BBC Mundo

La compensación millonaria que recibirá Katy Perry tras la disputa con dos monjas por la compraventa de un convento en Los Ángeles

La estrella pop estadounidense recibirá US$3,4 millones tras ganar el litigio contra una representante inmobiliaria que quiso impedir que Perry comprara un convento de la orden del Inmaculado Corazón de María en Los Ángeles.

Más de dos años después, Katy Perry terminó ganándole la batalla a dos monjas y una agente inmobiliaria por la propiedad de un convento.

La rocambolesca historia se acerca así a su fin tras disputas legales e intentos de la cantante estadounidense por ganarse el favor de las religiosas.

Según se anunció este martes, la promotora inmobiliaria Dana Hollister, que intentó impedir la venta del convento a Perry para comprarlo ella, debe desembolsar US$15 millones: US$1,6 millones se destinarán a pagar los costos legales, la artista recibirá US$3,4 millones y la archidiócesis de Los Ángeles, California, los US$10 millones restantes.

  1. Las monjas que no quieren que la cantante Katy Perry viva en su convento

Un largo litigio

Perry se enamoró en 2015 de un convento situado en el barrio angelino de Los Feliz.

El convento pertenecía a la congregación del Inmaculado Corazón de María, pero en aquel momento ya no alojaba religiosas ya que las últimas cinco monjas de avanzada edad que quedaban en él fueron trasladadas en 2011.

Posteriormente, el convento se siguió utilizando como lugar de retiro para curas.

La cantante llegó a un acuerdo con la archidiócesis, que reclamaba la propiedad del terreno, para comprar el convento por US$14,5 millones.

Pero dos monjas de la congregación, Rita Callanan y Catherine Rose Holzman, se negaron a vendérselo a la artista y, en su lugar, se lo vendieron a la restauradora y agente inmobiliaria Dana Hollister, sin la aprobación del arzobispo José Gómez.

Según explica el periodista de la BBC especializado en música Mark Savage, "en contraste con la oferta multimillonaria de Perry, Hollister sólo pagó US$44.000, con el compromiso de pagar US$9,9 millones después de tres años".

Las religiosas mantuvieron hasta el final que tenían la autoridad para vender la propiedad de 2.000 metros cuadrados.

Pero en abril de 2016, la juez de la Corte Suprema de Los Ángeles Stephanie M. Bowick falló a favor de la cantante y la archidiócesis, e invalidó el acuerdo de compraventa entre Hollister y las dos monjas.

La batalla legal no concluyó entonces. Tras varias apelaciones, un jurado resolvió el pasado noviembre que Hollister interfirió "con malicia" en la compra de Perry y este martes se fijaron los costos a pagar por la restauradora.

Desaprobación de las monjas

Desde Los Ángeles, la corresponsal de BBC Mundo Beatriz Díez recuerda que la razón que dieron las dos monjas para oponerse a la venta del convento a Perry fue que se sentían incómodas ante la idea de cederle la propiedad a una artista con canciones provocadoras como I Kissed a Girl ("Besé a una chica") o California Gurls.

 La cantante estadounidense Katy Perry
Las monjas Rita Callanan y Catherine Rose Holzman no aprobaban el estilo de Katy Perry por considerarlo provocador.

Tags

Lo Último


Te recomendamos