Estilo de Vida

La presión de las redes sociales para tener un cuerpo perfecto puede ser contraproducente

La saturación de información en distintos perfiles sobre dietas y ejercicios para mejorar el físico, puede traer efectos negativos

Es cierto que muchos personajes públicos e influencers viven de la publicidad y la información que emiten desde sus distintas redes sociales, en especial en los perfiles de las reconocidas plataformas digitales, Facebook e Instagram y TikTok.

Lo que pasa y así lo ha determinado un estudio, es que al ofrecer resultados positivos y rápidos con respecto a dietas y diversos ejercicios que mejorarían el aspecto físico, posiblemente esa saturación de información y promesas puede llega a ser contraproducente y los resultados finales no serían los más esperados de todos.

Ante la problemática que afecta el estado de ánimo de aquellos que no pueden conseguir ese cuerpo ideal ofrecido en redes sociales, expertos en imagen corporal de la Universidad de Flinders, Australia, comenzaron a concientizar a todos los usuarios de Instagram a aplicar un “filtro” más consciente a la hora de difundir publicaciones de buena salud y estado físico.

Críticas y recomendaciones

Una de las críticas por el cual los especialistas dedicaron el estudio es porque se comprobó en otras anteriores investigaciones que las personas que siguen los pasos (de manera extrema) de los influencers de alto perfil, con respecto a la alimentación y ejercicios, adquieren una mayor presión social y psicológica, en especial en las niñas y las mujeres, ya que las publicaciones pueden generan emociones negativas sobre sí mismas y sus cuerpos.

Por ello, los expertos recomiendan que todos los usuarios sean más conscientes del riesgo de obsesionarse con un posteo, que sean más escépticos y que consideren o analicen en detalle si las imágenes que están viendo en las distintas redes sociales están manipuladas digitalmente.

Ivanka Prichard, autora principal y profesora asociada del Centro de Investigación SHAPE de la Universidad de Flinders, indica que “las personas que publican imágenes deben ser conscientes del impacto negativo potencial que pueden tener en los demás y ser alentadas a publicar imágenes diversas que sean más realistas para la población en general. También se les debe alentar a reflexionar sobre sus propias motivaciones y si esto los hace sentir mejor o peor consigo mismos, particularmente porque investigaciones anteriores han demostrado que publicar de forma continua conductas ‘ejemplares’ está relacionado con la alimentación desordenada y el ejercicio compulsivo”.

Paola Jara sabe muy bien como moldear su figura a través de una estricta rutina de ejercicios que no deben faltar en tu itinerario deportivo.
Tags

Lo Último


Te recomendamos