Ataques con ácido: un daño de por vida

Violencia. Los ataques con químicos se han convertido en un arma aún más peligrosa que las balas. Las secuelas, tanto físicas como psicológicas, son difíciles de superar

Por PUBLIMETRO

El jueves 27 de marzo, en el barrio Santa Bárbara, al norte de Bogotá, a Natalia Ponce de León le cambió la vida. Un hombre –que está identificado por las autoridades– la atacó frente a su casa con ácido sulfúrico, lo cual le causó quemaduras en el 37% de su cuerpo, incluida la cara.

A su vez, Sorleny Pulgarín, de 23 años, ayer fue atacada con ácido por su vecina, con quien mantenía constantes discusiones.

Estos casos se suman a los cerca de 35 que se registran anualmente en Colombia y que posiciona al país en el primer lugar donde más se cometen este tipo de delitos.

“Los daños de estas sustancias tóxicas son para toda la vida. Por más que sigamos limpiando, el ácido se ubicará en los tejidos y seguirá carcomiendo por años”, aseguró el doctor Mario Daniel, jefe de cirugía plástica del Hospital Universitario Méderi.

Cuando una persona es quemada con ácido, la sustancia destruye las células de la piel, la carne y los huesos, dependiendo de la concentración. “El líquido corrosivo se impregna en el tejido y continúa allí. Podemos hacer cirugías para retirar los tejidos muertos pero las deformidades quedarán para toda la vida”, afirmó el doctor Daniel.

Además del daño físico, las secuelas emocionales de un ataque con ácido son aún más profundas. “La vida de la persona cambia por completo, debemos apoyarlas para que comprendan que su cuerpo no va a ser el mismo y para que puedan adaptarse a un nuevo rostro o, en los peores casos, a que no podrán ver de nuevo”, aseguró Diana Rodríguez, psicóloga de la Universidad de los Andes.

“Lo que consideramos aún más difícil, es que los ácidos se venden en cualquier parte, porque se desconoce para qué se van a usar”, afirmó el doctor Daniel.

¿Qué se está haciendo?

A raíz de los recientes ataques  que se han presentado, el presidente, Juan Manuel Santos, manifestó su indignación por la violencia contra las mujeres y aseguró que se modificarán las penas para quienes cometan estos delitos.

De otro lado, el Gobierno aumentó a 75 millones de pesos la recompensa para dar con el paradero de los responsables del ataque a Natalia Ponce de León, quien continúa en estado crítico y se recupera de las dos cirugías a las que fue sometida en el Hospital Simón Bolívar de Bogotá. Sin embargo, nunca podrá recuperarse completamente. 

1. Retire la ropa que fue impregnada

Si el ácido fue arrojado en alguna de las prendas de vestir, debe quitarse la ropa arrancándola y botarla inmediatamente. En caso de que la persona esté en estado de shock, se le debe recostar e intentar mantenerla caliente con prendas libres de ácido,  (evitar las que tienen motas o las de lana).

2. Lave la herida con mucha agua

Inmediatamente después del ataque, la persona debe lavar la herida con abundante agua por cerca de 30 minutos continuos. El agua evita el efecto corrosivo que tiene el ácido.

No use cremas ni aceites sobre las zonas afectadas con ácido, eso solo puede agravar su efecto de tóxico.

3. Consulte a un médico

Luego de realizar todas las maniobras de reacción inmediata, consulte con un médico por urgencias para que la persona sea atendida lo más pronto posible.

Es probable que el ácido llegue a los tejidos más profundos, incluso hasta los huesos, por lo que la limpieza debe ser profunda y realizarse pocas horas después del accidente.

Vea también:

Nuevo ataque con ácido en Bogotá

“Está como muerta en vida”: mamá de víctima de ácido

MÁS DE BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo