BBC Mundo

¿Qué pueden enseñar Guatemala, Portugal y otros países a Estados Unidos sobre la ausencia de neutralidad en internet?

EE.UU. puede aprender de las experiencias de diferentes países del mundo sobre cómo es navegar en una red menos igualitaria, abierta y accesible. Estos son algunos ejemplos.

Mucho se está hablando de la neutralidad de internet en Estados Unidos.

Todo después de que este jueves la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) de dicho país acabara con esta al derogar una serie de normas que hasta ahora impedían que las compañías proveedoras de internet bloquearan, ralentizaran o discriminaran a favor o en contra de ciertos contenidos o plataformas, cobrando distinto en función de ello.

  1. Qué consecuencias tendrá el fin de la neutralidad de internet en Estados Unidos (y cómo afectará al resto del mundo)
  2. El gobierno de Donald Trump pone fin a las normas que aseguraban la neutralidad de internet en Estados Unidos

El objetivo de la neutralidad de la red es asegurar una internet abierta, en la que haya condiciones igualitarias para todos los consumidores al tiempo que se evita que los prestadores de servicio de banda ancha favorezcan sus propios contenidos o los de las empresas que paguen un canon.

El cambio de las reglas aprobado este jueves bajo el auspicio del gobierno de Donald Trump ha sido duramente criticado por las organizaciones que defienden una internet libre, así como por grandes compañías del sector como Facebook y Alphabet, la empresa matriz de Google, y el Partido Demócrata.

Pero EE.UU. no estará solo en el mundo al no contar con leyes que protejan la neutralidad en la red.

  1. Qué es la neutralidad de internet y por qué importa que Estados Unidos haya acabado con ella

¿Qué enseñan las experiencias de otros países sobre cómo será navegar en una red menos igualitaria, abierta y accesible?

Segmentación por temas

Como miembro de la Unión Europea, Portugal está regida por leyes de neutralidad de internet que prohíben a las empresas disminuir la conexión o bloquear el acceso a determinados servicios.

Sin embargo, lo que no está regulado es la "tasa cero", es decir, ofrecer contratos en los cuales ciertas aplicaciones o páginas web no consumen datos del paquete general.

Eso es lo que explicó el parlamentario demócrata Ro Khanna en un tuit de octubre pasado que se volvió viral, que dice: "En Portugal, sin neutralidad de la red, los proveedores de internet están empezando a dividir la red en paquetes".

https://twitter.com/RoKhanna/status/923701871092441088

La imagen muestra las tarifas diferenciales del proveedor de internet portugués Meo según qué tipo de aplicaciones desee priorizar: mensajería (WhatsApp, Skype, FaceTime, etc.), redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, etc.), video (YouTube, Netflix, etc.), música (Spotify, SoundCloud, etc.) o correo electrónico y servicios en la nube (Gmail, iCloud, etc.).

"Esto se ha interpretado incorrectamente como una falta de neutralidad de internet, pero es una estrategia permitida siempre y cuando el proveedor no desacelere los datos de otras fuentes", explica el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE), una asociación de profesionales con sede en EE.UU.

De hecho, las compañías de internet en EE.UU. lo hacían aún bajo las normas de neutralidad creadas en 2015 por el gobierno del expresidente Barack Obama.

 Sede de Netflix en California. Foto: Ryan Anson/AFP/Getty Images.
Algunos proveedores de internet establecen diferentes tarifas para priorizar servicios como Netflix. Foto: Ryan Anson/AFP/Getty Images

Tags

Lo Último


Te recomendamos