Estilo de Vida

Conozca los efectos espirituales y astrológicos de un eclipse de sol y luna

La alineación del sol, la luna y la tierra desata poderosas energías

Desde la antigüedad, los eclipses son fenómenos temidos por la creencia de que avisaban sobre catástrofes, plagas, revoluciones o la caída de un imperio.

El miedo se despertaba en las antiguas civilizaciones porque la ausencia del astro rey en pleno día, dejaba en oscuridad a la tierra cuando se trataba de un eclipse de sol.

En el caso de los eclipse de luna, al tornarse rojiza era una señal de malos augurios.

¿Qué es un eclipse?

La palabra eclipse viene del griego “ekleipsis”, que significa abandono. Y esto es precisamente un eclipse: la desaparición transitoria total o parcial de un astro por interposición de otro cuerpo celeste ante los ojos de un observador.

Un eclipse solar, que ocurre durante la Luna Nueva, literalmente torna el día en noche. Un eclipse lunar, que ocurre en Luna Llena, parece borrar a la Luna del cielo.

Lo que significan

Por la evolución de la ciencia y las investigaciones, sabemos que se tratan de fenómenos astronómicos que ocurren cada cierto tiempo donde el sol, la tierra y la luna se alinean en el Sistema Solar.

Para los astrólogos el significado es diferente, esta alineación desata poderosas energías que trae consecuencias en la vida de las personas.

En el mundo espiritual simbolizan transformaciones y marcan eventos importantes en la vida.

Por ejemplo, se cree señalan el término de un ciclo y el comienzo de otro, pero en un nivel más poderoso que una luna nueva o llena.

Los eclipse de 2022

A propósito del eclipse solar parcial que se dará este sábado 30 de abril, la tarotista Carolina Isava, aseguraba que este fenómeno, el primero de 2022, va a generar “cambios radicales y repentinos, por lo que podríamos experimentar una transformación en lo que valoramos y queremos”.

Según La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés) explica que en un año pueden ocurrir entre cuatro y seis eclipses en lunas nuevas o llenas.

Este año tendremos cuatro, eclipse parcial de sol este 30 de abril, eclipse lunar total el 15 - 16 de mayo, eclipse solar parcial el 25 de octubre y otro eclipse total de luna el 7-8 noviembre.

Los astrónomos explican que estos fenómenos llegan en pares y uno seguido de otro como ocurrirá en este 2022, reseñó La Opinión.

Impactan en la vida

El astrólogo Kyle Thomas tocó el tema para New York Post y dijo que estos eventos impactan en la vida de los seres humanos.

Precisa que los eclipses solares en lo espiritual tienden a “exaltar las emociones, representan alegría, amabilidad y nos embarcan en un camino nuevo”.

Mientras que los eclipse lunares “representan introspección, rompimientos, miedos, sombras y sentimientos subyacentes”.

Recomienda que antes, durante y después de estos fenómenos, los seres humanos “se dejen llevar por las energías del universo y acepten el cambio”.

“No es el mejor momento para tomar decisiones importantes en la vida o ser impulsivo, ya que aún no tiene toda la información”, dijo, al tiempo que recalcó que tampoco es propicio “realizar rituales o trabajos energéticos”.

Ser más realistas

Por otra parte, Isava considera que la potente luna nueva que estará este 30 de abril “activará cosas que teníamos que resolver”.

Este eclipse busca que “seamos más realistas y que valoremos las pequeñas cosas de la vida. También nos advierte que debemos trabajar la paciencia y la sensatez”.

En cuanto al simbolismo astrológico, dicen que afecta nuestro destino o karma, es decir, ocurren las cosas que estaban destinadas a suceder.

“Dependiendo de dónde se encuentren en su carta natal o de su signo del zodíaco, a menudo verá un cambio masivo en un área de su vida”, escribió Thomas en un artículo.

Los solares representan nuevos comienzos y oportunidades, mientras que los lunares simbolizan finales, rupturas o avances.

La revista española Bueva Vibra, resalta que un eclipse de Sol puede simbolizar la desaparición momentánea de nuestro potencial interior. Entonces sentimos la ausencia de poder personal, de voluntad, de la capacidad de visualizar metas.

Un eclipse lunar, en cambio, nos fuerza a comprobar nuestro pasado (Luna) a la luz de la experiencia actual. Así, puede relacionarse con confusión y momentos propicios para esconder, ocultar, fomentar o expandir “sombras” de manifestación emocional.

Tags

Lo Último


Te recomendamos