BBC Mundo

La increíble historia del barco construido por EE.UU. para reflotar un submarino ruso hundido a 5.000 metros de profundidad

En 1974 la agencia de inteligencia de Estados Unidos creó un complot para buscar un submarino nuclear soviético. El proyecto se demoró 6 años y costó unos US$500 millones.

Equipado con una gran torre de perforación y un moderno equipo de minería, en julio de 1974 un enorme e inusual barco zarpó desde Long Beach en California, Estados Unidos, hacia lo más recóndito del Océano Pacífico.

La nave había sido diseñada para llegar hasta el lecho marino y acceder a una fuente de enorme riqueza en el fondo del mar.

Se lo consideró el paso más audaz en búsqueda de abrir una nueva frontera para la minería y de extraer por primera vez metales valiosos del suelo marino.

  1. Las primeras imágenes del submarino ARA San Juan a 907 metros de profundidad
  1. 4 preguntas que quedan tras el hallazgo del submarino ARA San Juan, desaparecido en Argentina hace un año

Pero en medio de todo el frenesí que generó la expedición, había un pequeño detalle: era todo una mentira.

En realidad se trataba de un complot diseñado durante la Guerra Fría que dejaría profundas huellas casi medio siglo más tarde.

El verdadero objetivo de los tripulantes del gigante barco era un submarino nuclear soviético que se había hundido seis años antes a más de 2.000 kilómetros de Hawái.

Tags

Lo Último


Te recomendamos