Las nuevas modalidades de robo que padecen los barranquilleros

Atracos en retenes clandestinos y hurtos en buses de servicio público son los más temidos por los ciudadanos.

Por Lina Robles

El taxista Eliécer Castro está “muy preocupado” por las nuevas formas de robo que están creando las bandas delincuenciales en la ciudad. “Esto era algo que nunca había visto en mi barrio y la policía no hace nada para impedirlo porque no siquiera los delincuentes los dejan entrar allí”, afirmó el hombre de 36 años a PUBLIMETRO.

Castro fue víctima el pasado domingo 25 de junio, en horas de la noche, de un intento de atraco con la modalidad de retén clandestino, vía al hospital de El Bosque, en la carrera 9 bajando por un lugar que conocen como la Loma de la Mona. “Para era rutinario pasar por allí todo el tiempo y había dejado a una carrera cuando veo que en la calle varios hombres con capuchas que ponen palos y llantas con el fin de que yo pare”.

El taxista no recuerda exactamente si en medio de su desesperación al verse acorralado terminó atropellando a uno de los hombres que intentaron abrirle el carro. “Yo pasé por encima de ellos porque esa es la reacción que aconsejan seguir en esos casos. Si me hubiera detenido seguro me hubieran atracado. Yo tuve el valor para acelerar y seguir, pero no todos cuentan con la misma suerte que tuve yo esa noche”.

Las diversas centrales de taxis en Barranquilla han registrado un total de cinco casos de atracos en retenes y que suelen ser instalados ilegalmente con el fin de pedir limosna o atracar en vías cercanas a zonas de invasión en la ciudad. “El barrio El Bosque no es seguro y todo el mundo lo sabe, pero es la primera que en todos mis años veo algo así y lo que veo que es que en esa zona muchos terrenos baldíos han sido invadidos en muy poco tiempo”, opinó Castro.

En el corredor portuario

En abril de este año se presentó el primer retén que género alarma en la comunidad en el corredor portuario, cuya víctima fue Aida Lubo, la gerente de la empresa Reciplastic.

La ejecutiva iba saliendo de la empresa, ubicada en la Zona Franca, y cuando iba en la vía se encontró con un tronco de unos seis metros de largo que estaba atravesado, impidiéndole el paso.

Cuando se detuvo, cinco hombres salieron de entre la maleza e intimidaron a la mujer de 60 años. “yo intenté escaparme del ‘retén’ ilegal y arranqué en mi camioneta. Pasaron las llantas delanteras por encima del tronco, pero las traseras se quedaron atascadas”, recordó Lubo.

En ese momento los delincuentes aprovecharon para despojarla de sus pertenencias.

Una de las denuncias de las personas que frecuentan el sector es que al CAI que había en la zona dejó de funcionar.

De inmediato la Policía Metropolitana de Barranquilla reforzó la vigilancia en el sector.

El cantante Fello Zabaleta y su acordeonero Carlos Cotes también vivieron momentos de pánico en el mes de abril de este año cuando los intentaron asaltar en la misma vía del corredor portuario. “Nosotros veníamos en la camioneta del juez Edwin Volpe y en el viaje veníamos súper tranquilos y entrando a Barranquilla en el peaje que comunica con la Avenida al Río, vemos un retén a lo lejos, con encapuchados cometiendo actos vandálicos en la vía, nos ponen unas maderas y la verdad es que nosotros no frenamos, seguimos de largo porque si parábamos seguro nos sometían a un atraco”, comentó el cantante.

El artista informó que al burlar el retén de los encapuchados estos les respondieron con varios disparos al vehículo. “Fueron como seis disparos y pasamos un susto muy grande”, describió.

Por su parte el juez Edwin Volpe, Juez Noveno Penal con Funciones de Garantía de Barranquilla, contó cómo habían ocurrido los hechos. “Veníamos y Fello y Carlos Cotes por el corredor portuario cuando nos encontramos con una barricada y con unos encapuchados que portaban armas de fuego. Les dije que se escondieron en el piso de carro y yo aceleré el vehículo y casi nos volteamos”.

El juez contó que los encapuchados lograron hacer seis y que tres de ellos impactaron en camioneta Toyota Fortune en el farol izquierdo de adelante, en el bumper de la llanta izquierda y en el estribo de la puerta izquierda del vehículo.

En los buses

El pasado domingo 2 de julio en calle 82 con 71 un bus de servicio público iba apenas con tres pasajeros en su interior que fueron atracadas. “Por ser domingo las sillas estaban vacías. Al principio de la cuadra vi a un hombre que se quedó atrás y otro se montó adelante del bus”, explicó el estudiante Andrés Méndez.

La víctima señaló que los ladrones aprovechan la soledad de las vías al norte de la ciudad para cometer los hurtos a pie incluso. “Como ya hay restricciones al parrillero con moto, pues ahora atracan caminando como si nada pasara nada. Los dos entraron armados al bus y solo nos quitaron los celulares a todos y se fueron”.

En esta modalidad los ladrones están pendientes de las rutas de buses los domingos y festivos y a las más vulnerables las atracan con sus víctimas al interior. “Esos chicos ya uno los ha visto en el barrio y están identificados pero la policía no hace nada”, recalcó la víctima.

Cámaras en los buses

En 200 buses urbanos de Barranquilla fueron instalados un sistema de videovigilancia. La instalación del sistema de video cuenta con cuatro cámaras en resolución HD y un sistema de grabación local las 24 horas del día mientras el bus se encuentre en operación. Así mismo, con un micrófono, botón de pánico y conexión al Centro Automático de Despacho-CAD- de la Policía Nacional, de forma que se tiene vigilancia disponible el 100% del tiempo de operación del automotor.

La visualización en el CAD es en tiempo real. Se reporta el caso de forma inmediata al sistema de la Policía, generando la llegada oportuna de la patrulla del cuadrante al sitio donde se presente un llamado de alerta.

Esta primera fase del proyecto se realizó con dos empresas: Alianza Sodis, que instaló sistemas en 190 de sus buses y Flota Roja que dispuso de equipos de video vigilancia en 10 buses.

Las capturas

En el pasado mes de mayo tres hombres fueron capturados por la Sijin de la Policía, en coordinación con la Fiscalía Primera Seccional EDA de Barranquilla, indiciados por los delitos de porte ilegal de armas de fuego y estupefacientes en el Suroccidente de la ciudad, pero que son señalados por las autoridades de hurtar en establecimientos comerciales y buses.

Según investigaciones preliminares realizadas por la Policía, los capturados "estarían dedicados a cometer hurtos a establecimientos comerciales y a buses bajo la modalidad de atraco a mano armada, también se pudo determinar que el celular incautado en el procedimiento había sido hurtado el pasado 13 de mayo del presente año en hechos ocurridos en una empresa de taxis ubicada sobre la carrera 38 con calle 85 de esta ciudad, donde lograron hurtar la suma de $15.000.000 en efectivo, un celular (recuperado) y dos computadores portátiles según denuncia penal".

Las capturas se llevaron a cabo en la calle 51C con carrera 1C del barrio 7 de abril allí aprehendieron a Nelson Enrique Yepes Jiménez, de 23 años de edad, a quien le figuran 4 anotaciones, una por el delito de hurto calificado agravado del año 2011, dos por fabricación, tráfico y porte Ilegal de armas de fuego de los años 2013 y 2014 y una por fuga de presos del año 2014.

También fue capturado Fabián Eliécer Cañate Cassiani, de 31 años, quien presenta una anotación por el delito de fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de fuego y municiones del año 2017.

Y José Manuel Herrera Lazcano, conocido como 'El Mini', quien presenta dos anotaciones por el delito de hurto calificado correspondiente a los años 2013 y 2016.

A los capturados la Policía les halló en el procedimiento una pistola de fabricación artesanal calibre 32, 500 gramos de estupefacientes y un celular el cual figuraba como hurtado según denuncia instaurada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo