Publimetro TV

Campeón del mundo con una sola mano - La historia de Héctor Castro, "El divino Manco"

La historia de Castro comienza en 1904, pero la del ‘divino manco’ inició 13 años más tarde, cuando una sierra eléctrica de la fábrica de su padre en Montevideo, dejó sin una mano al joven Héctor. A pesar de su limitación, el fútbol lo llamó y destacó, no solo por su habilidad y picardía, sino también por la ausencia de una extremidad. De hecho, no tener una mano hacía que los defensas tuvieran problemas para poder marcarlo.

Más videos