Estudian viabilidad del tren ligero por la calle 30 hasta el aeropuerto en Barranquilla

Su financiamiento y modos de integración a Transmetro preocupan a expertos de Uninorte.

Por Lina Robles

Este año área metropolitana, Transmetro y la alcaldía anunciaron lo que sería la segunda fase del sistema de transporte masivo de la ciudad con la llegada del tren ligero LRT (Light Rail Transit, por sus siglas en inglés) que transitará por calle 30 hasta el aeropuerto.

El estudio del tren se realiza con la empresa A Todo Tren, que ha presentado el proyecto de asociación público-privada para efectos de generar y lograr el objetivo de tener en marcha la obra. Los funcionarios han informado que este modo transporte es ambiental porque va a funcionar, además, a través de luz eléctrica fortalecida mediante la energía solar. “El proyecto tuvo una primera fase de prefactibilidad, reúne las condiciones técnicas, ambientales, para continuar su proceso, ahora entró en etapa de factibilidad, aquí se hace un análisis profundo y habrá pronunciamiento de la factibilidad en las próximas semanas, este proyecto va a seguir avanzando, luego vendrá la construcción y por último la puesta en funcionamiento”, anotó Jaime Berdugo, gerente de Área Metropolitana a PUBLIMETRO.

El metro ligero que estará integrado con el sistema de transporte masivo Transmetro y su gerente asegura que será una apuesta que traerá grandes beneficios a los habitantes de la ciudad y municipios cercanos. “Para Transmetro, como eje de la movilidad de la ciudad de Barranquilla, esta es una iniciativa interesante con la que podemos tener un gran sistema integrado que empezó con Transmetro, continúa con este nuevo proyecto, y vincula al transporte urbano y al intermunicipal, incluyendo a medios alternativos de transporte como la bicicleta, en beneficio de los ciudadanos. La vinculación del transporte intermunicipal podrá hacerse a través de las terminales intermodales, para que recorran menos kilómetros, lograr mayor rentabilidad y ofrecer un mejor servicio”, puntualizó Ricardo Restrepo, Gerente de Transmetro.

Un análisis

Diversos estudios señalan que la 30 debe ser un corredor de transporte masivo para la ciudad, entre ellos se destacan, los realizados por la Misión Japonesa en 1988, el diseño conceptual del sistema de transporte masivo del área metropolitana de Barranquilla, realizado en 2002 por el consorcio colombo-español Bocarejo-ETT; la propuesta de la Red Integrada de Transporte Metropolitano RITMO, desarrollado por la Universidad del Norte en 2009; y el Plan Maestro de Movilidad realizado por el consorcio TPD- Epypsa en 2012— coinciden en que la siguiente fase del sistema de transporte masivo debe ser por la calle 30. “Todos los estudios de movilidad han definido a la calle 30 como un corredor de alta demanda por el cual debe existir un planteamiento de transporte masivo y de alta movilidad de pasajeros”, explicó Víctor Cantillo, Profesor de la Universidad del Norte en Ingeniería Civil y Ambiental.

Cantillo experto en movilidad advierte que no se ha discutido cómo se costeará la mega obra en esta sociedad público-privada que plantea el distrito. “Cómo ha sido planteado de forma público-privada yo tengo varias inquietudes. Prácticamente todos los sistemas sobre rieles en el mundo son subsidiados y esto significa que para que puedan funcionar el estado debe hacer importantes aportes tanto para la infraestructura como para la misma operación. La infraestructura jamás se debe involucrar con la tarifa del pasaje”.

Cantillo resaltó variables como los costos de la infraestructura, del material rodante y de la operación, son determinantes. Por ejemplo, el costo de infraestructura del tren ligero LRT oscila entre 25 y 40 millones de dólares por kilómetro. Entretanto, el valor del BRT (Bus Rapid Transit) está en el rango de 5 a 15 millones de dólares por kilómetro. A su vez, los costos operacionales de un LRT son de 20 a 50% mayores que los del BRT, y sus velocidades de operación son comparables.

El experto sugiere que para que la obra no entre en crisis financiera y el sistema quede paralizado es necesario de un sólido subsidio del estado. “Si se pretende recuperar la inversión con el precio de la tarifa no veo forma que de eso resulte, desde el punto de vista financiero, que sea rentable para un privado”.

Otro de los problemas que observa Cantillo es la forma cómo el sistema se integrará a las demás formas de transporte y que su prolongación llegue hasta Malambo, otro importante foco de crecimiento urbano.  “Tenemos que garantizar una articulación metropolitana y ese sistema de transporte no debe llegar solo hasta el aeropuerto sino hasta Malambo y en este municipio debería construirse una gran estación metropolitana, con una opción de transbordo multimodal, de tal forma, que todos los servicios de transporte que vienen del sur del departamento lleguen allí, hagan el transbordo y se integren al transporte de la ciudad”, concluyó.

La obra

El Metro Ligero atenderá la demanda de pasajeros de la Calle 30 por un recorrido aproximado de 11.8 KM, cubrirá área de Barranquilla y Soledad. Se desarrollará desde la Intendencia Fluvial en la carrera 46 en Barranquilla hasta el aeropuerto  en el municipio de Soledad.

Este proyecto es una Asociación Público Privada de Iniciativa Privada, como una propuesta para la FASE II del Sistema de Transporte Masivo y al Plan de Desarrollo de Barranquilla 2016-2019. Fue presentada al Área Metropolitana de Barranquilla por la firma internacional experta en soluciones de transporte férreo, A Todo Tren y Cointer, especializada en negocios concesionales de transporte.

De acuerdo a diferentes estudios previos realizados por el Distrito, se identificó que la Calle 30 es el corredor que debía que ser la siguiente fase de expansión del sistema de transporte masivo por su alto tráfico de pasajeros.

 

–          El corredor tiene una demanda potencial de 115.000 pasajeros por día

–          El 40% del tráfico intermunicipal ingresa por la 30 (Malambo, Soledad, Sabanalarga, Ponedera)

–          Alto tráfico de carga

 

El metro ligero contará con una demanda inicial de transportar a 97 mil pasajeros por día, a los quienes se les mejorará la calidad de vida por la disminución en tiempos de recorrido, mayor confort, inclusivo, interconexión multimodal y menor impacto ambiental.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo