Actualidad

Más allá del cine: ‘Lemuria’ cinta rodada en Alemania y el Magdalena advierte sobre la amenaza ambiental

El proyecto es una experiencia audiovisual que conecta ciencias, artes, nuevas tecnologías y saberes ancestrales que se realiza desde la Universidad del Magdalena. Es dirigida por el realizador audiovisual y profesor del programa de Cine y Audiovisuales Reinaldo Sagbini, estudiantes y creadores cinematográficos como Arturo Campos y Rafael González, entre otros.

Por Lina Robles

 

En medio de sus viajes entre Alemania y Colombia el cineasta vallenato Reinaldo Sagbini ha construido su historia como realizador. Primero con su documental ‘El Viaje del Acordeón’ ganador de un premio India Catalina y ahora con su más reciente proyecto titulado ‘Lemuria’ que une a la ciencia con las imágenes.

Esta cinta experimental que alberga varias manifestaciones artísticas y científicas como una banda sonora musical, podcasts, nueve fragmentos en cine, investigación ambiental e ilustraciones, Sagbini y su equipo multidisciplinar hacen un llamado de alarma hacia la protección del medio ambiente en el departamento del Magdalena y en Alemania contando con el apoyo por parte de Hohner y Green Age de Alemania.

“’Lemuria’ desea enviar un mensaje sobre la contaminación invisible a causa de la desquiciada industrialización y su relación directa con el bienestar humano. Se trata de una realización musical y cinematográfica de género ficción, basado en nuestra propia realidad, que propone una nueva manera de producir arte valiéndose de las ciencias y las nuevas tecnologías.”, dijo Rey Sagbini a PUBLIMETRO.

El cine y  la ciencia en Magdalena

A partir de junio 21 de 2018, Katharine N. Farrell, profesora y científica del Berlin Workshop in Institutional Analysis of Social-Ecological Systems y de la Universidad del Rosario se vinculó al programa  ‘Lemuria’ como co-investigadora, desarrolladora de contenidos y docente invitada. Por medio de esta alianza el equipo de la cinta generó un vínculo transdisciplinario adicional, a través del cual se están realizando eventos denominados ‘Jammferencias’ donde la producción científica de la Universidad del Magdalena se canaliza por medio de la producción audiovisual ‘Lemuria’.

“Nuestras emociones están estrechamente relacionadas con el estado energético de nuestro entorno, y nuestra salud es una manifestación orgánica de la relación entre ser vivo y medio ambiente”, explicó la profesora Farrell y Sagbini en el texto 'Éter', que describe el proyecto.

La primera de estas ‘Jammferencias’ titulada “Lemuria en los Bohíos” fue una realización del proyecto "Hub de Innovación Regional en Sostenibilidad". El contenido estuvo basado en un experimento del profesor de UniMagdalena John Taborda sobre el aprovechamiento de la energía solar, para crear espacios sostenibles propicios y realizar encuentros creativos apoyados por el rector Pablo Vera en el campus de la Universidad del Magdalena. Este espacio cuenta con dos domos geodésicos ubicados al costado de la entrada principal de la universidad, los cuales sirven como laboratorios para las investigaciones del grupo del profesor Taborda. Este escenario al aire libre, ha servido como inspiración lúdica para el desarrollo de “Lemuria en los Bohíos”.

El performance audiovisual utilizó el guion de los efectos sonoros del filme, los cuales se combinaron con un acto en vivo con sombras que exponen el tema de la dependencia eletromagnética (generada a partir de la energía eléctrica), e incluyó diversas proyecciones audiovisuales, música en vivo original del colectivo Sindicato Trupillo (A. Campos, R. Sagbini y C.Piñeres), Los Uversianos, la Funky Band, y la intervención de la profesora Katharine N. Farrell con su visión científica sobre electromagnetísmo como parte de la Jammferencia.

“El estado del aire, del agua, de la tierra y de cada uno de los elementos que hacen posible la vida, condicionan nuestra experiencia, conduciéndonos a la realización de nuestra proyección etérica. Nuestra existencia está íntimamente ligada a la capacidad para escuchar nuestra propia voz”, señaló Farrell y Sagbini.

Uno de los primeros avances de la cinta y su banda sonora fue presentado el pasado 27 de junio en el Gattfest Film Festival de Jamaica.

“Fue una experiencia muy importante poder compartir nuestro cine colombiano con el Caribe porque tenemos elementos y preocupaciones comunes en el sector audiovisual”, opinó Sagbini.

En la historia de la película están siempre presentes el agua, el chamán, náufragos y personas hiperelectrosensibles que buscan a través de aparatos electromagnéticos zonas que denominan como “blancas” en la Sierra Nevada de Santa Marta y estos se conectan con otras experiencias humanas ambientales con sede en Alemania.

Lemuria Escena de la cinta "Lemuria". / Lemuria

Comunidades con hipersensiblidad

En medio del frío invierno europeo, Sagbini con su equipo en Alemania se internó en la última región virgen libre de electromagnetismo en este país, ubicada en la Selva Negra, región montañosa en el suroeste de Alemania, que limita con Suiza.

Allí estuvo compartiendo y filmando tras muchos meses de intentar un contacto a un grupo de personas con hipersensiblidad electromagnética.

“En enero de 2019 estuvimos con Ulrich Weiner activista de estas comunidades blancas o personas con esta condición de hipersensiblidad. Allí documentamos que viven alrededor de 30 personas aisladas en casas donde todo se realiza sin electricidad o cables de alta tensión e incluso sin internet ni las ondas que producen los celulares. En este asentamiento están investigando cómo electromagnetismo influye en la salud de las personas”, contó Sagbini.

Lemuria A la Izquierda: Ulrich Weiner, Rey Sagbini y otros electrosensibles en la Selva Negra Alemana. / Lemuria

De allí se desprende la historia que cómo dos náufragos tras la búsqueda agua potable llegan a la Sierra Nevada y a esta región en la cual su capital, Santa Marta, no cuenta con una empresa de alcantarillado  que provea del preciado líquido a sus todos sus habitantes.

Este año el intenso el fenómeno de El Niño disminuyó los caudales del acueducto a 550 litros por segundo, cuando la ciudad, según datos de la Empresa de Servicios de Santa Marta Essmar, requiere de 2.500 litros por segundo, para abastecer a sus más de 500 mil habitantes, afectando a 180 barrios de su área metropolitana.

“No solo la falta de agua sino la contaminación de la misma afecta directamente la salud del ser humano y esos son temas que deben preocupar tanto a artistas como científicos por ello hay que hacerlos visibles”, concluyó Sagbini.

 

La frase: “’Lemuria’ desea enviar un mensaje sobre la contaminación invisible a causa de la desquiciada industrialización y su relación directa con el bienestar humano”, Rey Sagbini.

La cifra: Un equipo de cincuenta personas en Santa Marta y Berlín hicieron parte de la producción del proyecto ‘Lemuria’.

Loading...
Revisa el siguiente artículo