Estudiantes soledeños presentan en México innovadora propuesta para crear humedales

Los jóvenes fueron seleccionados para presentar su ponencia en el Congreso Nacional de Ciencias Ambientales en la Universidad Quintana Roo.

Por Lina Robles

Ni las limitaciones económicas ni el desplazamiento forzado por la violencia han sido obstáculos suficientes para que Libardo José Naranjo Paternina y Diego Andrés Escorcia Buelvas, dos jóvenes estudiantes soledeños de undécimo grado, no hayan, a su corta edad, desarrollado una capacidad intelectual y un entusiasmo por el estudio que los lleva a estar presentes en México, representando a su municipio en un congreso internacional de ciencias ambientales.

Alcaldía de Soledad

Libardo y Diego realizan el énfasis de muestras químicas en articulación con el Sena y su colegio la Institución Educativa San Antonio de Padua, y la etapa productiva de su curso lo materializaron con el proyecto de gestión ambiental "Humedales construidos para la gestión sostenible del recurso hídrico en comunidades rurales", con el cual ganaron el pasado 26 de mayo el concurso nacional de la Fundación RedColsi, que es la Red Colombiana de Semilleros de Investigación, según informó la oficina de prensa de la Alcaldía de Soledad.

En este concurso, su docente José Palacín presentó la iniciativa de los inquietos jóvenes y así se ganaron la invitación a presentar su ponencia en el XVI Congreso Internacional y XXII Congreso Nacional de Ciencias Ambientales en la Universidad Quintana Roo en Chetumal (México).

El proyecto busca crear un mecanismo para que las industrias encuentren la forma de minimizar sus flujos contaminantes a través de un mejor proceso de depuración, convirtiendo el 80 por ciento de las aguas residuales en agua potable y así evitar que los cuerpos naturales de agua desaparezcan producto de la alta contaminación.

"Este proyecto le gustó a muchas personas, incluyendo a la primera dama, que gracias a ella pudimos tener los tiquetes para viajar a México y presentar este proyecto que no queremos simplemente dejar en la institución, sino poder llevarlo a mayor escala en sectores diferentes a la comunidad donde nos encontramos", deseó Diego Escorcia, quien por trámites de última hora perdió el vuelo que lo llevaría a la tierra azteca, pero que gracias a gestiones de la alcaldía pudo tomar su vuelo.

Otra carrera contra el tiempo vivió Libardo Naranjo, quien no tuvo la oportunidad para llegar a casa a buscar su maleta, y solo con sus sueños y la bandera de Soledad en sus hombros, tomó el avión que lo llevaría a escalar un peldaño muy importante para empezar a construir junto a Diego la meta de ser ingenieros.

"Nuestro instructor llevó el proyecto a México y gracias a Dios fue aprobado. Este jueves será la presentación de nuestra iniciativa", confirmó Libardo, ansioso por su primera vez en abordar una aeronave.

Diego Andrés Escorcia Buelvas tiene 17 años, nació en Salamina, Magdalena, a Soledad llegó producto del desplazamiento por el conflicto armado y ahora reside en el barrio Nueva Esperanza, mientras que Libardo José Naranjo Paternina tiene 18 años y vive en el barrio Ciudad Paraíso con su madre, una mujer cabeza de hogar que se ha esforzado por que su hijo tenga todas las oportunidades.

Ambas familias están orgullosas por los logros de Diego y Libardo, como lo están sus docentes del Colegio San Antonio de Padua y la Alcaldía de Soledad, pues todos se unieron para impulsar el sueño de estos jóvenes de convertirse en grandes científicos y aportar a la conservación del planeta con sus proyectos ambientales.

Humedales en peligro

La CRA Corporación Autónoma Regional ha informado sobre el peligro en que se encuentran los humedales en Sabanagrande, Malambo y Soledad que están siendo sometidas a un proceso de desecamiento y contaminación con el propósito de urbanizar esos terrenos para la construcción de bodegas y viviendas.

Pescadores del complejo de humedales del río Magdalena y el director de la CRA, Alberto Escolar Vega, avanzan en la construcción conjunta de una propuesta para el desarrollo participativo de las comunidades en el manejo de los cuerpos de agua de los municipios de Soledad, Sabanagrande, Santo Tomás y Palmar de Varela. Esta labor entre la entidad y la comunidad busca generar acciones para la conservación de los ecosistemas que regulan la oferta hídrica en la Región.

La iniciativa surgió tras una solicitud realizada al director de la CRA, por parte de un grupo de pescadores, quienes manifestaron su interés de sumarse a los proyectos que realiza la autoridad ambiental en la preservación de los cuerpos de agua de esta zona del departamento.

Así mismo, el abogado Benjamín Padilla, representante de las organizaciones, expresó que esta propuesta surge del deseo de la comunidad para trabajar por los cuerpos de agua y que encuentran en el director de la Corporación, la disposición para sacar adelantes los proyectos que permitan minimizar la solución a la problemática ambiental que aqueja los cuerpos de agua del departamento.

Escolar Vega manifestó que “existe un complejo de humedales demarcado de fondo, lo que ha hecho una presión muy fuerte porque a medida que aumenta el desarrollo de la comunidad  aumentan los factores, porque las aguas servidas que se manifiestan  provienen  de las mismas viviendas, lo que agrava la situación”.

Dentro de los compromisos establecidos en la reunión, quedaron previstas unas mesas de trabajo en los municipios de Soledad, Sabanagrande, Santo Tomás y Palmar de Varela, con el objetivo de dar respuesta a la solicitud entregada por los pescadores para darle una posible solución a la problemática que afrontan los humedales del Río Magdalena.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo