Daniella, Brenda y Kenede: Tres historias sobre la violencia de género en Barranquilla

Sobre los presuntos raptos de mujeres en la ciudad, las autoridades aseguran que no han recibido denuncias.

Por Lina Robles

Dramáticas, desgarradoras y con finales lamentablemente fatales, así han sido las historias de Daniella Ahumada, Brenda Pájaro y Kenede Vega, tres mujeres que comparten un destino en común, la alarmante violencia contra la mujer, que se ha registrado en los últimos meses en Barranquilla.

“En mi corazón de madre mantenía la esperanza de que estuviera con vida. Pero con el hallazgo de sus restos fue muy rápido poder identificarla por las prendas que mi hija aún conservaba”, dijo Miriam Bruno Castillo, madre de Brenda Pájaro, la mujer desaparecida hace varios meses, y cuyos restos fueron hallados en un sector enmontado del barrio Miramar.

Sus familiares pidieron a las autoridades llegar hasta el fondo de la investigación para aclarar su muerte y capturar al responsable. Entre los detalles que resaltan de la investigación está la pérdida de un anillo de oro, su bolso con sus pertenencias y su cédula de ciudadanía que no fueron hallados en el lugar donde se encontraron sus restos.

“Por siempre recordaré a mi hija como una excelente madre, dedicada a su hogar y a sus hijos, en especial a una pequeña con discapacidad”, lamentó la madre de Brenda.

La vicefiscal general de la Nación, María Paulina Riveros, manifestó, en días pasados, que el caso de Brenda Pájaro se encuentra priorizado desde su despacho y que se están adelantando las investigaciones para esclarecer los móviles del homicidio.

Indicó además que se ha estado en comunicación permanente con José Humberto Torres, abogado de la familia de la víctima, para definir una investigación conjunta que permita aclarar los hechos.

La historia de Daniella

La joven de 27 años Daniela Ahumada Comas se convirtió en otra víctima de la violencia intrafamiliar en Barranquilla tras haber sido brutalmente agredida por su esposo Mateo Cabrera, según denunciaron familiares, el pasado 14 de julio.

La joven mujer fue golpeada en su rostro, cerca del ojo derecho con un computador portátil. El golpe fue tan fuerte que Daniela debió ser internada en la Clínica Portoazul para ser sometida a varias cirugías.

Frente al caso, la madre de la víctima, Diana Comas, aseguró que está de acuerdo que este tipo de situaciones deben denunciarse para que no le vuelvan a ocurrir a otra mujer.

“La situación de Daniela es bastante preocupante. Él la golpea con el computador a una distancia personal, como si fuera un ring de boxeo y la lesiona con la punta del computador en forma reiterativa, le da golpes una y otra vez. Le destruyó la base y casi mitad del globo ocular y fue sometida a seis horas de intervención quirúrgica, le han reconstruido su órbita del ojo con titanio, el pómulo también fue fracturada, igual la nariz y fue reconstruida. Y debe ser sometida a una operación posterior", explicó a este medio Yesid Martínez, tío político y  abogado de Daniella.

El caso dio un giro inesperado este lunes  cuando el juez promiscuo municipal de Puerto Colombia decidió cobijar con detención domiciliaria al agresor de Daniella.

Mateo Cabrera cumplirá con la medida en la misma residencia donde ocurrieron los hechos. Daniela, por su parte, está viviendo en casa de sus padres. La familia de la mujer no estuvo de acuerdo con la decisión del juez y esperaba al menos cárcel para el hombre. La Fiscalía le imputó cargos de violencia intrafamiliar en concurso sucesivo y homogéneo, los cuales no aceptó.

El caso de Kenede

La joven Kenede Vega Garizao decidió acusar con su propia voz a su expareja Armando José Castro Maldonado, quien sería la persona que presuntamente la agredió en su cabeza con un cuchillo, cortándole parte de su cuero cabelludo, en la madrugada del lunes 20 de agosto, cuando ella accedió a quedarse en casa de su cuñada con sus hijos, en el barrio Las Gaviotas de Soledad.

En un corto video de unos 20 segundos, que circuló en redes sociales la mujer, desde la Clínica San Diego, hizo un llamado a las autoridades para que su caso no quede impune y se capture agresor, quien pertenece a la barra Los Kuervos.

