Queremos invitar a la gente a despertar la creatividad: Bozá, nueva gaita

El grupo de innovadores del sonido de la gaita celebran haber ganado el premio a mejor agrupación del Festival de la Revista Shock y la Golondrina de Plata en Montería.

Por Lina Robles

Compitiendo con reconocidas bandas nacionales como aTamafri, en representación de la Región Pacífica y Alto Volumen, por el Valle del Cauca, la agrupación barranquillera Bozá, Nueva Gaita, se llevó el galardón como mejor grupo nacional de la Revista Shock. Estos innovadores del sonido de la gaita y la tambora, que se han arriesgado a subir al escenario con todo tipo de instrumentos de viento que arman y desarman han reinventado con su estilo urbano la música folclórica del Caribe. Dentro pocos días estrenarán su más reciente canción En la juega y sus integrantes Alaín Manjarrés (gaita hembra), Ailan Wong (gaita macho y maracas), Jorge Guerrero (guitarra eléctrica) y Edinson Rodríguez  (percusión) hablaron con PUBLIMETTRO sobre sus éxitos.

¿Cómo han recibido estos reconocimientos que han obtenido?

Los premios empezaron el año pasado. Nos otorgaron un galardón el Pescaíto Dorado en Santa Marta y este año comenzamos con el Premio Shock y hace una semana ganamos la Golondrina de Plata en Montería. Y esperamos que vengan muchos más. Es una experiencia muy motivadora para lo que estamos haciendo y es un reto para seguir trabajando más duro de lo que veníamos haciendo. Estábamos muy felices cuando recibimos la noticia y la verdad es que los premios se los dedicamos a la familia gaitera y siempre queremos exaltar en nuestra música la labor que hacen los gaiteros. Los premios se los dedicamos a la gaita.

¿Cómo ha sido la aceptación de su música por parte de los gaiteros tradicionales?

Primero creo que hemos llamado la atención de muchos jóvenes que de pronto no conocían la gaita y que a partir de nuestra propuesta se han acercado a la música de gaita. En el otro extremo estaba la aceptación de los gaiteros tradicionales, que siempre había sido nuestro mayor reto, pero ellos nos han acogido muy bien. El apoyo ha sido totalmente positivo. Hace poco nos escribieron un mensaje cuando ganamos el premio Shock y nos dijeron que en Ciénaga de Oro estaban celebrando por nosotros con gaitas y tambores (risas) y es muy especial porque estamos equilibrando ambas culturas, la tradicional y la generación nueva, que no conoce la gaita.

¿De dónde partió su investigación musical para lograr esas variaciones en la música de gaita?

Es un trabajo que nace de Elber Álvarez y Juancho Nieves en Córdoba y ellos tienen una banda en la que hacen los instrumentos de viento como trompetas, bombardinos y clarinetes a partir del material de la gaita. Es el formato de las bandas sabaneras, pero con estos instrumentos tipo gaita y a partir de esa búsqueda es que nosotros iniciamos ese otro ensamble de gaitas, pero con guitarras, con instrumentos más digitales y con sintetizadores. También los sonidos de los bajos son bastante distorsionados, tenemos elementos con el loop, donde la gaita, ya no es la gaita pura, sino que tiene efectos como delays y otros. A partir de eso construimos un nuevo lenguaje que encaje con la sonoridad de la ciudad.

¿De qué se trata su nueva canción ‘En la juega’?

Estamos en un punto clave para mostrar lo que será el nuevo álbum de Bozá. Nuestro primer sencillo saldrá muy pronto y se llama En la juega que es un tema que habla un poco de la cotidianidad y los problemas en que estamos envueltos por la inseguridad o el temor en la ciudad. El tema en sí, habla de la inseguridad, del atraco callejero, que hay que estar En la juega porque la vaina está candela, pero queremos utilizar ese término, En la juega, para invitar a la gente a despertar la creatividad, a la conciencia, a que podemos construir una sociedad mejor y que nosotros En la juega podemos aportar.

Bozá siempre ha sido un grupo instrumental pero ahora sus temas serán cantados ¿Cómo están asumiendo el cambio?

Contamos historias a través de las canciones, como antes nuestro sonido era más instrumental ahora con los coros cada canción tiene su mensaje. Es una forma de enganchar al público porque en la costa somos muy orales y la música se han enseñado a través de la oralidad. La gaita, los tambores, toda la riqueza musical no se ha escrito en partituras sino que pasó oralmente y eso nos marca a nosotros.

¿Cómo es una presentación de Bozá?

Con mucha, mucha energía, nos sacudimos de nuestros zapatos (Risas). Van a encontrar innovación, sabor del Caribe colombiano y la música del Caribe en general porque recogemos mucho de la música popular como el Soukous, la música antillana, lo urbano y lo electrónico con la esencia de la música de gaita. Somos la nueva gaita, una alternativa a la gaita donde otro público se va acercando a la gaita a través de nosotros.

¿Cómo ven el panorama de la música local en Barranquilla?

Falta muchísimo apoyo aún. El panorama musical siempre ha estado vigente y ahora se está fortaleciendo con bandas alternativas que están haciendo otro tipo de música que normalmente no consumen los medios masivos. Ahora mismo hay muchas propuestas y es algo que nos tiene motivados. Siempre hace falta más apoyo para fortalecer los espacios. Barranquilla todavía se queda muy corta en plataformas para mostrar este tipo de proyectos y más estímulos económicos para las bandas. Todavía estamos pensando que las bandas locales, por ser locales, no tienen que ayudarnos o estimularnos sino que tenemos que guerreárnosla para ganarnos un espacio y no debe ser así. Vamos poco a poco.

Próximas presentaciones de Bozá:

3 de diciembre en la fiesta Pachanga, en el Hotel El Prado.

10 de diciembre en el Centro de Memoria Histórica de Bogotá.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo