Las defensoras de las mujeres en Barranquilla

La Defensoría del Pueblo cuenta con una dupla femenina que se encarga de atender los casos de violencia de género. Este equipo logró una tutela a favor de una víctima por ataque de ácido y amparó el caso de discriminación de Shirley Salgado como porrista de Junior.

Por Lina Robles Luján

Una psicóloga y una abogada bajo la dirección de la Defensora Regional, Gloria Lemus, trabajan de día de noche en una antigua casa del barrio El Prado para proteger los derechos de las mujeres. “Tenemos que sensibilizarnos frente a los hechos de violencia contra la mujer. No podemos seguir sumando pérdidas, sufriendo de amnesia colectiva ante la realidad”, dijo Lemus en entrevista con PUBLIMETRO.

El año pasado Medicina Legal atendió 1.632 mujeres que sufrieron casos de violencia intrafamiliar de diversa índole. Según un estudio del Observatorio de Género de la Universidad Simón Bolívar el 2015 cerró con 35 homicidios de mujeres, de los cuales las autoridades estiman que 12 encajan en la definición de feminicidio, crimen motivado por el hecho de ser mujer. En 2014 fueron 8 los hechos de este tipo (de un total de 47 homicidios). “El problema en la ciudad radica en que muchas mujeres se dejan violentar porque piensan que esos hechos de violencia son normales y no tienen conocimiento de que se le están violando sus derechos”, señala la defensora regional.

En la casona de la Defensoría labora, desde el año pasado, una unidad especial que se encarga de asistir todas las denuncias que a diario llegan a esta entidad. “La región cuenta con una Defensoría Delegada para los Derechos de las Mujeres y Asuntos de Género que atiende especialmente estos casos en Barranquilla”, explicó Lemus.

Esta institución además cuenta con unos defensores públicos que asumen la representación legal   de la mujer en casos de violencia intrafamiliar y violencia de género. “También ayudamos a que se cumplan las políticas públicas de género y que se divulguen y apoyamos a la comunidad LGBTI”, indicó la defensora.

El caso de Yarlenis

Yarlenis Bermejo quien fue víctima de un ataque ácido por parte de su expareja en su hogar conmocionó a la ciudad en enero del 2015.

Un año después, la agonía de esta mujer continuaba debido a que la EPS donde está registrada no la había amparado con las cirugías y demás tratamientos que requiere para su rehabilitación. “Yarlenis vino a la defensoría y el caso lo asumió la dupla. Vimos que ella tenía una situación de salud muy compleja que necesitaba de 15 cirugías de reconstrucción y un tratamiento con células madre y la EPS no quería responder”, cuenta Lemus.

La Defensoría del Pueblo logró el pasado 1 de febrero de este año, por vía de una tutela, que la EPS entregara los insumos necesarios e iniciara las cirugías reconstructivas correspondientes. La agresión de Yarlenis comprende lesiones en el rostro, cuello, tórax y extremidades tanto superiores como inferiores de la mujer, afectando el 59 % de su cuerpo.

Bermejo solicitó ayuda en la Defensoría Regional Atlántico, la cual instauró una acción de amparo constitucional fallada en favor de la víctima por el Juzgado Segundo Penal Municipal para Adolescentes con Función de Control de Garantías de Barranquilla, ordenando a la EPS el suministro de los elementos durante las 48 horas posteriores a la notificación.

El caso de Shiley Salgado

La Defensoría del Pueblo también brindó acompañamiento a la modelo Shirley Salgado, quien denunció un caso de posible discriminación racial, tras ser excluida del grupo de porristas que animaron al Club Atlético Junior durante el partido de ida de la gran final del fútbol profesional colombiano. “La Defensoría adelantó una labor de mediación en este sentido, y acompañó a Shirley Salgado ante dichas instancias, a fin de realizar las gestiones necesarias para la restitución de los derechos presuntamente vulnerados”, explicó Lemus.

Al enterarse de la situación, el organismo de control citó al Gerente Deportivo del equipo “tiburón” para solicitar explicaciones respecto a las circunstancias que rodearon la situación y consiguieron que el Junior se disculpara con la modelo. “No podemos permitir que las mujeres sigan calladas y que todos ocultemos estos hechos de violencia. En la medida de que se visibilicen estos actos vamos a impedir que se pierda una vida o se atente contra la integridad física de la mujer y por ello hay que denunciar”, concluyó la defensora regional.

Las mujeres que deseen recibir protección o asesoría de la Defensoría del Pueblo en Barranquilla pueden acudir a la calle 68b #50-119 sede de la institución o llamar a los teléfonos: 3600005 -3606357.

Lea también:

Con panfletos intimidan a esposa de exdirector de Fenalco que lo denunció por maltrato

Medidas del Distrito en contra del abuso policial a población LGBTI

Con unos chacos de artes marciales hombre agrede a su exmujer en Barranquilla

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo