Fritangueras de la arepa de huevo protestarán contra multas por ventas de empanadas

Saldrán en una marcha de calderos y ollas en el municipio de Luruaco, Atlántico.

Por Lina Robles

Indignadas por las medidas que está imponiendo el Código de Policía contra la venta de empanadas en la capital del país, las portadoras de la tradición de la arepa de huevo en Luruaco, Atlántico han decidido alzar su voz de protesta en contra las multas que les quieren imponer a los consumidores de fritos en el espacio público.

“La verdad es un tema muy delicado para nosotras que estamos muy afectadas. Muchas familias viven de este negocio y dependen de sus ventas de fritos. Me preocupa que bajen las ventas porque los turistas no puedan venir a comerse una arepa de huevo debido al temor de que los vayan a multar. No es justo con nuestro oficio y no queremos que nuestro comercio vaya a decaer”, afirmó Mileydis Coronado, presidenta Asopraluruaco, Asociación de Fritangueras de la arepa de huevo en este municipio.

Toda la polémica comenzó, la semana pasada, cuando al ciudadano Stiven Claros, en Bogotá, lo multaron con $883.000 por comprar y consumir una empanada en el espacio público. El Código es muy claro con la sanción establecida, en el artículo 140, numeral 6: "Promover o facilitar el uso u ocupación del espacio público en violación de las normas y jurisprudencia constitucional vigente".

La medida ha sido ampliamente discutida en Luruaco, la capital mundial de la arepa de huevo y debido a sus efectos, lo que ha obligado a las fritangueras a convocar a una protesta. La marcha de los calderos está programada para este viernes 22 de febrero a las 9 a.m.

“Saldremos con nuestros calderos y con nuestros cucharones a hacer ruido para que el gobierno nacional nos escuche, porque exigimos respeto hacía este oficio”, aseguró Enmanuel Morales, Gestor Cultural de Luruaco.

Los organizadores de la marcha estiman poder convocar a más de noventa personas a que se unan a la protesta. “Vamos perifonear en todo el municipio para que todos se unan a nuestra causa”, advirtió Mileydis, quien lleva toda una vida preparando esta delicia gastronómica.

Las cocineras esperan lograr el apoyo de la Alcaldía del municipio y del Gobernador del Atlántico.

Las fritangueras hasta el momento no han sido víctimas de algún tipo de multa por la venta de sus productos.

“Todo ha estado normal y hasta los policías que llegan a nuestros puestos, que son conocidos por nosotras, siguen desayunando su arepa de huevo, sus empanadas y hasta sus patacones rellenos como si nada hubiera pasado”, detalló Mileydis.

Sin embargo las cocineras temen que las sanciones puedan empeorar y así afectar el Festival de la Arepa de Huevo que se celebra a mitad de año en la población. El año pasado vendieron más de 26 mil durante el evento.

“Si nos prohíben vender en el festival lo perdemos todo y me duele ver cuántas familias serían  afectadas por las medidas y por eso vamos a salir a protestar”, concluyó Mileydis.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo