“Cada partido es una final” Sebastián Viera, arquero de Junior de Barranquilla

El guardameta del Junior de Barranquilla habló de los planes que tiene con el equipo para Copa Libertadores y de la campaña de abonos que promociona con el equipo tiburón en la capital del Atlántico

Por Lina Robles

Un ángel uruguayo custodia el arco del Junior de Barranquilla. Sebastián Viera habló con PUBLIMETRO sobre el buen momento que está viviendo el Tiburón. Los objetivos del semestre, la llegada del técnico Luis Fernando Suárez y la llegada del refuerzo chileno Matías Fernández fueron temas de conversación con el capitán rojiblanco.

¿Cómo se está  preparando Junior para la campaña de este año?

Vamos paso a paso. Es un primer semestre muy intenso, con muchos partidos y estamos trabajando para poder afrontarlo de la mejor manera. Queremos que sea importante para marcar historia con Junior. Tenemos que estar aparte de las emociones del hincha y tenemos que ser más realistas. La gente piensa que ganar la liga es muy fácil, pero no la conseguíamos desde 2011. Debemos poner los pies en la tierra y jugar sabiendo que cada partido para nosotros es como una final.

El club promueve una campaña para que los hinchas adquieran los abonos, ¿cree que llegarán a la meta?

Antes la excusa era que si el equipo no ganaba una final, o no jugaba bien, entonces la gente no llenaba el estadio. Pero hoy todo el mundo habla bien de Junior, incluso cuando jugamos de visitante, mucha gente va a vernos. Sin embargo, localmente no es así. Sabemos que la gente tiene problemas económicos y que la situación está muy difícil. Pareciera que estuviéramos mendigando que vayan al estadio o pidiendo: ‘¡Por favor, vayan al estadio!’, cuando no tiene que ser así. Si hubiéramos pasado un semestre malo porque el equipo no estuvo bien, sí. El hincha nos tiene que arropar, protegernos y apoyarnos para que sigamos con este ritmo, que es el ideal.

Apenas vamos en 9000 abonados y no soy muy optimista en este momento. Veo muchos mensajes muy lindos, pero en redes sociales. Donde ganamos los partidos no es en las redes sociales, es en el estadio y en el estadio es donde necesitamos a la gente.

Queremos que cuando vean los partidos transmitidos en el exterior se observe el estadio lleno y digan que Junior es un equipo grande de verdad. Tenemos jugadores caros y que los demás equipos de prestigio quisieran tener. Creo que esto es de todos. Cuando estamos en el campo necesitamos de la hinchada.

Te pongo un ejemplo: La Bombonera cuando jugamos contra Boca, que estábamos dando una pelea bárbara, era cuando la gente más gritaba y era cuando más necesitaba el equipo ese apoyo. Eso es lo bueno de la hinchada. Siempre vamos a estar agradecidos con quienes vayan al estadio, ya sean 8000 o 200 personas.

¿Qué tal es la experiencia con el nuevo técnico?

Nos costó mucho llegar a donde estamos hoy. El club hizo una inversión no sé de cuántos millones de dólares hace dos años. Trajo a Chará, a Teo, a Cantillo, a muchísimos jugadores. Se hizo un proceso y estamos consolidados, jugando muy bien. Nos conocemos, y el club en la parte de infraestructura ha mejorado muchísimo. Tenemos una muy buena sede, tenemos todo. El cuerpo técnico ha implementado el tema de los videos y existe una sola persona específica para el tema. Eso no lo teníamos antes. Pero no todo es casualidad. El club viene haciendo un esfuerzo muy grande. Hoy Junior está en un nivel casi al tope, queriendo crecer más todavía. La dirigencia de Antonio y Fuad Char está haciendo todo lo posible para que estemos cómodos y poder rendir al máximo.

¿Cuándo conoció a Matías Fernández?

Jugué con Matías hace 13 años y el jugador cambia mucho, pero él se ha mantenido. Estuvo en Portugal. También estuvo en Italia, en un equipo importante como el Milán y ahora último llegó a México. Esperemos que el jugador se adapte. Hay que tener un poco de paciencia, porque no es de la noche a la mañana que un jugador se adapta acá. Ahora es uno de los nuestros y nos va a ayudar mucho.

¿Qué le dijo en la conversación que tuvo con él?

Que se viniera para acá. Que va a jugar en un estadio lleno, a reventar. Le hablé muy bien de la ciudad, le dije que arropa a los extranjeros.

Siempre se afirmó que Junior generaba más noticias por lo extradeportivo que  por su desempeño, ¿cómo ve el equipo ahora?

Hoy somos un grupo muy profesional, que sabe lo que quiere. A cada jugador que viene le decimos las metas y objetivos que tenemos. Esas cosas que ocurrían fuera de la cancha, ya en Junior no existen. El año pasado jugamos 70 partidos y este año tiene muchos más. Aquí logramos los objetivos si todos estamos bien.

Para eso nos tenemos que cuidar cuando estamos concentrados, nos tenemos que comportar como profesionales. La tenemos clara. Sabemos lo que tenemos que hacer dentro y fuera de la cancha.

¿Cómo recibieron la asistencia del psicólogo que implementó Suárez?

Bien. El cuerpo técnico en sí se preocupa por los jugadores. Ellos nos hablan de las ideas que tienen y obviamente las tratamos de seguir porque confiamos en sus capacidades. El ‘profe’ también escucha mucho. Es una persona que pregunta y como tiene una experiencia mundialista, sabe cómo manejar un grupo.

¿Cómo se proyectan para la Copa Libertadores?

Tenemos confianza, energía y estamos trabajando el tema de los penales. Antes nos agarraba la desconfianza, pero ahora tenemos una seguridad muy grande y lo de la Superliga nos devolvió la seguridad que habíamos perdido y eso nos sirve para lo que viene. Tenemos la fe de que nos va a ir bien. Hoy estamos enfocados en la liga y después cuando llegue la copa estaremos pensando en eso, pero falta tiempo.

¿Cómo disfruta Viera  su faceta como padre por segunda vez?

Cambio pañales cada rato. Doy el ‘tete’ al igual que cualquier padre. Soy un padre presente. Soy de estar en casa cuando no estoy concentrado. Puedo estar en casa con mi familia y le doy gracias a Dios por eso. Me la paso en muchos parques para los niños.

¿Después de vivir tantos años en Barranquilla se siente como uno más?

Ya hace ocho años que estoy acá. Me siento muy cómodo y agradecido, pero decir que soy barranquillero sería faltar el respeto. Acá me voy a quedar a vivir, así que espero que esa sede de Junior la puedan aprovechar mis hijos.

¿Se acostumbró a la mamadera de gallo que tenemos acá, como decirle ‘Pelo de burra’ a Comesaña?

Nosotros también le decimos así (risas).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo