El puerto de aguas de profundas de Barranquilla va viento en popa

Así lo confirmó la Alcaldesa, Elsa Noguera, en diálogo con PUBLIMETRO. Una concesión ya se está construyendo en el tajamar occidental y otra está lista para arrancar.

Por Lina Robles Luján
El dato

El megaproyecto es propiedad de un pequeño grupo de fuertes inversionistas privados y varias decenas de accionistas minoritarios. La Sociedad Portuaria Bocas de Ceniza fue recientemente capitalizada en 80 millones de dólares y ya ha recibido ofertas de 3 grandes compañías del negocio de puertos (dos europeas y una asiática) interesadas en unirse al proyecto.

A tres semanas de entregar su mandato, la Alcaldesa, Elsa Noguera, no descansa y continúa inaugurando obras y anunciando acuerdos para Barranquilla. “El Gobierno del Presidente Santos otorgó las concesiones y también los permisos ambientales para los puertos de aguas profundas. Uno ya inició su construcción y el otro estamos esperando que arranque”, indicó la mandataria en entrevista con PUBLIMETRO.

La obra

Según ProBarranquilla, el Puerto de Aguas Profundas, está localizado en 815 hectáreas en el tajamar occidental, hacía el Mar Caribe. Con este proyecto la ciudad ofrecerá al comercio exterior un calado permanente de 65 pies, bien profundo, donde entrarían gigantescas embarcaciones de 160 mil toneladas, que hasta el momento solo se han visto en Puerto Bolívar, en la bahía de Media Luna, en La Guajira, transportando carbón. El Superpuerto tendrá 1.250 hectáreas, un canal de 700 metros y un calado de 22 metros, en el que podrán pasar buques de hasta 65 pies y 14.000 contenedores. “Se han presentado varios diseños. El que está dentro del plan maestro portuario tiene 3 etapas y contempla la posibilidad de crecimiento, porque la concesión tiene casi 900 hectáreas pero existe la oportunidad de unirse con concesiones aledañas”, opinó Antonio Felfle, asesor de puertos, logística y ríos del Ministerio de Transporte.

Iniciaría operación en 36 meses

Con una inversión privada calculada inicialmente entre 400 y 600 millones de dólares, el puerto será construido en tres etapas, de las cuales la primera ya inició y tomaría entre 30 y 36 meses, luego de los cuales podría entrar en operación, aunque el proyecto total no estaría terminado completamente hasta el 2030. “En Barranquilla lo que son los puertos fluviales están prestando un gran servicio y están haciendo unas expansiones grandísimas muy importantes, sin embargo a futuro a donde van a poder llegar barcos de gran calado sin necesidad de dragado son los puertos de aguas profundos”, explicó Elsa Noguera.

Vías adjudicadas

El proyecto vial está amparado en el plan nacional de desarrollo, que según Edubar y Asoportuaria, permite la concurrencia de inversión privada conjuntamente con las inversiones que realicen el Ministerio de Transporte, el Invías y Cormagdalena. “Estos puertos convertirán a Barranquilla en una ciudad más competitiva porque nos permitirá prestar servicios adicionales de Hub a donde lleguen las grandes embarcaciones y redistribuyan los materiales en pequeñas embarcaciones y así aprovechar aún más la navegabilidad de nuestro río”, resaltó Noguera.

Se contempla además la construcción de un rompeolas de 1.300 metros, un canal de acceso de 20 metros de calado y 1.5 kilómetros de largo, una zona de operaciones y el relleno del área donde estarán localizados los muelles. “El objetivo es convertir el Superpuerto en un hub portuario (centro de desarrollo) no solo para Barranquilla, sino para toda la región Caribe”, concluyó la Alcaldesa.

LE PUEDE INTERESAR: Así será el nuevo Muelle de Puerto Colombia

TAMBIÉN PUEDE LEER: Así avanzan las obras de la calle 84

PARA LEER: Estas son las claves para entender la nueva Carrera 38

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo