Dijo que su hijastra falleció en una caída, pero los golpes en el cadáver de la menor lo delataron

Manuel Gregorio Villafañe Aranda fue capturado este jueves en el departamento del Atlántico acusado de haber asesinado a golpes a niña de dos años.

Por Publimetro Colombia

Manuel Gregorio Villafañe Aranda quedó evidencia tras las investigaciones llevadas a cabo por el CTI de la Fiscalía en Atlántico.

El hombre fue capturado en la tarde de este jueves en la calle 4A con calle 18, barrio Loma Fresca del corregimiento de La Peña, en el municipio de Sabanalarga, por presuntamente estar involucrado en la muerte a golpes de su hijastra de 2 años, quien falleció el pasado sábado.

Según la versión de las autoridades, publicada por el portal Zona Cero Villafañe Aranda, de nacionalidad venezolana, llevó a la niña al médico del pueblo alegando que la menor se había caído de un pequeño barranco donde hay una escalera de barro.

Narró que la niña jugaba con una prima mayor de edad. Supuestamente él empezó a darle primeros auxilios y al notar que no respondía la llevó al médico. Sin embargo, cuando llegaron al centro asistencial ya la pequeña estaba sin signos vitales.

La unidad de turno del CTI llegó al lugar a inspeccionar el cuerpo de la pequeña y cuando revisaron el cadáver notaron que no tenía raspaduras o marcas de barro que confirmaran lo dicho por el padrastro. Allí fue cuando los investigadores empezaron a sospechar que algo no cuadraba en el relato del padrastro.

Por estas circunstancias, los investigadores trasladaron el cuerpo de la pequeña a Medicina Legal para establecer las causas de la muerte. Algo que curiosamente llamó la atención es que la niña presentaba hematomas recientes y anteriores en diferentes partes del cuerpo. Este detalle empezó a dar luces que se estaba frente a un homicidio y no ante una muerte accidental.

Mientras salía el resultado de la necropsia, los investigadores realizaron entrevistas en el corregimiento. Una de las entrevistadas fue la prima que señaló el padrastro con quien la niña estaba jugando aparentemente cuando se cayó. La mujer señaló a las autoridades que ella ese día no estuvo jugando con la pequeña.

La otra entrevista fue realizada al hermanito mayor, de 5 años, de la niña que estaba ese día en la casa al cuidado del padrastro al igual que la menor, pues la mamá había salido a vender dulces en el casco urbano de Sabanalarga.

El pequeño reveló algo escalofríante. Dijo que su padrastro le había dado una patada a su hermanita en el pecho y otra en el rostro, lo que hizo que la niña cayera al suelo.

La otra prueba reina fue el resultado de la necropsia que confirma lo dicho por hermanito de la niña. El examen precisó que el cuerpo presentaba "trauma cerrado y contundente de tórax y abdomen con ruptura hepática" y señala que la manera de muerte fue "violenta”,  homicidio en el contexto de maltrato infantil agudo y crónico".

Con todos estos elementos materiales probatorios, la Fiscalía 13 Local de Sabanalarga solicitó una orden de captura a un juez de control de garantías por el delito de feminicidio agravado contra Manuel Gregorio, la cual se hizo efectiva ayer en horas de la tarde por agentes del CTI.

Manuel Gregorio fue llevado por los investigadores a las instalaciones de la Fiscalía y posteriormente el CTI solicitó apoyo a la Policía para que lo custodiara durante toda la noche en la Estación de Sabanalarga, ya que en la Fiscalía no tienen donde tenerlo hasta que hoy sea presentado ante un juez de control de garantías que defina su situación en el Palacio de Justicia de Sabanalarga.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo