Natalia Ponce de León: "Soy una mujer guerrera y no una princesita que es lo que hay que dejar de criar"

Por Mónica Garzón Ramírez

Natalia Ponce de León a sus 37 años es líder mundial de empoderamiento femenino y luchadora por los derechos de las personas que han sufrido ataque con agentes químicos, le puso nombre y apellido a la tragedia que cientos de colombianos han padecido al ser víctimas de violencia.

Y es que lo que le sucedió a ella le pudo pasar a cualquiera, así que la batalla que lleva hoy en día no termina, su solidaridad con los cientos de mujeres que como ella han sido atacadas, la llevó a crear la Fundación Natalia Ponce de León, que trabaja en pro de las víctimas que han padecido dichos ataques.

Ahora hace parte de Eva Boulevard, una feria dedicada a potencializar el rol de la mujer emprendedora que busca impulsar marcas de mujeres, allí encontrará además charlas que conectarán e inspirarán a la audiencia y a sus expositores, creando un espacio con el balance perfecto para las necesidades de la mujer actual.

En entrevista con Nueva Mujer, nos habló sobre la ley que lleva su nombre, su lucha en favor de otras víctimas y cómo hoy se siente libre y feliz consigo misma.

¿De qué se trata la feria?

Eva Boulevard es la primera feria dedicada a la mujer que se ha posicionado en un año como una de las ferias comerciales más importantes y exitosas del país. Es un espacio con sentido social, por esto en su tercera edición continúa unida a La fundación Natalia Ponce de León donde luchamos por la defensa y protección de los derechos de las mujeres víctimas de ataques con agentes químicos. Así que se dona un porcentaje de la venta de stands y patrocinios a la misma.

¿Qué hará en la feria?

En esta feria voy a dar una charla el sábado 4 de mayo a las 4:00 p. m. sobre el empoderamiento de la mujer y qué es la Fundación.

Cuéntenos sobre el trabajo de la Fundación Natalia Ponce de León.

Nosotros protegemos, promovemos y defendemos los derechos de las personas que han sido quemadas con químico en Colombia. Estamos en esa defensa, logramos que el gobierno de Colombia sancionara una ley, porque antes los ataques con ácido eran catalogados como una simple lesión personal, donde las penas eran muy bajas, entonces ya con esta ley 1773 Natalia Ponce, que por cierto, jamás me imaginé tener una ley con mi nombre, se aumentan estas penas y se empieza el trabajo con todas las instituciones públicas, porque esto le compite al Estado, a la Fiscalía, Justicia, Reparación, Trabajo y por eso con la Fundación Natalia Ponce de León trabajamos mucho con ellos para que esa ruta de primer respondiente, funcione. Porque con estas instituciones si no trabajamos unidos, esto no se va a solucionar nunca.

También trabajamos en mesas institucionales cada tres meses con el Ministerio de Salud y la Secretaría de la Mujer.

¿Cuál es el mensaje para las mujeres?

Yo tengo una perspectiva de empoderamiento de la mujer no solo en Colombia sino en el mundo, mi mensaje siempre ha sido a las mujeres para que no callen, hay que gritar a cuatro vientos cuando se está sufriendo porque violencia no es solamente un puño. Hay violencia psicológica que es la más silenciosa de todas, la económica que es terrible en Latinoamérica que es donde las mujeres dependen completamente de un hombre para poder pagar sus gatos, los de los hijos, para comprarse algo personal deben rogar al hombre que les pega todos los días, entonces, empoderamiento también va a no sufrir ninguna de esas violencias.

No se puede permitir ningún tipo de violencia hay que denunciar, hablar, demandar y buscar ayuda, para eso existen muchas alternativas, una de ellas mi Fundación, también está la línea 155 Nacional que realmente funciona, allí ayudan a las mujeres, las asesoran, las orientan.

¿Qué es el dolor para usted?

La vida es difícil, pero la vida es muy linda y a pesar de sufrir cualquier tipo de violencia la vida sigue, por eso es importante denunciar y buscar solución. Uno no puede quedarse como una víctima el resto de la vida, hay que entender que ese dolor va a llegar a nuestras vidas siempre a enseñarnos algo, el dolor es inevitable, siempre va a existir en cada uno de los seres humanos, porque sentimos, pero sentir ese dolor y transformarlo en algo lindo se puede, soy la muestra de eso.

¿Cómo se logra transformar el dolor en algo lindo?

Primero hay que masticar el dolor y no postergarlo, no hay que dejar que le vaya amargando la vida a uno. Hay que agarrarlo por los cuernos, entenderlo y dejarlo ir. Yo pienso que es muy cierto eso que dice que “el pasado ya pasó”, esto porque mañana no tenemos ni idea que nos depara la vida, entonces hay que vivir el hoy, el ya.

No todo el mundo tiene la misma facilidad de transformar el dolor, yo no sabía que era tan fuerte, pero entendí que el dolor viene a enseñarnos a evolucionar y transformar, porque el que se queda con ese dolor agarrado el resto de su vida, no va a salir nunca de él.

¿Cómo concibe la vida hoy?

Orgullosísima de ser mujer, me siento empoderada, soy un ser humano, como mujer soy completamente temperamental, siento que todos tenemos una misión a la que venimos en esta vida. Haber sobrevivido a semejante quemadura lo hace a uno más fuerte, creo que tengo más claridad en muchas cosas de la vida, la misión social no la tenía despierta, se me despertó un montón y es muy lindo ser un símbolo de fuerza y resiliencia para las mujeres.

¿Quién es su mamá para usted?

Mi mamá es un roble total yo creo que esa fuerza viene de ahí, crecí en una casa con mucho amor, yo jamás viví violencia en mi hogar, entonces yo creo que esos valores hay que inculcarlos y de ahí viene la educación para acabar con la violencia en el mundo, es inculcar ese amor y esos valores de respeto y compartir, de ser fuerte e independiente y todo eso me lo enseñó mi mamá porque ella siempre ha sido una mujer fuerte, trabajadora, luchadora, alegre, fiestera, muy responsable y eso se aprende en casa. Es el ser humano que más amo en mi vida.

¿Cuál es el mensaje para las jóvenes que sufren de violencia?

Las mujeres nos estamos dando muy duro en la vida, tanto que las dos personas que han judicializado bajo la ley Natalia Ponce son mujeres que han atacado a dos menores de edad, entonces ahí se ve esa rabia y envidia entre nosotras mismas y eso no puede seguir existiendo, tenemos que unirnos, apoyarnos, sentirnos orgullosas si la otra sale adelante.

Por otro lado el mensaje es que la belleza viene por dentro, no es tener un cuerpo y una cara bonita, porque vea eso se quema, todos vamos para el mismo lado, ese es un punto que he venido analizando, por último que no dejen de soñar y que sigan adelante y que no callen es lo más importante.

¿Qué es lo más lindo de ser mujer?

Nunca lo había pensado, pero, sentirse bien con uno mismo, amarse como uno es sin tener querer ser alguien más para que lo sociedad lo acepte. Y en mi caso lo más lindo es que soy una mujer guerrera y no una princesita que es lo que hay que dejar de criar, porque ese príncipe azul no existe.

 

SOBRE LA FERIA

Dónde: Bogotá, Parque de la 93 y Park 94.

Cuando: Jueves 3 a Domingo 6 de mayo.

Horarios:

Jueves 10 am – 8 pm

Viernes 10 am – 9 pm

Sábado 10 am – 9 pm

Domingo 10 am – 8 pm

*Entrada libre

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo