BBC Mundo

Inskip Point, la playa en Australia que se hunde repentinamente a pedazos y podría desaparecer engullida por el mar

Unos 300 metros de la playa de Inskip Point en Queensland, en el noreste de Australia, desaparecieron abruptamente este domingo tras hundirse en el agua. No es el primer derrumbe que ocurre en este arenal que, según expertos, podría acabar desapareciendo.

Varias partes de la playa de Inskip Point en Queensland, en el noreste de Australia, están desapareciendo abruptamente de un día para otro.

La causa no es que la subida del nivel del mar esté invadiendo su arena.

El motivo son los repentinos derrumbes de grandes áreas de la playa que, según las autoridades, son causados por la erosión de la zona.

El último episodio ocurrió este domingo, cuando un área de unos 300 metros de arena se hundió y fue, literalmente, engullida por el mar.

Las autoridades, que pidieron evitar acercarse al área, confirmaron que ninguna persona o propiedad fue afectada.

  1. "Fue como si se partiera la Tierra": Lutto Kututo, el pueblo destruido por enormes grietas en Perú
  2. Las 3 razones por las que el inusual iceberg gigante que se desprendió en la Patagonia intriga a los científicos

Se trata del tercer incidente de este tipo en Inskip Point en los últimos tres años.

En 2015, el derrumbe de otra parte de la playa se llevó con él un automóvil, una caravana y varias tiendas de campaña.

Las autoridades describieron este último suceso como un "derrumbe de tierra cerca de la costa".

"Es probable que esta erosión haya sido causada por el debilitamiento de parte de la costa por el flujo de las mareas, las olas y las corrientes", dijo en un comunicado el Departamento de Medio Ambiente y Ciencia de Queensland.

"Mucho más grande"

El piloto de helicópteros Glen Cruickshank sobrevoló la zona este lunes y dijo que el cambio en esta popular península de arena es más que notable.

"Es mucho más grande que los dos últimos. Es un gran pedazo que acaba de ser absorbido", le dijo a la BBC.

Tags

Lo Último


Te recomendamos