Es lo que ocurre con Eduardo Villamil, un habitante del sector de Villa del Prado, en la localidad de Suba, que usa bicitaxis para conectar al Portal del Norte y llegar con más rapidez a su lugar de trabajo. “Es una alternativa barata y práctica al problema de rutas que tiene el sector”, dice.

Aunque la Encuesta de Movilidad ha dicho que los viajes ilegales en Bogotá han disminuido un 15% entre 2011 y 2015, hay más de 84 mil usuarios diarios de estos sistemas, por lo que su regulación se vuelve un tema perentorio.

Servicios ilegales

Según la Secretaría de Movilidad, la prestación del servicio de bicitaxismo es ilegal, dado que los vehículos no cuentan con homologación, equipos de seguridad, cobertura de seguros y demás requisitos exigidos por el Código Nacional de Tránsito.

En los últimos días se han realizado operativos de control contra bicitaxis y mototaxis en las localidades de Suba, Kennedy y Bosa, los cuales se han realizado constantemente para controlar el transporte ilegal.

La Secretaría de Movilidad desmintió que se encuentre en una “guerra” contra los bicitaxis, como lo aseguraron algunas versiones de prensa el viernes (ver recuadro), pero aclaró que estos operativos son constantes y que ya se han impuesto 146 comparendos en lo corrido de 2016.

En un comunicado, Movilidad advirtió que el fenómeno del bicitaxismo se extiende a otras ciudades, y pidió que el Ministerio de Transporte emita una directriz en la que se decida si se debe homologar o legalizar ese tipo de vehículos.

Cabe anotar que el Ministerio de Transporte está obligado por el Plan Nacional de Desarrollo a implementar mecanismos de reglamentación para el uso de bicitaxis, definidos legalmente como tricimóviles no motorizados, en un plazo no mayor a dos años, pero todavía no ha empezado esa reglamentación.

¿Soluciones o riesgos?

Una de las críticas más grandes a los bicitaxis son los riesgos que presenta su uso: la Dirección de Control y Vigilancia de la Secretaría de Movilidad advirtió que la falta de equipos adecuados y cobertura de seguros hace que sus pasajeros no tengan la misma seguridad que en el transporte legal.

“Todos estos factores pueden causar graves problemáticas como el incremento en los índices de accidentalidad vehicular, ya que no existe ningún mecanismo de control sobre estos vehículos para garantizar la prestación del servicio”, advirtió la Dirección.

A pesar de esto, cada vez más usuarios usan bicitaxis en cada vez más sectores, debido a que la gran mayoría de los mismos sufre de un problema de falta de rutas de SITP y alternativas legales de transporte.

Villamil opina que, aunque existen riesgos de accidentalidad, estos son menores pues los conductores en su sector “son prudentes, no hemos tenido problemas de accidentes ni nada parecido”. Pidió al Distrito que autorice rutas convencionales para dejar de usar bicitaxis.

Resulta llamativo que el Plan de Desarrollo ordene, en su decreto 204, que se analice la factibilidad de que los tricimóviles sirvan como alimentadores a los sistemas de transporte público de diversas ciudades del país, incluido el SITP.

Así, es posible que el Ministerio de Transporte legalice el bicitaxismo y convierta en una actividad regulada la solución a los problemas de transporte de varios sectores de la ciudad.

MÁS DE BOGOTÁ AQUÍ

PUB/JMR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo