Tecnología

OmegaPro: Los riesgos de querer dinero de forma fácil y el hackeo con el que se defienden

Tras el auge de la propuesta de negocio, la Superfinanciera dio a conocer que OmegaPro no tiene autorización de promocionar sus servicios en Colombia.

OmegaPro en quiebra

No es un secreto que con el auge de las plataformas digitales, los modelos de negocios tradicionales también migraron. De hecho, desde hace algunos años, en internet se promueven emprendimientos que prometen a los usuarios multiplicar el dinero de forma sencilla. Sin embargo, no siempre las cosas resultan como deberían.

Puede leer: Nueva estafa pone en peligro a los usuarios de Nequi: El robo se hace por WhatsApp

En las últimas horas, OmegaPro ha acaparado el foco nacional teniendo en cuenta que hay una gigantesca polémica por sus promesas y la ausencia de respuestas en el modelo de negocio. Esta plataforma de inversión tuvo su origen en el 2018 y desde entonces adquirió popularidad generando que más de un millón de personas estuviesen activas en los servicios.

Según información divulgada por la empresa, OmegaPro básicamente ofrecía a sus usuarios rentabilidad en un esquema piramidal. Pero, el tema se complica porque de acuerdo a la SuperFinanciera, la ley 1700 del 2013 especifica que está prohibido realizar este tipo de actividades en el país. Y desde noviembre de 2021 se prohibió que en Colombia se promocionaran específicamente los servicios de OmegaPro.

¿Qué pasó con OmegaPro?

A pesar de los llamados de las autoridades, la difusión del negocio fue inevitable y en las últimas horas, desde la “compañía” afirmaron haber sufrido un hackeo. Esta respuesta se da tras las constantes quejas de los usuarios del sistema que afirmaron no poder sacar su dinero ni la supuesta rentabilidad del sistema. En el comunicado difundo por ellos, se agrega: “Tras análisis de las ultimas semanas de los problemas técnicos a los que se ha enfrentado OmegaPro, está claro que hemos sido objeto de un ciberataque sostenido y sofisticado por parte de un grupo criminal organizado desconocido”.

Cabe destacar que, la promoción de OmegaPro se viralizó cuando influenciadores como Yeferson Cossio, La Liendra y otros, compartieron en sus historias que sus seguidores podrían incrementar dinero si invertían en este tipo de negocios y más específicamente de la cuenta de Camila Morales, quien aparecía en Instagram como @Camilamoralesg21.

¿Por qué se dice que OmegaPro podría estar en quiebra?

Como se ha mencionado anteriormente, las autoridades colombianas han puesto el ojo en este tipo de negocios que prometen rentabilidad en un sistema piramidal. A pesar de existir una reglamentación, las redes sociales han popularizado este tipo de negocios casi que pasando bajo cuerda, generando verdaderos dolores de cabeza en los usuarios y sus bolsillos.

Sobre el caso particular, cabe tener presente que según el comunicado de la Superfinanciera, la promoción la venían realizando mediante un esquema de “referidos” y, “al no contar con el conocimiento ni la experiencia adecuados, no advertían a las personas sobre los riesgos que tienen las operaciones en el mercado forex, lo que puede derivar en la pérdida total de la inversión”.

Lea también: GoArbit: La plataforma que Yina Calderón promocionaba, está a punto de quebrar

Estas son las pistas de posibles estafas en Internet:

Hay diversos comportamientos que pueden prender las alertas sobre una posible estafa en Internet, aprender a detectarlas puede literalmente salvar su bolsillo y así evitar problemas y pérdidas económicas.

1. Investigue sobre la compañía en la que quiere hacer la inversión, si no encuentra suficientes datos sobre su regulación, modelo y demás, absténgase de invertir.

2. No crea en propuestas extremadamente buenas. Según expertos, las promesas de incremento de dinero con ganancias exhorbitantes jamás resultan ser ciertas.

3. No confíe en todo lo que ve en internet. Edúquese sobre inversiones y no dé su dinero a terceros para que lo manejen.

4. Analice el comportamiento de los perfiles en internet, por ejemplo si el número de ‘me gusta’ en las fotos corresponde al de seguidores de la cuenta. Normalmente, los perfiles falsos suelen tener un gran número de seguidores pero pocas interacciones.

5. No comparta sus datos personales con nadie y mucho menos, envíe dinero si no tiene completa seguridad del negocio en el que piensa invertir.

6. Verifique que las empresas están legalmente constituidas.

7. Dude si uno de sus influenciadores favoritos nunca habla de inversiones, y de un momento a otro promociona negocios “exitosos”. Recuerde, si uno se mete en un negocio en el que en ninguna parte hay un ente regulado, está confiando en la palabra de alguien y eso no pinta nada bien.

Tags

Lo Último


Te recomendamos