Historia oculta de los diseñadores de moda tras la capa de la Virgen del Carmen

Creadores como Alfredo Barraza, Héctor Sánchez y Donace´s Shop han elaborado el lujoso ajuar que ha lucido la patrona en sus dos procesiones principales en Puerto Colombia, Atlántico.

Por Lina Robles Luján

Creadores como Alfredo Barraza, Héctor Sánchez y Donace´s Shop han elaborado el lujoso ajuar que ha lucido la patrona en sus dos procesiones principales en Puerto Colombia, Atlántico.

No es una historia que estos diseñadores cuentan con el ánimo de descrestar sino más bien un acto de fe. Así es como algunos de estos creadores explican cómo su devoción a la Virgen del Carmen los ha llevado a tener el privilegio de vestirla para su fiesta más grande, que se celebra este 16 de julio. “Yo quería aportar lo mejor de mi arte al atuendo que le confeccioné porque en mi taller todos somos devotos de ella”, cuenta el diseñador barranquillero Héctor Sánchez a PUBLIMETRO.

Hace unos años Héctor y su equipo de bordadoras, compuesto por 4 personas, duraron 2 meses y medio de trabajo diurno y nocturno para coser más de 7 mil destellos de cristales con encaje de hilo recamados totalmente con mostacillas, micro lentejuelas, cañutillos y perlitas que conforman una de las 14 elaboradas capas y mantos, que en la actualidad, posee la Virgen del Carmen de Puerto Colombia. “El trabajo fue pedido a mi taller como una manda, pero nosotros quisimos engrandecer aún más el atuendo especial para la virgen”, recuerda Sánchez.

Parte del vestuario de Nuestra Señora del Carmen fue exhibido durante una exposición artística que se abrió al público para celebrar su festividad y que fue organizada por la Fundación Puerto Colombia, en la Estación del Ferrocarril.   Carlos Mario Casselles, director de la exhibición tuvo que mediar con la iglesia y las guardianas de la tradición, el préstamo de las importantes piezas que muestra la colección. “Pensé que no nos iban a prestar los atuendos, pero al comprender la importancia del proyecto y la preservación de la memoria histórica del municipio comenzaron a apoyarnos con todo y la muestra ha tenido mucho éxito”, indica su director.

Las pomposas piezas el ajuar de la Patrona de los porteños, transportadores y navegantes reposan celosamente en dos armarios en la casa de Enith Donado, quien comenzó, como lo asegura el dicho popular a “vestir santos” desde los 14 años. En medio de la pólvora, las novenas y el ajetreo de las fiestas, que se celebran entre el viernes y el sábado, la mujer sacó del ropero, para este medio, las más vistosas piezas de los 24 vestidos completos, que posee la figura del municipio, al igual que sus pelucas. “El vestuario de la Virgen está compuesto por las manguillas, el fajón, el escapulario, dos pollerones, manta y corona. Además cuenta con 6 pelucas de cabello natural”, explica Donado.

Desde hace tres meses diseñadores y bordadoras del municipio pintaron a mano y luego bordaron   las capas para dos días de recorrido. Solo hasta pocas horas antes de salir a la procesión serán presentadas a la Patrona, que las lucirá ante los más de 15 mil espectadores que asisten a la festividad religiosa. “Una de las capas de este año la mandó a hacer un muchacho que estuvo hospitalizado con hepatitis y cómo la virgen le concedió el milagro de sanarlo. Él le ofreció la capa”, cuenta la guardiana del vestuario.

El escapulario, que es como especie de peto y que portará la imagen este año fue pintado a mano por la artista porteña Mónica Venegas Palacio.

Cambio extremo

La imagen es preparada desde la noche del jueves para sufrir un cambio extremo en manos de la cofradía que la viste durante tres veces al año: en Navidad, Semana Santa y en su fecha.

La imagen de la virgen, elaborada en madera y yeso, que data de 1912, tendrá varios transcendentales cambios de look. Primero dos peluqueros del municipio se encargan de cepillar con secador las dos pelucas superpuestas que usa la imagen y posteriormente elaborar varios gajos en su abundante cabellera.

Después la virgen es encerrada en una habitación de la iglesia, reservada únicamente para las mujeres encargadas de vestirla y de colocarle sus joyas. La colección de alhajas cuenta con tres coronas. Una de acero y piedras semipreciosas, otra en baño de oro y la última, que fue donada por una empresa transportadora elaborada en oro y piedras preciosas. Con los años y la práctica de Enith y sus ayudantes han perfeccionado este proceso solo dura unos pocos minutos. “Uno tiene sus truquitos para dejarla más bonita, pero eso sí, el párroco no permite que otros hombres o mucha gente esté presente cuando se cambia a la figura. Todo se hace con todo el respeto y pudor que se le tiene a una persona real”, advierte la mujer.

Entre los artificios de estilismo que posee esta guardiana de la tradición está en colocarle bien el fajón, cepillar sus pestañas, alinear su mirada y ajustar su cintura para que se vea esbelta, terrenal, pero a la vez, fuera de este mundo, para todos aquellos que buscan su consuelo, como lo explica su cuidadora. “Ella es nuestro ícono más grande y por eso nos esmeramos en mantenerla siempre linda. Pero todo viene de la misma imagen. Hay días en que se ve como brava o muy seria y otros en que la vemos toda sonriente. Ese es su misterio”.

Este viernes saldrá su primera procesión hacia Monte Carmelo en Salgar desde las 4 p.m. “La virgen hay que cambiarla de nuevo el sábado porque a veces llueve o por la brisa el cabello y el vestuario quedan desarreglados y los porteños siempre quieren verla bella”, resalta Donado.

El sábado los peluqueros tienen listas y peinadas otras dos pelucas que serán las que llevará en su procesión solemne, que comienza desde las 4 p.m. cuando es recibida por un mar de pañuelos blancos, el estallido de aplausos y de cientos de voladores. Allí hace un recorrido por las principales calles del pueblo hasta la media noche donde regresa de nuevo al templo cargada de mandas y peticiones de sus fieles.

La historia oculta

En los armarios de Enith cada vestuario ha sido cuidadosamente guardado y en él resaltan etiquetas de diseñadores consagrados como Donace´s Shop, Sánchez y hasta piezas de Alfredo Barraza. “Algunos diseñadores a veces quieren guardar su nombre en secreto y no revelar que trabajaron para la Patrona por respeto y devoción y por ello muchos no quieren llamar la atención y solo entregan su trabajo a ella de todo corazón”, concluye Donado.

Origen de la imagen

El origen de la figura es motivo de discusión entre los historiadores del municipio y existen muchas versiones del hecho. Hay una historia que cuenta que primero fueron encargadas dos imágenes de la virgen que vinieron desde España. Una de gran de tamaño y otra pequeña. Los cargadores del puerto, en aquella época, intercambiaron las imágenes quedándose la figura más grande en Puerto Colombia y la más pequeña en Barranquilla. Otra leyenda señala que la virgen llegó al municipio por una historia de amor truncado. Un matrimonio venía de viaje en barco desde España, pero al llegar a las costas colombianas el esposo cae enfermo y muere. La tripulación del barco le solicita a la viuda arrojar el cadáver por la borda para evitar una epidemia, pero ella le pide a una figura de la virgen del Carmen que viajaba con ella, que si alcanzaban a llegar a tierra firme para darle cristiana sepultura a su marido, ella donaría la efigie al primer puerto donde arribaran y ese mismo día llegaron a Puerto Colombia, donde pudo finalmente sepultar a su pareja   y cumplir su promesa. También figura un registro oficial de 1912, en el que describe, que la imagen fue donada por la iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Barranquilla a la parroquia de Puerto Colombia.

Hortensia Sánchez, directora de la Fundación Puerto Colombia proyecta en un futuro, que la colección de objetos de la Virgen Carmen haga parte de un museo que se construirá en el municipio y que los resultados de la investigación de la exposición sean publicados en un libro sobre la historia de la devoción de los habitantes de Puerto Colombia por su patrona.

Lea también:
¿Quién es Rafael Almansa Riaño, posible nuevo santo colombiano?

Papa Francisco cumple su sueño de rezar a la Virgen de Guadalupe

¡Milagro! Apareció ángel de mármol que había sido robado de iglesia en Soledad

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo