“Quiero que las autoridades vean que Colombia tiene mucho para dar en el deporte”: Caterine Ibargüen

Se colgó con sus “saltos” dos oros Centroamericanos en Barranquilla.

Por Lina Robles

A pesar de su fama mundial, la atleta colombiana Caterine Ibargüen, es tímida ante las cámaras y siempre intenta dar “un salto adelante” a la prensa mundial que a la acaparó durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla. Con una imagen renovada y una actitud empoderada luego de obtener dos medallas de oro para el país, venció su miedo a los flashes ondeando su melena y enmarcando su hermosa sonrisa con el tricolor nacional. La colombiana conquistó la noche de este miércoles su segunda medalla de oro Centroamericana al ganar la prueba de su especialidad el triple salto, con marca de 14.92, el cual se transformó en el nuevo récord de las justas con la mira puesta en Tokio 2020.

¿Cómo ha vivido estos Juegos Centroamericanos y del Caribe?

Barranquilla es un ciudad hermosa y Colombia es un país divino que nos acogido a todos los deportistas con gran amor. Así que le doy gracias Colombia. Estoy muy feliz con Barranquilla por todo el apoyo y eso me deja un sabor dulce a lo que han sido estas medallas de oro. A toda Colombia le dedico este triunfo.

¿Qué se siente triunfar y ganar medallas en su propio país con esto juegos?

Esto es como una cereza al pastel. Un triunfo que siempre he estado construyendo pero sobre todo estar en mi país en una competencia de tanto nivel. Eso me llena de orgullo y de responsabilidad y más compromiso cada día con mi patria.

¿Logró un 14.92 metros quería llegar a los 15 metros?

Quise darle 15 metros a Barranquilla a todo este público hermoso que me lo pidió pero creo que el tiempo de Dios es perfecto y seguiré trabajando para eso. Quince metros es una barrera difícil no imposible, pero todos los días no se salta quince metros. Lo importante es que hoy le entrego dos medallas de oro a Colombia y la responsabilidad sigue todo con miras hacia Tokio 2020.

¿Cómo se siente actualmente como deportista?

Me siento en óptimas condiciones, estoy en la mejor forma de mi vida deportiva. Seguiré trabajando, seguiré soñando con grandes metas, en lograr un récord mundial, en cosas increíbles y estoy segura que nadie sabe lo que pasa por mi mente.

¿Se tomará un descanso después de los juegos?

Seguiré trabajando debido a que tengo la Liga Diamante y la final el 18 de agosto en Birmingham, Inglaterra, en salto largo, con el objetivo de pasar a la final.

La vimos bailar champeta en las competencias ¿Le gusta bailar con frecuencia?

(Risas) Eso me viene de sangre colombiana y de verdad gozo bailar. Yo creo que me sale de forma natural. (Risas).

¿Qué mensaje le envía al nuevo gobierno en cabeza del presidente electo Iván Duque para mejorar las condiciones del deporte a nivel nacional?

Quiero que las autoridades empiecen a apoyar más el deporte en la infancia y lleven a deportistas disciplinados a obtener grandes triunfos. Colombia tiene mucho más para dar. Creo que este es el principio para una gran historia para el deporte colombiano y que en Tokio podremos hacerlo mucho mejor que en Río de Janeiro.

¿Qué siente cada vez que se sube al podio a recibir una medalla?

Eso es algo indescriptible. Me llenan de orgullo los colores de mi bandera, me gusta representar todas las cosas bonitas que tiene mi país a través del deporte. Es que Colombia tiene talento, materia prima, ganas de superación. Quiero que la juventud me vea y trabajo solo para eso.

Ahora es muy famosa y todos se quieren tomar la foto con usted ¿Le molesta tanta atención?

Me gusta que la gente se acerca a mí y ven al ser humano por encima de la atleta y eso me encanta. Me hace tenerle más amor a lo que hago.

¿Qué es lo que menos le gusta de su profesión como deportista?

Que no puedo estar mucho en Colombia porque debo estar viajando y casi 24 horas concentrada. Por eso casi no me ven constantemente en mi país.

¿En algún momento pensó en no volver a saltar más?

Sí, quise tirar la toalla. Pienso que eso me ayudó a tener una mente más fuerte, a saber que sí puedo, a que ante las adversidades tengo que dar buena cara. Como siempre digo el tiempo de Dios es perfecto. Este era mi tiempo. Por eso agradezco todo lo que me pasó.

¿Qué piensa cada vez aplaude en la pista antes de saltar?

En ese momento le doy gracias a Dios por poder mostrar lo que hago. Antes de saltar sonrío por esa oportunidad. Yo me gozo las competencias cada vez que salto.

La frase

Creo que este es el principio para una gran historia para el deporte colombiano y que en Tokio podremos hacerlo mucho mejor que en Río de Janeiro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo