Noticias

“21 rosas” y “El Barril”: Los impactantes métodos de tortura de los soldados rusos a civiles ucranianos

Un soldado ruso y su madre hablan de las atroces torturas a los civiles ucranianos.

En los conflictos bélicos, como el que protagonizan Rusia y su invasión a Ucrania, se pueden encontrar cientos o miles de historias.

Muchas conmueven a cualquiera y muestran un poco de esperanza; algunos ejemplos son los voluntarios que se han dado a la tarea de salvar a las mascotas desamparadas o las personas que han logrado huir de la guerra protegiendo a toda su familia.

Sin embargo, también se encuentran hechos capaces de enchinar la piel, por lo cruel y sanguinario.

Estas historias están alejadas de la humanidad, y reflejan el odio y repulsión de algunas personas a sus semejantes.

Soldado confiesa a su madre que le gusta torturar a ucranianos

De esta forma, se dio a conocer un impactante audio de una llamada telefónica, que revela cómo un soldado ruso le cuenta a su madre sobre las formas de tortura y asesinatos de civiles ucranianos.

La madre apoya a su hijo

La charla suena tranquila, como si estuvieran hablando de lo que hicieron el fin de semana; de hecho, la señora parece disfrutar las anécdotas de su hijo, mientras insulta a los ciudadanos del país atacado.

La llamada, interceptada y publicada por la Dirección Principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania, es protagonizada por un soldado del 11º Cuerpo del Ejército de Rusia, que es identificado como Konstantin Solvyov y su mamá Tatiana Solvyova.

Impactantes métodos de tortura

En la plática refiere que le quita comida a los aldeanos locales de Kharkiv, para luego contar los impactantes métodos de tortura usados por los miembros del Servicio de Seguridad de Rusia (FSB).

Entre los métodos, el uniformado cita las “21 rosas”, que consiste en quitar la piel de dedos de manos, pies y pene de un hombre para dejarlo como los pétalos de una flor, y el castigo del “Barril”, en el que se inserta un alambre de púas en el ano de un prisionero a través de un tubo, antes de ser arrancado lentamente.

El soldado también le cuenta a su mamá que él y sus compañeros mataron a un anciano a goles por tomar fotos de las posiciones de las tropas, además de romperle las piernas a otro ucraniano para evitar que huyera.

“Me gusta, no sé”, dijo el uniformado sobre las torturas en las que ha participado. “Siempre te dije que, en principio, me estoy conteniendo. Si hubiera acabado allí también lo estaría disfrutando. Somos iguales”, indicó la madre.

Los informes de violaciones, torturas y violencia brutal ejercida contra civiles ucranianos, son reveladas por las autoridades del país atacado, que llaman a sus aliados a brindar más ayuda, tras los hechos atroces en ciudades de alrededor de Kiev, como Bucha, Irpin y Borodyanka.

Tags

Lo Último


Te recomendamos