Entretenimiento

“Un parcero en Nueva York” llega a los cines para hacernos reír y llorar

Hoy se estrena ‘Un parcero en Nueva York’, la nueva película de Harold Trompetero, y Carlos Hurtado, Diego Camargo y Walther Luengas, sus protagonistas, nos contaron todo sobre el rodaje de esta emotiva comedia en la ‘Gran Manzana’.

Carlos Hurtado y Diego Camargo en Un parcero en Nueva York

Carlos Hurtado, Diego Camargo y Walther Luengas protagonizan “Un parcero en Nueva York”, la nueva película de Harold Trompetero que se estrena este jueves 18 de agosto en cines nacionales, pero que también tendrá estrenos en Perú, España y Nueva York, para la comunidad latina en esa ciudad.

¿Qué puede esperar la gente en Un parcero en Nueva York?

Carlos Hurtado: La gente tiene que ir a ver a su familiar, al primo, al tío, al vecino, al amigo, al hermano que se fue para otras tierras y que uno lo llama a pedirle favores y que es esa persona bonita que no se fue con torcidos ni nada, sino de verdad a buscar camello, a limpiar baños, a lavar loza. Todos tenemos alguien que pasó por esas, y eso es lo que van a ver y se van a sentir identificados en este personaje que es Armando Pulido Rico, “Cachitas”, un man camellador, echao pa’lante, que si hay que buscarse la vida vendiendo dulces, venga, lo hacemos. Es un homenaje a todos los quehaceres silenciosos, invisibles, y por ese lado fue que yo me fui, y eso es lo que van a ver, un personaje muy humano, muy bonito. Es una comedia para reír, pero también como para aguar el ojo.

Walther Luengas: Además, lo que tratamos de reflejar es eso, como una amistad de niños que es muy ingenua, que es muy honesta y creo que eso le da a la película la posibilidad de romper un poco con el tema de la comedia. Obviamente la película tiene muchos tiros de comedia y muchos apuntes que seguramente la gente se va a reír, pero haciéndola, ver la situación de ese drama y ese amor por el combo, hacen que te conectes de una vez.

¿Cómo fue trabajar con Trompetero en Nueva York?

Diego Camargo: Muy, muy, muy retador, muy rompedor. Además, justamente esta película es muy personal para Harold. Él tiene una conexión seria con el guion y con la historia que se está contando, así que requería abarcarlo desde un desde un tipo de humor distinto. No era el humor de gag, ni el humor sencillo, ni el humor de frases. No, esta era una cosa que tenía que salir del corazón. Mientras rodábamos algunas escenas en el metro se nos acercó alguien, una caleña, a preguntar que si este era el el sueño en Nueva York que está grabando, y nos dijo: “mirá allá” y había gente, compatriotas, durmiendo en el metro porque no tenían donde más. Entonces para nosotros estar viviendo y rodando entre los personajes reales que estábamos contando, nos obligó a ver el humor desde otro lado. Y Trompetero siempre ha tenido una cercanía entre la conexión emotiva y el humor. El humor obviamente es conexión emotiva, pero este es un humor que además te despierta cosas en el corazón y tiene unos bemoles súper, súper dramáticos y súper bonitos. Y esta película es tan dramática que te ríes de corazón. Y las escenas que son divertidas son dolorosas también. Es una película muy real, muy bonita y creo que es un tipo de humor que no se había hecho en cine.

Inevitablemente esta película me hace pensar en un clásico del cine colombiano que es El Inmigrante Latino, ¿esperan tener la trascendencia que tuvo esa película en su momento?

Carlos Hurtado: Mira, gracias por decirlo, porque además Carlos ‘el Gordo’ Benjumea tiene una escena en el mismo lugar en que nosotros grabamos. Harold me llevó a hacerla en el mismo lugar donde ‘el Gordo’ hace la escena de la dirección de la orquesta y fue muy emocionante estar en ese momento, en ese lugar. Y claro, si lográramos rasguñar un poquito de la grandeza del Inmigrante Latino sería hermoso, porque también es un homenaje a Gustavo Nieto Roa y al Gordo.

Precisamente por el tema de la migración, no es una película solamente colombiana, esto es una película latinoamericana que va a tener estreno en Perú, en España y en Nueva York. ¿Cómo se sienten con eso?

Walther Luengas: Sí, es un drama latinoamericano que va a tocar el corazón de las personas, porque no solamente es el tema del viaje como tal o de éste que se va, sino la amistad real, el verdadero valor de la amistad, el verdadero valor de la familia que nos tocó, para quienes de pronto no tienen una familia cercana. Es el dolor de que parta un hermano.

Diego Camargo: Yo me siento absolutamente honrado y orgulloso de esto, y pues una vez más se comprueba que cuando piensas local te haces universal, cuando hablas desde el corazón, de lo que sientes de verdad y de las cosas que llevas cargadas, es un lenguaje que se entiende en todas partes. Todo el mundo sueña con encontrar un lugar en el mundo y todo el mundo sueña con encontrar la felicidad, muchas veces esta está más cerca y no es necesario irse a atravesar el continente completo para ir a buscarla, pero esta es la historia de cualquier hombre, no solo de América Latina, de cualquier hombre árabe, de cualquier hombre de Croacia, Europa oriental, ruso, que está buscando unas condiciones mejores para tener una vida. Eso a mí me enorgullece. Y saber que la película se está recibiendo en Perú, que en España también se va a ver y que en Nueva York hay latinos que van a estar pendientes del estreno, pues es descubrir y volver a confirmar que cuando las historias cuentan historias de verdad hay que oírlas y todo el mundo tiene que conectarse con ellas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos