Estilo de Vida

Fue al médico por dolor en dedo del pie y recibe devastadora noticia: “Me dijo que me quedaban 4 días de vida”

Un hombre nunca imaginó que un dolor que sentía en dedo de su pie derecho pondría en riesgo su vida

Hace 5 años atrás, Richard Bernstein comenzó a sentir un extraño dolor en un dedo de su pie derecho, por lo que decidió ir al podólogo ya que pensó que había sufrido una fractura. Sin embargo, no le encontraron nada. Pero la molestia nunca se fue y dos años después aumentó, por lo que acudió a un médico.

Esto debido a que el dolor se extendió hasta su tobillo, afectando levemente su movilidad. El especialista en Medicina Deportiva que lo atendió tampoco dio con el problema, y en marzo de 2022, la pierna derecha del paciente se hinchó notablemente.

Ante esto, el hombre fue hasta su médico de cabecera, quien lo derivó hasta el Dr. Michael Grasso, director de Urología del Hospital Phelps, quien apenas lo vio, le entregó una devastadora noticia: “Me dijo que me quedaban cuatro días de vida”.

El diagnóstico

Acorde al New York Post, el médico le señaló que tenía un gran tumor canceroso en el riñón y un trombo tumoral que había crecido a través de la vena renal y llenaba la vena cava, que es la vena principal que drena al corazón.

Frente a esto, el doctor hizo que Bernstein fuera ingresado al Hospital Lenox Hill para realizarle un procedimiento para extirpar el tumor. Pero los exámenes previos a la operación detectaron nuevos inconvenientes.

En ese sentido, dos de las principales arterias coronarias del paciente estaban bloqueadas en un 99 % y su hígado estaba fallando.

Finalmente, los médicos debieron extirpar el tumor y realizar un bypass, en un procedimiento que se extendió por doce horas.

“No puedo decir que reconocí completamente la complejidad cuando entré, aunque Grasso me dijo que era complejo. No había mucho que pudiera hacer al respecto y (esa actitud) me ayudó a superarlo”, expresó Bernstein.

Los médicos le extirparon al paciente el riñón y el tumor, por lo que necesitó someterse a ningún tratamiento adicional. En la actualidad, el hombre se recupera del procedimiento y ya puede caminar sin ayuda.

“Mi consejo es que si algo anda mal y no lo encuentran, no dejen de buscar. Confía en tus sentimientos sobre tu propio cuerpo”, expresó finalmente Bernstein.

Tags

Lo Último


Te recomendamos