"Quiero que las autoridades hagan lo necesario para que se haga justicia y mi caso no quede impune. Ni una sola mujer debe vivir más el infierno que yo estoy viviendo", dijo Kenede notablemente afectada por lo ocurrido cuando su expareja presuntamente la atacó porque ella se negó a tener relaciones con él.

La joven ha sido sometida a varias operaciones de cirugía plástica

"La paciente Kenede fue sometida a una intervención en la región frontal en donde presentaba una lesión de más o menos de 4 por 3 centímetros y tenía otra lesión bastante importante con exposición ósea de más o menos unos 15 centímetros. Se le realizó una intervención similar ", dijo Henry Orozco, director médico de la Clínica San Diego.

El galeno aseguró que su recuperación total tardará cerca de 6 meses, ya que deberá ser sometida a otras cirugías de índole estético. Los especialistas confirmaron que la lesión fue producida por un objeto corto punzante.

Armando Castro Maldonado fue enviado a la Penitenciaría de El Bosque acusado por la Fiscalía del cargo de feminicidio agravado en tentativa contra Kenede. El juez segundo penal municipal con funciones de control de garantías acogió la petición del delegado de la Fiscalía y lo cobijó con la medida carcelaria. Castro Maldonado no se allanó a los cargos imputados, por lo que pese a ser mandado a la cárcel el proceso seguirá.

¿Qué dicen las autoridades?

Además de la atención psicosocial que se les brinda a las víctimas de violencia de género, la Secretaría de la Mujer de la Gobernación, adelanta acciones conjuntas con otras entidades para evitar que los procesos contra los agresores queden en la impunidad, afirmó la Secretaria de la Mujer, Zandra Vásquez.

“Estamos haciendo seguimiento a cada caso para que el proceso judicial se cumpla y los agresores terminen en la cárcel”, manifestó la funcionaria.

Indicó que además de la Gobernación se unen a la vigilancia de los procesos la misma Fiscalía y la Defensoría Regional del Pueblo.

La violencia en cifras

El Instituto de Medicina Legal confirmó que solo hasta el mes de agosto se registraron 826 casos de violencia sexual, lo que indica un promedio de 103 casos mensuales o 3.4 casos diarios en todo el departamento.

La estadística del instituto señala que el incremento de casos de abuso sexual atendidos por la entidad sigue creciendo, en el año 2013 fueron 440 casos, 504 en 2014, 454 en 2015, 551 en 2016 y 612 en 2017. También se reconoce que puede haber un subregistro de este tipo de violencia.

La directora regional, María Isabel Smith, señaló que las estadísticas muestran que hasta el mes de agosto Barranquilla, con 450 casos, ocupa el primer lugar en violencia sexual, sigue Soledad con 156 casos y siguen Malambo, Sabanalarga y Puerto Colombia. De los 826 casos en lo que va del 2018, 702 las víctimas han sido mujeres y 129 hombres.

Un total de 15 mujeres en Barranquilla han sido asesinadas por muerte violenta en la ciudad en 2018.

Presuntos casos de rapto a mujeres

El general Mariano Botero Coy, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, desestimó las denuncias públicas por presuntos casos de organizaciones o criminales que individualmente estarían “raptando” a mujeres en la capital del Atlántico

Tras conocerse el miércoles dos casos narrados por oyentes de Atlántico en Noticias que pidieron la reserva de sus nombres, el general Botero dijo que en lo primero que se trabajó tratando de “identificar quiénes son los victimarios”.

Personal de la Policía Metropolitana estuvieron en los sectores en donde, según las denuncias, no se obtuvo información que complementara las versiones de los oyentes. Fue claro en señalar el alto oficial en que “en el momento no tenemos nada”. Recordó que son 8 los casos denunciados por desaparición y que todos han sido esclarecidos.

El comandante brigadier pidió a la comunidad que ante la desaparición de personas o actos sospechosos llamar de inmediato a los números: 321-3945266, 320-3008597,  al 155 (orientación a mujeres víctimas de la violencia) o al 165 del Gaula de la Policía.

La frase

"Quiero que las autoridades hagan lo necesario para que se haga justicia y mi caso no quede impune”, Kenede Vega, mujer agredida por su pareja.

La cifra

15 mujeres han sido asesinadas por muerte violenta en 2018 en Barranquilla.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo