Noticias

Estas son las tres formas curiosas con la que los criminales estarían robando y estafando en Bogotá

Existen muchas maneras en las que las personas son robadas o estafadas en las calles de la capital del país.

Formas de robo en el centro de Bogotá

Cada día surgen más maneras con las que los ciudadanos son engañados y estafados en el centro de Bogotá. Hay diferentes formas que ya son reconocidas como el cambiazo de celulares, limpiándole los zapatos, venta de vidrios o con las típicas manillas que ofrecen como regalo..

Thomas, un youtuber a través de su canal, ‘Sin rol específico’, reveló las diferente modalidades con las que estafan y roban en el centro de la capital del país.

Puede leer: Ojo: así es como están robando en Transmilenio

El joven recorrió en compañía de dos amigos más diferentes lugares. En la Plazoleta de la Mariposa, en San Victorino, varios hombres se acercan a los jóvenes para ofrecerles el servicio de limpieza de los zapatos y tenis. Les dicen que tienen una muestra gratis, la gente acepta y al final terminan pidiéndoles que paguen hasta 30.000 pesos.

Estafas y robos en las calles de Bogotá

Thomas se prestó para evidenciar este caso y ante la insistencia de un hombre extranjero, cedió a la muestra gratis, por la que al final terminó pagando 13.000 pesos por cada zapato que le limpiaron.

Evidenció cómo el estafador que inició siendo amable cambia cuando llega el momento de cobrar, pues pasa a decir que no era una muestra gratis, sino su trabajo y a pesar de que el joven accede a pagarle 3000 pesos, el hombre se vuelve agresivo y le cobra 13.000 pesos por cada uno de los zapatos que tocó, con la intervención de un tercer hombre que de manera agresiva les pide que hagan el pago por Nequi u otras aplicaciones.

Otra de las estafas registradas por el youtuber es la conocida de ‘le regalo esta manilla’, que utilizan algunos de los artistas callejeros para obligar a las parejas de novios, principalmente, a comprar más de sus artículos.

Esta estafa también se replica en la 82, el Parque del Virrey y en sectores como Usaquén en donde los hombres o mujeres dicen que les regalan una manilla a los incautos, pero si no les compran los otros objetos, les cobran a precios exorbitantes.

Otra modalidad que persiste en el tiempo es la que descubrió la Fiscalía y el CTI, en la que una banda se dedica a estafar a incautos con la ventas de celulares que tienen precios cercanos al millón de pesos y que los vendían entre 100.000 y 200.000 pesos. Pero, lo que hacían era el cambiazo a los celulares y terminaban llevándose solo vidrios, ya que estaban en estuches cerrados.

Tags

Lo Último


Te recomendamos