Desmanes en el Metropolitano después de la final de la Copa

Conductor de Transmetro permanece hospitalizado por un trauma craneoencefálico severo. 8 buses del Sistema de Transporte masivo fueron atacados por hinchas enfurecidos.

Por Lina Robles

Graves alteraciones en el orden público se registraron en la noche de este jueves, cuando el Junior de Barranquilla perdió la final de la Copa Águila ante Nacional en el Estadio Metropolitano.

Hinchas protagonizaron desmanes y actos vandálicos dentro y fuera del estadio al final del compromiso deportivo.

El árbitro suspendió por varios minutos las acciones, ante los hechos que se presentaban en las tribunas Norte y Sur. Los aficionados intentaron ingresar al terreno de juego y otros lanzaron objetos a la cancha.

Fue inevitable que los hinchas se enfrentaran a las fuerzas del Esmad, que utilizando gases lacrimógenos intentaron controlar la situación, sin embargo una aficionada sufrió un desmayo por efecto de los gases y fue llevada a la enfermería del estadio.

6 policías (2 patrulleros y 4 auxiliares) que resultaron con heridas leves, al enfrentarse con los hinchas. Varios vándalos fueron conducidos a la UPJ.

Ocho vehículos del sistema de transporte masivo, Transmetro, fueron apedreados en los alrededores del estadio, informó la empresa.

En los hechos, un conductor resultó herido en la cabeza por el ataque de vándalos y presenta un trauma craneoencefálico severo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo