Cali

Pinkcars: la iniciativa de transporte seguro de mujeres para mujeres en Cali

Una iniciativa que ofrece más que un viaje. Un servicio donde las mujeres puedan sentirse seguras y libres.

Pinkcars es una iniciativa de una caleña que busca transporte seguro para mujeres en Cali.
Creadora de Pinkcars Cali Hroy Ch{avez 17/04/2024

Muchas han sido las estrategias de defensa que deben tener las mujeres al momento de pedir un servicio de transporte en aplicaciones móviles en el país. Desde no asegurar la puerta del vehículo, compartir ubicación, hacer el viaje con la ventana abajo, hacerse en la silla de atrás, hasta ir en una llamada con otra persona para evitar algún tipo de sobrepaso del conductor.

PUBLICIDAD

“Paranoicas” han llamado a las mujeres que prefieren prevenir que lamentar situaciones, pues va mucho más allá. Los casos de abuso y acoso sexual que han sufrido miles de mujeres que han tomado la opción de transportarse en servicios particulares hablan por sí solos.

Los casos que se han presentado solo en las principales ciudades del país involucran conductores de aplicaciones como Uber, Didi, Indrive, Cabify y más. Es por eso que las redes sociales se han convertido en una plataforma en la que las mujeres pueden denunciar lo que viven.

Solo en el 2023 se presentaron más de 10 casos de acoso o abuso sexual de conductores a mujeres en la ciudad de Cali. Uno de los más recientes y que más resonó en la comunidad fue el de una mujer que pidió un servicio desde la casa de su amiga para dirigirse a su vivienda, desde Jamundí a Cali.

En medio del servicio, el conductor decidió desviarse hacía zona rural en la vía Panamericana, que conecta las dos ciudades, cuando no había más tránsito de vehículos o personas, el sujeto se abalanzí a besarla y aunque la joven intentó huir, el hombre terminó violándola.

“Corrió con suerte” fue el comentario de otra mujer que agradeció de que el conductor no tomó la decisión de asesinarla, pues desde el auge de las aplicaciones de transporte, estas se han convertido en otra alternativa para los abusadores de llegar a sus víctimas.

PUBLIMETRO habló con mujeres que en su día a día han tenido que usar la opción de transporte privado por la rápidez o la comodidad que en algunos casos se presenta, pero que en cada viaje han tenido que ir prevenidas y con miedo a que algo les ocurra.

PUBLICIDAD

“Iba en un trayecto largo desde mi casa a un centro comercial, era miércoles, hora pico y estaba lloviendo en Cali, iba de sur a norte. El conductor y yo no entablamos conversación pero todo me parecía muy normal, de un momento a otro el señor sacó un líquido, lo embasó en un tarrito y lo puso sobre el aire acondicionado que me daba, mi reacción fue llamar a mi papá y decirle que por favor siguiera el mapa que creía que me iban a dormir, cuando solo era un ambientador, pero esa es la magnitud del miedo con el que yo estoy cuando pido un transporte por aplicación” anónimo.

Otra mujer contó que se subió a un carro porque iba al gimnasio y apenas comenzó el recorrido el conductor le preguntó de la nada si en algún momento se habían sobrepasado con ella, si le había ocurrido algo en algún viaje y comenzó a chancear diciendo “que esta podría ser la primera vez”.

Como esos son muchos los testimonios de las mujeres que hacen uso de estas aplicaciones en la ciudad de Cali y Valle del Cauca. Es por eso, que una mujer llamada Cristina Salazar, de la ciudad de Palmira, diseñadora por profesión vio la necesidad de crear un sistema de transporte en Cali en el que las mujeres pudieran sentirse seguras. Esto contó a PUBLIMETRO COLOMBIA.

‘Cristy’ se quedó sin empleo y decidió juntar sus ahorros y comprar su vehículo. Primero comenzó transportando a personas a través de aplicaciones para poder pagar la cuota del carro, pero “me dio miedo, hice como dos viajes y no me sentí cómoda, me tocó con dos hombres y empezaron “ay, una niña tan linda manejando carros” o “cuándo nos vamos a tomar algo” para mi fue muy incómodo”.

Fue ese el momento que decidió hacerlo para sus amigas y subí una publicación que llamó mucho la atención y empezaron las personas a republicarlo y " una chica lo puso en twitter y explotó y decidí subirlo a mi facebook y tuvo como 5000 reacciones. Niñas de otras ciudades comenzaron a pedir el servicio y empezaron a pedirme muchos servicios desde Cali y así nació la idea y empecé a aplicar mi profesión para desarrollar una aplicación”.

¿Cómo creció la iniciativa en Cali?

Mis clientes de acá de Palmira me empezaron a mandar pantallazos de niñas de Cali

que se habían copiado tal cual de mi texto. Igualito. Entonces, empezaron como, mira, te están copiando. Entonces yo era como que no, no me están copiando, se están uniendo, o sea, me gusta. Entonces empecé a contactar esas niñas de Cali y a decirles, venga, ¿por qué no hacemos un grupo entre todas? Y ya después las citamos en la 14 de Calima  y nos vimos y ahora tengo un grupo de 30 niñas trabajando conmigo.

¿Cómo funciona el servicio?

Yo te quiero contar que yo aquí tengo niñas que nunca se habían atrevido a trabajar en aplicaciones porque les daba mucho susto. Entonces, yo empecé con la experiencia que cogí aquí en Palmira  y con la experiencia de otras niñas de ya muchos años a enseñarles y ellas aprendieron.

Hacemos una entrevista, yo las conozco, les explico cómo es Pinkcars, de qué se trata Pinkcars, nuestro sentido social y les pido todos los documentos. O sea, hacemos unas

Fotocopias de cédula, tecnomecánicas, todos los documentos del vehículo y hacemos una investigación de los documentos que sí sean reales y una vez pasen este filtro, ya entran a trabajar con nosotros. Pero cualquiera no hace parte de nuestra comunidad.

Yo primero tengo que conocerlas para saber si realmente está comprometidas con lo que nosotros queremos. Entonces, pues pueden haber miles de conductoras, pero aptas para trabajar acá, quienes realmente tengan esa chispita de ser sentido social.

¿Y cuál es ese requerimiento?

Primero, pues que no tenga problema en transportar mascotas. Segundo, que le guste conducir y que tenga paciencia, porque hay veces hay conductoras que digamos son muy impacientes, que le guste servir, que le guste el tema de saber que va con otra mujer y que pueden conversar y que le puede poner musiquita y aire y que si la niña está triste, pues pueda escucharla. Eso nos ha pasado un montón de personas que se nos han subido del carro agobiadas y han salido del carro con una actitud diferente. Entonces, eso es lo que nosotros queremos, generar un servicio especial.

¿Cómo acceder al servicio?

A través del link de WhatsApp, que está en el Instagram (pink_cars93), es un WhatsApp. Entonces tú me escribes ahí y yo ya busco en mi grupo de niñas quienes están disponibles y ahí ya te asigno el servicio, te mando el nombre de la niña, la placa de la niña y ya. Ella ya se comunica contigo antes de recogerte,

Las niñas se comunican con la cliente antes de, para estar seguras que sí es una mujer a quien las van a recoger. O sea, no las mando a la loca.

¿Y cómo es el cobro?

Hay algo que se llama METER. Es como una aplicación y la aplicación viene configurada con unas tarifas. Es igual que un taxímetro, pero pues ya es una app. No hay necesidad de comprar el aparato, sino que es una app. La descargamos, la configuramos y se cobra, pues, de dependiendo.

Recuerde que si desea agendar un viaje puede hacerlo a través de Instagram pink_cars93 o el número de WhastApp +57 314 5979381.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo que debe saber


Lo Último