BBC Mundo

Paula Bonet: “El mismo día que supe que a mi embrión no le palpitaba el corazón, colgué una selfie con aquella tripa de embarazada, sabiendo que contenía un embrión muerto”

Esta artista multidisciplinar sufrió lo que muchas mujeres: un aborto espontáneo. Pero ella lo hizo al cuadrado, dos pérdidas en menos de dos años. Así es como el cuento que escribía para la hija que llevaba en el vientre, acabó convirtiéndose en un diario de su experiencia.

"Desde que somos pequeñas nos dan un muñeco de plástico, empezamos a ser madres con dos años y nos preguntan cuántos hijos queremos a tener. Pero recién ahora me estoy haciendo la pregunta correcta: ¿quiero ser madre?"

Y la respuesta no es clara para la artista y escritora española Paula Bonet (Vila-real, 1980). Se lo cuestiona después de haber vivido dos abortos espontáneos en año y medio, que interrumpieron embarazos muy deseados.

El primer aborto fue muy doloroso, "porque no entendía lo que estaba sucediendo y porque se me responsabilizó de aquella pérdida. Sentí que tenía una tara, no podía vivir el duelo. La segunda vez me di cuenta de que había formado parte de un silencio del que no ya quería participar."

Por eso, en un acto que al principio le pareció "suicida", decidió compartir lo que le pasó en cuerpo, en el corazón y en la cabeza en su libro "Roedores, cuerpo de embarazada sin embrión" (Randomhouse), un díptico que une dos de sus talentos: la ilustración y la escritura.

Tags

Lo Último


Te recomendamos