BBC Mundo

“No sabíamos nada de los crímenes”: la vida dentro de Wild Wild Country, la polémica secta en Estados Unidos

Mukto fue miembro de la comunidad liderada por Osho, un gurú indio mundialmente conocido en los 80, que fue acusado de crímenes, encarcelado y deportado. La historia de la secta llegó a Netflix en una serie documental que se ha convertido en un éxito en muchos países.

La serie documental "Wild Wild Country", de Netflix, está impactando a una generación que no conocía la historia del gurú indio Bhagwan Shree Rajneesh —conocido como Osho— y su vida en Estados Unidos en los 80, pero sorprendió también a algunos de los que estaban allí cuando sucedió todo.

"Había oído de los crímenes expuestos en el documental y yo estaba en el rancho cuando entró el FBI para investigar. Pero nosotros no sabíamos la mayoría de las cosas", le dijo a BBC Brasil Mukto, un ciudadano alemán de 65 años, que llegó a vivir en la comunidad estadounidense y hoy reside en Fortaleza, Brasil.

"Había muchos rumores dentro de la comunidad en esa época. Para muchos de nosotros fue una sorpresa".

Mukto se refiere al descubrimiento de actividades como la organización de matrimonios ficticios para burlar las leyes de inmigración, un ataque bioterrorista contra la población local e incluso intentos de asesinato.

Los hallazgos los hicieron las autoridades estadounidenses y le atribuyeron la responsabilidad a los líderes del grupo, principalmente al gurú y a su secretaria Ma Anand Sheela.

Todo ocurrió después de que el gurú y sus seguidores más próximos salieron de India para fundar la ciudad de Rajneeshpuram dentro de un rancho en el estado de Oregon, generando desconfianza e ira entre los residentes locales.

  1. Gurmeet Ram Rahim Singh, el extravagante gurú indio con millones de seguidores cuya condena por violación ha causado decenas de muertos
  2. "Una de las víctimas apenas podía estar de pie": la secta en Italia que obligaba a sus miembros a seguir una estricta dieta macrobiótica

Pero pese al escándalo en ese entonces y la detención y deportación de Bhagwan Rajneesh, su doctrina continuó siendo popular en todo el mundo.

Experiencia intensa

A finales de los años 70 y principios de los 80, Osho ocupaba los titulares de periódicos y revistas internacionales con su doctrina, que mezclaba elementos de las principales religiones orientales, del misticismo y de la filosofía occidental, técnicas de psicoterapia y meditación.

En sus discursos, hacía bromas sobre el papa católico y sobre Mahatma Gandhi, y defendía la libertad sexual. Era conocido por coleccionar autos Rolls Royce, relojes caros y joyas.

En su ashram (comunidad) en la ciudad de Pune, en India, personas de todo el mundo acudían a escuchar sus enseñanzas. En algunos casos incluso se mudaban allí con sus familias.

"Yo tenía 28 años cuando entré en contacto con su filosofía. Hice un taller de meditación de un fin de semana en Alemania y me interesó seguir aprendiendo sobre mí mismo. A partir de ahí, fui a Pune, pasé algún tiempo en las comunidades europeas y después me fui al rancho, en Oregon", recuerda Mukto.

"Las personas estaban cansadas de vivir en un ambiente burgués. Pueden decir lo que quieran sobre aquella comunidad, pero era una experiencia intensa. Era lo que queríamos. En los primeros años, explorábamos mucho la sexualidad y aprendíamos mucho sobre nosotros mismos".

Mukto se fue para Pune en 1981, pero llegó a la comunidad tres días después de la misteriosa salida de Osho, que ya preparaba su ida para Estados Unidos.

Aún sin la presencia del maestro, dice, sus seguidores continuaban viendo videos de sus discursos diariamente y reuniéndose en grupos de meditación y exploración sexual.

"En aquel momento, los encuentros eran bastante intensos y algunos tenían sexo en grupo. Había mucho griterío, nos animaban a conectarnos con nuestra rabia. Había una forma limitada de violencia también. Algunas personas luchaban, una mujer llegó a romperse un brazo", recuerda.

Según el alemán, han cambiado muchas cosas en los retiros espirituales y centros ligados a Osho. El ashram en Pune es hoy en día un resort dedicado a la meditación, con una atmósfera "más amena".

"La primera gran comunidad, en Pune, tenía mucho que ver con el sexo. La segunda, en Oregon, tenía que ver con el poder. Y ahora, por increíble que parezca, es cuando la comunidad tiene más que ver con la meditación. Las personas quieren aprender realmente a meditar".

Comunidades sustentables

Después del período en India, Mukto fue a una de las muchas comunidades de sannyasins, como eran conocidos los seguidores de Osho, que se estaban formando en Europa, siguiendo a la comunidad creada en Oregon.

"Todas tenían que ser autosustentables, y muchas fueron exitosas financieramente. En Pune, tenías que pagar una entrada barata y pagar los grupos de terapia, pero la participación en los grupos de meditación era gratuita. En Colonia (Alemania), donde viví, éramos 400 personas y administrábamos dos discotecas, una empresa de construcción y un restaurante", contó.

"Llegué a ser director de la empresa de construcción y después me volví DJ. Pero hice todo tipo de cosas. A veces planchaba la ropa, en otras oportunidades limpiaba los cuartos".

En ese período, el alemán tuvo su primer contacto con una de las figuras más controversiales de la historia del gurú, su brazo derecho, Ma Anand Sheela, la mujer a quien él atribuiría los principales crímenes cometidos en Oregon.

Sheela fue acusada de instalar escuchas ilegales en diversas casas de la comunidad estadounidense, de incendiar un despacho de la administración local, de orquestar un ataque que contaminó cerca de 750 personas de la ciudad vecina con bacterias salmonella y de planear los asesinatos de un promotor público y del médico de Bhagwan Shree Rajneesh.

Tags

Lo Último


Te recomendamos