14 líderes sociales han sido asesinados en la Región Caribe en 2018

El Observatorio de Dinámicas del Conflicto Armado en la Región Caribe del Centro de Pensamiento UNCaribe, señaló que el sur de Córdoba es la zona más afectada.

Por Lina Robles

Casi el 60 por ciento de las muertes sucedieron en el departamento de Córdoba, y el 28 por ciento en un solo municipio (San José de Uré) de acuerdo al Observatorio de Dinámicas del Conflicto Armado en la Región Caribe del Centro de Pensamiento UNCaribe de la Universidad del Norte.

“En el caso del sur de Córdoba, especialmente en los Municipios de Tierralta, Valencia, Montelibano, Puerto Libertador y San José de Uré, la criminalidad es dominada por el Clan del Golfo. Aunque recientemente han aparecido competidores armados, que buscan disputarle el control de las zonas de cultivos de coca y procesamiento de clorhidrato de cocaína, así como las rutas que van desde los laboratorios o cocinas hasta los puntos de exportación ubicados en los municipios de Canalete, Los Córdobas, Moñitos y Puerto Escondido”, dijo el politólogo de la Universidad del Norte, Luis Fernando Trejos a PUBLIMETRO.

El experto destacó que dentro de los nuevos actores armados presentes en este territorio, se destacan los Caparrapos (que vienen desde el Bajo Cauca) y los JJ, estos últimos, según la Defensoría del Pueblo, aparecieron en diciembre del año pasado en zona rural de Tierralta y estarían conformados en su mayoría por ex integrantes del desmovilizado frente 58 de las Farc.

“Además serían financiados por carteles de la droga mexicanos, que buscan mantener estable y ampliar la producción de clorhidrato de cocaína en los territorios desocupados por las Farc, lo que explicaría los recientes asesinatos de líderes sociales que estaban al frente de procesos de sustitución voluntaria de cultivos en comunidades rurales de Tierralta y San José de Uré”, advirtió Trejos.

Para el director del Observatorio de Confrontación Armada en el Caribe es importante resaltar que el sur de Córdoba es geográficamente estratégico porque sirve como corredor de movilidad entre la Costa Caribe, el Bajo Cauca, el Norte de Antioquia y Urabá (antioqueño y chocoano), teniendo como nodo central el Parque Nacional Nudo de Paramillo. “El control territorial de este parque natural resulta importante por la extensa red de conexiones terrestres y fluviales que ofrece, entre otras cosas porque conecta zonas de cultivos y centros de producción y acopio de clorhidrato de cocaína, con rutas de transporte y puntos de exportación”, expuso.

Trejos lamentó el olvido y la falta de protección que actualmente mantienen los líderes amenazados en la región. “Es una situación compleja, en la medida que la violencia que contra ellos se ejerce no hace parte central de la agenda pública, lo que se traduce en ausencia de indignación ciudadana y falta de políticas públicas efectivas, tendientes a brindar garantías reales para el ejercicio de los liderazgos sociales. A esto debe sumarse que gran parte de los líderes amenazados y asesinados, desarrollan sus actividades en zonas rurales carentes de presencia estatal, por lo cual su seguridad no es garantizada por el Estado”, concluyó.

La frase: “La violencia que contra los líderes se ejerce no hace parte central de la agenda pública, lo que se traduce en ausencia de indignación ciudadana”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo