Usiacurí, el pueblito pesebre del Atlántico, inicia trabajos de embellecimiento de sus viviendas

Serán beneficiadas 200 casas que hacen parte del área turística del municipio.

Por Lina Robles

Las casitas del municipio de Usiacurí parecen como si colgaran armoniosamente entre sus lomas. La población, considerada como el pueblito pesebre del Atlántico, pintará de colores las fachadas de sus casas y comenzará un periodo de renovación en sus viviendas con el fin de convertirla un potencial destino turístico del departamento.

Usiacurí además de ser famoso por su bajo índice de homicidios violentos, desde hace 12 años no se ha presentado un asesinato, es reconocido por sus aguas medicinales que brotan de la tierra y por ser la morada final donde residió el poeta colombiano Julio Flórez, cuya casa se mantiene como un museo, que aún contiene objetos originales de la época pertenecientes a esta figura literaria.

La señora Olga Consuegra desde su casa, en la cual han vivido más de cinco generaciones, según recuerda, declaró que esta iniciativa es “de gran importancia para el municipio debido que en los últimos años vienen muchos turistas a conocer el pueblo y no existe una organización para atenderlos”.

La gobernación informó que la iniciativa consiste en obras de mejoramiento de baño, cocina, pisos, redes internas y cubiertas; estos arreglos se complementan con el embellecimiento de las fachadas a través del programa Manos a la Obra que lidera la primera gestora social del departamento, Liliana Borrero. “Este paquete de obras contempla la ampliación de la plazoleta de la Casa de Julio Flórez que estará acompañada por una zona para restaurantes y comercio, allí, los turistas tendrán un sitio adecuado para hacer sus comprar y disfrutar de un rato agradable durante su visita", explicó el gobernador Eduardo Verano.

La subsecretaria de Vivienda y Espacio Público del departamento, Verónica De Castro, indicó que estas acciones del gobierno departamental apuntan a reducir al máximo el déficit cualitativo de casas que en el Atlántico es alto con respecto a otros departamentos. “Queremos mejorar las condiciones de habitabilidad de miles de atlanticenses”, señaló.

¿Dónde?

En Usiacurí serán mejoradas 200 casas del barrio La Floresta. Estas obras hacen parte del programa que contempla el arreglo de 3.700 viviendas en Campo de la Cruz, Usiacurí, Cuatro Bocas (Tubará), Villa Rosa (Repelón), Ponedera, Soledad, Piojó, Puerto Colombia,  Sabanalarga y Barranquilla.

Potencial turístico

El proyecto le apuesta posicionar a Usiacurí como un municipio turístico modelo del Atlántico en el convivan la historia, la poesía y sus famosas artesanías tejidas en palma de iraca por las manos de sus habitantes.

La alcaldía de la población y la gobernación proyectan una inversión de 25.000 millones para ejecutar un paquete de obras entre las que se destacan la ampliación de la plaza central del municipio, la recuperación de la Casa de Artesanías, la ampliación de la plazoleta de la Casa Museo Julio Flórez, la construcción de un mirador, la vía Usiacurí-Aguas Vivas, la compra de 100 hectáreas para ampliar la reserva natural Lurisa y obras de alcantarillado para aumentar la cobertura a 96 %.

La vía Usiacurí – Aguas Vivas es una de las obras que ya está en proceso de licitación. Esta carretera hace parte del paquete de vías que se ejecutarán con una inversión de 100.000 millones. La vía tendrá una inversión de 20 mil millones para construir 8 kilómetros desde Usiacurí hasta el corregimiento de Aguas Vivas, en jurisdicción de Piojó, con esta obra se cerrará un anillo vial entre estos dos municipios y se activará la ruta ecoturística de la zona que tendrá como principal atractivo la reserva natural de Lurisa, un bosque seco que tendrá 300 hectáreas para el disfrute de los turistas.

El alcalde de Usiacurí señaló que uno de los proyectos de más alto impacto para la salud es la ampliación del alcantarillado en el municipio. "En estos momentos tenemos cobertura de 75% en saneamiento básico, nuestra meta es llegar a 96% con las obras que se ejecutarán", subrayó Padilla. Además MinTic habilirá dos zonas wifi gratuitas en las áreas turísticas del municipio.

Protección del bosque seco

Autoridades ambientales también analizaron las acciones para preservar y proteger la reserva de Lurisa, bosque seco ubicado entre Usiacurí y Piojó y el bosque donde habita el mono tití cabeciblanco, zona que comparten los departamentos de Bolívar y Atlántico.  “El ministro Luis Gilberto Murillo reiteró su compromiso para establecer una alianza con la Gobernación del Atlántico tendiente a conservar estas áreas naturales con el apoyo de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA)”, indicó Verano.

El gobernador confirmó que para la reserva Lurisa se compraron 300 hectáreas adicionales y se proyecta la adquisición de otras 500 para efectos de construir un corredor ambiental entre Usiacurí y Piojó.  “La reserva Lurisa es un bosque seco cuya principal característica es su gran capacidad para absorber dióxido de carbono (Co2). La idea es convertirla en una zona atractiva para el turismo con la construcción de la carretera Usiacurí-Aguas Vivas”.

El parque donde habita el mono tití cabeciblanco está constituido por dos fincas: El Ceibal, en Bolívar, y Los Rosales, en el Atlántico. Allí conviven los últimos 4.000 primates de esta especie, en el mundo. Se espera extender esta área a 1.000 hectáreas, como mínimo para mejorar el hábitat de esta especia única y cien por ciento colombiana.

Sobre la Casa Museo Julio Flórez

Ubicada en el municipio de Usiacurí, de arquitectura tradicional, fue construida a finales del siglo XIX. La casa la adquirió el poeta Julio Flórez mediante compra hecha al señor Guillermo C. Sánchez el 11 de abril de 1910. El inmueble fue habitado por el poeta por más de 13 años, considerados los mejores de su vida, al lado de su esposa Petrona Moreno y de sus cinco hijos Lira, Divina, León Julio, Cielo y Hugo. En el lugar se conservan algunas de sus pertenencias, sus restos mortales y los de su esposa.

En ella Julio Flórez recibió la coronación como Poeta Nacional el 14 de enero de 1923, reconocimiento que le hace el presidente de la República Dr. Pedro Nel Ospina por su invaluable aporte a las letras nacionales.

En el año 2002 es elevada a la categoría de Patrimonio Cultural del departamento del Atlántico, y en febrero del 2007 es elevada al grado de Monumento Nacional.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo