BBC Mundo

El efectivo “muro” de policías y militares que usa México para detener migrantes centroamericanos

Las autoridades mexicanas dedican enormes recursos de seguridad al control de quienes llegan por su frontera sur, en su mayoría centroamericanos que buscan una vida mejor.

Cuando salió de Honduras, Salvador Elías no esperaba el escenario que encontró en México:

En carreteras o calles de ciudades y pueblos había puntos de control, patrullas y decenas de militares, policías federales, locales y agentes del Instituto Nacional de Migración (INM).

Se sorprendió. Hace unos años viajó por tierra a Estados Unidos, pero entonces la vigilancia era diferente.

Recomendados

"Está muy dura la cosa, por donde te muevas hay riesgo de topar con migración o los soldados, y vas de vuelta", le dice a BBC Mundo por teléfono desde el albergue donde se encuentra en Tapachula, Chiapas, en la frontera con Guatemala.

"Hay que insistir y rodear mucho para librar el camino al norte".

En realidad lo que Salvador Elías y miles de centroamericanos encuentran al cruzar a México es el resultado de una intensa operación para controlar la migración irregular al país.

  1. "No vamos por gusto", la respuesta de migrantes de México y Centroamérica al muro de Donald Trump
  2. Refugiados, aventureros, esclavos y conquistadores: los migrantes a los que la comida peruana les debe su sabor
  3. Estos son los 10 países del mundo con más inmigrantes

Según datos oficiales entre 2015 y marzo de 2018 se han detenido a 495.590 personas sin documentos migratorios, la mayoría en la frontera sur.

Un número mayor al de las deportaciones realizadas por Estados Unidos.

Según organizaciones civiles, la explicación es un "muro virtual" a la migración irregular conformado por miles de militares y policías.

"Por muchas razones el modelo de control fronterizo no puede ser el mismo que hay en la frontera norte", le dice a BBC Mundo Salvador La Cruz, del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova.

Es una organización que en los últimos años se enfoca en la defensa de menores migrantes.

Un muro físico sería "impracticable" por las características de la zona, con montañas y selva. Pero existe otro.

"El muro no es de ladrillo y hormigón sino de gente, de cuerpos de seguridad del Estado”.

Silencio oficial

Desde 2003 se han aplicado distintas estrategias para fortalecer la seguridad en la frontera sur de México.

Incluso algunas operaciones han sido apoyadas por el gobierno de Estados Unidos, a través de la Iniciativa Mérida.

La operación más reciente empezó en 2014 con el Programa Frontera Sur, una estrategia que oficialmente pretendía garantizar la seguridad de los migrantes.

Entre sus acciones contemplaba evitar el uso de trenes de carga para viajar al norte y operaciones contra pandillas y traficantes de personas.

También se estableció un programa de estancia temporal para trabajadores migrantes, especialmente de Guatemala.

Los beneficiarios reciben una tarjeta de identidad que les permite permanecer en estados del sureste como Chiapas, Tabasco y Quintana Roo, sin riesgo de ser deportados.

La Coordinación para la Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur, responsable de aplicar la estrategia oficial, desapareció en 2015.

Pero las acciones de seguridad en esa región permanecen, aunque no está claro cuál es la nueva estrategia, ni el número de efectivos que la aplican.

Durante más de una semana, BBC Mundo solicitó a las autoridades detalles sobre la actual estrategia para controlar la migración irregular en la frontera sur.

Se plantearon preguntas sobre el número de agentes policiales y militares asignados a las tareas de vigilancia, las unidades a las que pertenecen y sus áreas de operación.

Se consultó a la Secretaría de Gobernación, el Instituto Nacional de Migración y la Secretaría de Marina, aunque ninguna de estas instituciones dio respuesta.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos