Detención domiciliaria para cuatro de los capturados en caso de Aida Merlano en Barranquilla

Así funcionaba la maquinaria electoral detrás de la dirigente política.

Por Publimetro Colombia

Un juez de control de garantías decidió cobijar con detención domiciliaria a cuatro de los cinco capturados tras el allanamiento realizado al comando político de la representante a la Cámara suspendida y senadora electa Aida Merlano del partido Conservador.

Entre los cobijados por la medida está la hermana de la política, Vanessa Victoria Merlano Rebolledo. La única señalada que quedó en libertad fue María Camila Valencia Lugo, debido a que confesó que se encontraba en la sede colaborando con ayudas didácticas para voto. Sin embargo la joven seguirá vinculada al proceso.

Vanessa Victoria Merlano Rebolledo, hermana de la senadora Aida Merlano; Evelín Díaz Díaz, Edwin Martínez Salas, Jefferson Viloria Miles y María Valencia Lugo fueron llevados de nuevo en la mañana de este jueves al Centro de Servicios Judicial para la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento por los delitos de corrupción al sufragante y porte ilegal de armas.

Desde el pasado domingo de elecciones al ser allanado el comando político de la candidata al Senado, la dirigente barranquillera pasó a las páginas nacionales debido a todos los hallazgos que se encontraron en las instalaciones del lugar.

"Allí se encontraron 200 certificados electorales aproximadamente, seis personas fueron capturadas, se incautaron 261 millones de pesos que estaban en caja fuertes y cuatro armas de fuego", dijo el comandante de la policía de Barranquilla, Mariano Botero.

Después del operativo sus seguidores hicieron una cadena de oración para pedir por su líder política en la sede allanada, ubicada en el barrio Golf, uno de los sectores más exclusivos de Barranquilla esta semana.

El lunes varios medios de comunicación, incluyendo PUBLIMETRO, intentaron entrevistar a Merlano, pero la abogada no quiso declarar e incluso amenazó a los comunicadores allí presentes asegurando que “si me están grabando a mí pues yo también los estoy grabando a ustedes”, sostuvo.

Un sapo

Según las tres audiencias que se han llevado a cabo en Barranquilla sobre el caso, la Fiscalía mediante varios diagramas e incluso diapositivas ha explicado de forma minuciosa cómo operaba la presunta red de compra de votos de la casa Merlano.

Desde la sede política se "reclutó" a un sin número de personas que a su vez buscaban a los votantes. El líder recibía como pago 10 mil pesos por cada persona que llegara a vender el voto, al igual que una especie de “pirámide” del sufragio.

La persona que se comprometía  a votar por Merlano "dejaba la cédula cómo garantías para no zonificarse en otro lado", explicó el fiscal.

En la audiencia el juez se refirió a un informante o "más conocido como el sapo", según el testimonio del juez, confesó que en ese comando político "se entregaban  20 mil pesos de anticipo por el voto y 40 mil al momento de votar".

El juez de control de garantías declaró “legal el allanamiento con base a la información que se recibió de la fuente”.

Código de barras bidimensional

La Fiscalía General de la Nación reveló cómo aparentemente el equipo de Merlano desarrolló sofisticada red de compra de votantes, que incluso utilizaba calcomanías con código de barras bidimensional (código QR) para identificar y hacer seguimiento a los líderes encargados de la compra de votos.

Para verificar que se hubiera sufragado en un puesto específico, la campaña pedía los certificados de votación y, sobre estos, grapaba un papel con código QR, que llevaba el dato del municipio y el nombre del líder al que se le atribuía el voto. De esta forma, se garantizaba que el dinero entregado al comprador correspondiera con el número de votos ofrecido por él a la campaña.

“Se llevaba una contabilidad detallada en una planilla adicional, en la que se hacía la relación de los líderes, el municipio al que pertenecían y los gastos de la jornada. Al parecer, cada voto era pagado a 40.000, con un subsidio de 5.000 de transporte. El monto a pagar a cada uno de ellos variaba de acuerdo con la cantidad de votos ofrecida y si se superaba ese número, aumentaba también el valor del voto”, de acuerdo al fiscal nacional en cuya campaña se habrían repartido más de 6.000.000.000 millones de pesos.

Tenían además un sistema organizado para identificar a los líderes y hacer la trazabilidad del proceso de compra de sufragios, a través del uso de dos formatos: las actas de compromiso y el seguimiento de cada votante.

El pasado político de Merlano

De acuerdo a un amplio perfil publicado por el portal La Silla Vacía, el interés político de la barranquillera nació de su padre el dirigente barrial Domingo ‘el Monchi’ Merlano, en el sector de Buenos Aires, quien amigo era cercano a Julio Gerlein y hermano de Roberto Gerlein.

En el barrio y junto al pueblo, la joven comenzó apoyar políticamente lo que denominan el “gerlinismo” organizando diversos eventos de esta familia en las calles y diversos sectores populares.

Estuvo casada con el concejal conservador Carlos Rojano, con quien tuvo dos hijos y que militó en el “gerleinismo” proveniente del movimiento del exalcalde de izquierda Bernardo ‘el Cura’ Hoyos hoy condenado por corrupción. Asesorando a su esposo logró que se posesionara en dos ocasiones en el Concejo de la ciudad.

Ella se lanzó a la carrera política cuatro años después a la Asamblea apoyada por su fiel grupo político, allí obtuvo la votación más alta con 42.275 votos. Dos años después se presentó como fórmula política al Congreso junto al senador Roberto Gerlein por el Atlántico a la Cámara obteniendo más de 70 mil votos.

Sin embargo, este jueves Merlano perdió el apoyo de quien aseguran fue su maestro en la política. El propio Roberto Gerlein negó que Merlano Rebolledo sea su heredera política. “Yo no tengo heredero político, no he delegado a nadie mi trabajo parlamentario, yo me retiré y punto, porque ya estaba cansado y por problemas de salud”, expresó el político en Emisora Atlántico.

Además precisó que ninguno de sus hermanos ni sobrinos quisieron asumir esa “herencia”, desde hace varios años cuando intentó delegarles su trabajo. “Lamento toda esta situación, pero estoy muy distante de eso. No participé en nada distinto a mi propio voto en la pasada contienda electoral”, declaró tajantemente el congresista conservador.

Los escándalos de la dirigente

En sus años como representante su aparición en medios se limitó a protagonizar escenas que se hicieron virales en redes como aquella vez en que presidió en la Comisión Segunda el debate sobre la llamada ‘Comunidad del Anillo’ y Caracol Noticias la grabó muy concentrada haciéndose una trenza en su cabello.

También se destacó en un video por haber agredido físicamente en el aeropuerto El Dorado a varias empleadas de Avianca que le impidieron subir a un avión que ya había terminado el proceso de abordaje, por este hecho la Aeronaútica Civil le impuso una multa.

Piden la Silla Vacía

El procurador Fernando Carrillo anunció este miércoles la suspensión por 3 meses de Merlano y pidió la “silla vacía” para el partido Conservador que es el máximo castigo político por el delito de corrupción al sufragante.

Igualmente, Carrillo pidió al Partido Conservador suspender a Merlano de la colectividad durante el término de la investigación y se apliquen las máximas sanciones.

"Los partidos políticos no pueden evadir la responsabilidad ética y política que les corresponde por acciones delictivas de sus miembros electos por el pueblo mediante prácticas corruptas", señaló Carrillo.

Este jueves, el fiscal Néstor Humberto Martínez se pronunció sobre el caso desde Yopal, Casanare. “La investigación tiene copiosa documentación, fílmica, documental, y lo que están haciendo nuestros fiscales encargados escrutando toda esta documentación, mirando todos los videos y revisando los movimientos en la zona”, concluyó.

En el comando político fueron incautados:

9 computadores.

4 armas de fuego, entre las que había 2 revólveres, 1 escopeta y 1 pistola. Solo una de ellas tenía salvoconducto, a nombre de Aída Merlano.

268.993.000 en efectivo, guardado en un cuarto destinado exclusivamente para eso. En total, durante la campaña, se habrían repartido más de 6.000.000.000

Registro de cámaras de seguridad, instaladas por toda la casa.

Adicionalmente, se logró la incautación de abundante documentación, entre la que figura:

Certificados electorales en masa, guardados en cajas y bolsas.

Fotocopias de cédulas de ciudadanía.

Documentos y planillas electorales.

Listados con nombres de votantes y líderes que estaban organizados presuntamente para la compra de votos.

Formatos firmados para certificar el compromiso de compra de voto.

Organigramas detallados de seguimiento y operación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo