Barranquilla

Autoridades alertan a los padres para que protejan a los menores en Barranquilla a raíz de caso de niña violada

El hecho ha generado repudio e indignación en la capital del Atlántico. Gracias a la valiente denuncia de la madre la Policía de Infancia y Adolescencia ha podido esclarecer el caso de la menor abusada presuntamente por cinco hombres.

La madre de la menor de catorce años que presuntamente fue abusada, por cinco hombres, en el barrio Los Ángeles, en Barranquilla tenía el presentimiento de que cuando su hijos crecieran debía mudarse del lugar.

“No quería vivir más allí, para que mis hijos no se perdieran en las drogas y mire lo que pasó”, dijo la mujer, en diálogo con varios medios de comunicación en la Oficina de Infancia y Adolescencia, de Barranquilla (PUBLIMETRO se reserva su nombre).

Una estremecedora denuncia fue registrada por el diario El Heraldo, el pasado lunes, cuando una atribulada madre, después de dos días de intensa búsqueda, encontró a su niña en un lamentable estado.

El hecho ocurrió entre los días 8 y 9 de enero, cuando la menor salió de su hogar hacia la casa de una vecina amiga y las horas pasaron. Su madre esperó a la niña hasta las 9 p.m., cuando se extrañó por su ausencia y decidió salir a buscarla.

Al llegar a la casa cercana, la mujer no encontró a su hija, pero le comentaron que la menor fue convencida por otros jóvenes para que los acompañara.

“Se la llevaron para una casa en construcción y después que la drogaron la violaron toda la noche”, manifestó la madre de la menor.

Durante toda la noche la madre se mantuvo en vela esperando llegada de la menor y reinició su búsqueda muy temprano en la mañana del 9 de enero. A la mujer se le ocurrió ir hasta la casa de una de las amigas vecinas de su hija, quien le indicó el lugar donde vivía el novio de está, en un cambuche hecho con escombros y tablas.

“Cuando me la traje para acá, mi hija estaba toca marcada. Estaba todavía drogada y lloraba, y se reía, me decía que le dolía mucho sus partes”, lamentó la mamá de la menor.

Pero el calvario no terminó allí, para hacer válida su denuncia la mujer llevó a su hija hasta un hospital a que la examinaran y ambas mujeres tuvieron que esperar once días para que la Fiscalía tomara la declaración de la denuncia.

“Mucha gente los escuchó donde ellos se reían y comentaban todo lo que le habían hecho a mi hija, y se reían”, afirmó la mujer.

“Hay dos personas identificadas, un menor de edad y otro mayor de edad, que son los que señala la niña que efectivamente eran los que la habían abusado”, explicó la teniente Yeimi Vargas, de la Policía de Infancia y Adolescencia.

Las autoridades hicieron un llamado de alarma a los padres de familia para que protejan y tengan control sobre sus hijos menores, sobre todo en época de Carnaval.

“Que estén muy pendientes a las amistades de sus hijos, a sus redes sociales porque por cualquier medio ellos pueden engañados y vulnerados. No se pueden descuidar”, resaltó la teniente.

Actualmente la menor se encuentra recibiendo acompañamiento psicológico por parte del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

“El año pasado atendimos 350 casos por delitos contra la integridad sexual de los menores en Barranquilla y hemos logrado 135 capturas por este delito», informó la teniente Vargas.

Debido a esta problemática la Policía ha venido trabajado en entornos escolares para darles herramientas de prevención a los menores con el fin de que detecten temprano los signos de alarma para denunciar estos casos.

«La Policía de Infancia y Adolescencia ha hecho actividades en colegios a través del programa ‘Abre tus ojos’, cuya temática es la prevención del abuso sexual» explicó Vargas.

Audiencia al capturado

La Fiscalía General de la Nación le imputó cargos a Osnaider José Salas Pérez, el joven de 24 años, quien es investigado como presunto responsable del abuso sexual de la menor.

El capturado no aceptó el delito de acceso carnal violento o acto sexual en persona puesta en incapacidad de resistir en circunstancia de agravación.

El presunto abusador fue capturado el pasado miércoles en el corregimiento de Gallego, jurisdicción de Sabanalarga, Atlántico. Las autoridades señalaron que algunos de los demás implicados en el hecho también huyeron de la ciudad.

La frase: “Los padres deben estar muy pendientes a las amistades de sus hijos, a sus redes sociales porque por cualquier medio ellos pueden engañados y vulnerados”, la teniente Yeimi Vargas, de la Policía de Infancia y Adolescencia.

La cifra: 350 casos de delitos contra la integridad sexual de menores fueron atendidos, el año pasado en Barranquilla.

Tags

Lo Último


Te recomendamos